1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

RUTA III

 

Sahagún - Gordaliza del Pino - Vallecillo - Castrotierra de Valmadrigal - Castrovega de Valmadrigal - Valverde Enrique - Santa Cristina de Valmadrigal - Matallana de Valmadrigal.

Saliendo de Sahagún por el Camino de Santiago y siguiendo la carretera Nacional 120, a 12 Km.,se encuentra Gordaliza del Pino, cuya localidad ya figura en los S. X y XI con el nombre de Gordariza y Gordaliça del Pinnón, con la Iglesia de Nuestra Señora de Arbas.
Elaboración artesana de pastas y roscas.
La bodega cooperativa Unión del Páramo, donde se puede conseguir un excelente vino.
Continuando nuestro camino por la misma carretera 7 Km. mas adelante, nos encontramos con Vallecillo el primer pueblo de la RUTA DEL ANTIGUO SEÑORÍO DE VALMADRIGAL (que duró aproximadamente 400 años. Felipe II, en 1587, suprime dicho señorío).La
Iglesia de San Pedro,  tiene una torre que Gómez Moreno dató en el siglo XVI ( visitar su página web:
http://www.aytovallecillo.es/
 ) Tradicionalmente los mozos siguen cumpliendo con la costumbre de pinar el mayo la víspera del 1 de mayo por la noche y también con la de colocar el ramo en la casa de las mozas.

A 4 Km., por la misma carretera llegamos a Castrotierra de Valmadrigal, que fue capital y centro administrativo del antiguo señorío. El mapa arqueológico de la provincia de León sitúa en Castrotierra un castro preastur de la 1ª Edad del Hierro (900-450 a. de C.). El recinto castreño está ubicado al noroeste de la localidad y responde al tipo Soto de Medinilla (Valladolid). Mucho antes de la Edad del Hierro, en el período Achelense del Paleolítico, hubo hombres primitivos viviendo en la zona de Castrotierra.
Es típico el conjunto de bodegas excavadas en las defensas terreras de una fortaleza medieval hoy desaparecida. Este castillo, que era de tierra y disponía de un torreón circular, constituía la defensa armada del territorio del señorío. Los señores de este territorio eran los obispos de León. Los vasallos de las localidades de Valmadrigal estaban obligados a reparar el castillo cuando éste se deterioraba. Parece ser que la picota y horca se emplazaba a los pies del castillo, lugar donde aparecen muchos huesos humanos, probablemente pertenecientes a los delincuentes ejecutados.
Los vinos de la tierra elaborados con la uva prieto picudo se pueden degustar en la cooperativa vinícola Valmadrigal, fundada en 1969.
La procesión del encuentro de Semana Santa (Domingo de Resurrección) va acompañada de cánticos y es la más hermosa de la localidad.
Castrotierra todavía conserva muchas casas de barro y adobe, material de construcción típico de la zona.
Siguiendo nuestro camino, a 5 Km., nos encontramos Castrovega de Valmadrigal. El insigne obispo Cuadrillero mandó construir en ésta localidad un palacio y una gran bodega, así como una huerta. En el siglo XIX todavía se podían ver algunos muros del palacio. Bodega y huerta, de las que aún se conservan vestigios en nuestro días, siguen apellidándose " del obispo ". En la parte mas elevada de Castrovega existió un castro, fácil de defender gracias a sus pronunciados desniveles naturales y del que ya hablara César Morán en su memorable libro de viajes "Por tierras de León" (1925).
La Iglesia, está construida en el lugar donde estaba el antiguo castro. Otra iglesia, pero ésta en ruinas, se encuentra en La Veguellina, un pueblo ya prácticamente abandonado.
La espléndida festividad de La Cruz de mayo, celebrada el 3 de dicho mes, ha merecido el interés periodístico (Diario de León, Filandón 5-V-1998), entre otras razones, porque se reza un original credo.
A 1 Km., de ésta población siguiendo nuestro camino llegamos al cruce con la carretera Nacional 601 y 5 Km., a la izquierda de éste cruce se encuentra Valverde Enrique. En un antiguo documento figura un pueblo llamado Valverde de Valmadrigal. Seguramente se trata del actual Valverde Enrique, que tomó el nombre de un propietario destacado.
Iglesia de San Mamés, restaurada gracias al cuidado y la participación de los vecinos, iluminada con focos por la noche. Desde su entorno se puede contemplar un amplísimo territorio desde " el mirador del sur de León ".
Cuenta con un bosque de encinas de 60 hectáreas y lagunas frecuentadas por aves.
Desandando el camino que nos trajo hasta Valverde Enrique y dejado atrás el cruce con la N-120 llegamos a Matallana de Valmadrigal, a la entrada de ésta población, sale una carretera que nos llevará a Santa Cristina de Valmadrigal (2 Km.) para visitar su
Iglesia con su maciza torre fortaleza.
Ruiz de Alarcón sitúa la acción de su comedia " Los pechos privilegiados " (1634) en esta localidad. Santa Cristina posee un rico patrimonio en bodegas y palomares que despertarán el interés del viajero.
A nuestra vuelta, en Matallana, en la torre de
La Iglesia, se puede contemplar el reloj de sol más antiguo de la provincia de León (siglo XV).
Existen en la localidad dos talleres de alfarería abiertos a los visitantes y una fábrica de quesos.
Por San Cristóbal, el 10 de Julio, sus habitantes celebran una romería hasta su ermita a las afueras del pueblo. En esta romería. además de misa, procesión, comida campestre y baile, las mozas le cantan al santo un precioso ramo, adornado con puntillas y roscas, que finalmente se rifa entre los asistentes.
Es una de las zonas de mayor concentración de
Avutardas del norte de España y por tanto de toda Europa.
Siguiendo la carretera dirección León, volveremos a enlazar con el Camino de Santiago en la localidad de Mansilla de las Mulas.

RUTA II

Sahagún - Villapeceñil - Cea - San Pedro de Valderaduey - Renedo de Valderaduey - Joara - Sahagún.

Queremos en ésta jornada, mezclar unos lugares que nos muestran sus riquezas artísticas con otros que nos invitan al descanso y la degustación de unas buena viandas.
Saliendo de Sahagún con dirección a Cistierna, a unos 5 Km. nos encontramos Villapeceñil que fue feudo de la Abadía de Sahagún y se conserva su huella evidente en la torre y en la Iglesia de San Lorenzo. En el interior, el retablo mayor, fue donado por Tomás de Sierra, hijo. Es una obra brillante y armoniosa.
Saliendo de Villapeceñil en dirección a Cea, a  2 Km., nos encontramos con  Trianos, en esta localidad, estuvo el Monasterio de Santa Maria  la Real de Trianos, fundado en el siglo XII por la familia de los Tello Téllez de Meneses. Lo cedieron a los canónigos regulares de San Agustín, (bajo el patrocinio de los Reyes de Castilla y la Santa Sede), a los que relevaron en 1520 los dominicos que hicieron del monasterio un centro de estudios de renombre agregado a un colegio universitario y con facultad de conceder grados académicos. El estudio de Trianos, al que se habían aplicado rentas procedentes del priorato de San Miguel de Escalada, desapareció al ser desamortizados los bienes del convento y exclaustrados sus monjes. El retablo mayor de la iglesia monacal, se encuentra en la actualidad en la iglesia de Santa Cruz de las MM. Benedictinas de Sahagún, adonde fue trasladado desde su anterior emplazamiento: la iglesia de la Trinidad de Sahagún. Otro de los retablos del Monasterio se encuentra en la capilla de Jesús de la misma localidad.  (Santa María la Real de Trianos)
Siguiendo nuestro camino hasta la villa de Cea - la Mirífica Ceya, plaza estratégica codiciada por castellanos y leoneses en sus disputas territoriales, que restaurara hacia el 872 Alfonso III el Magno - a orillas del río de su mismo nombre, sobre el que podemos ver un bonito Puente, obra de Maestros transmieranos en 1638. Tuvo reformas y arreglos en el s. XVIII.
En un cerro que domina la villa y la vega, hay una torre semiderruida de un Castillo con dos o tres pisos que se encubrían con bóvedas de cañón ya hundidas. En tiempos fue muy considerado por su situación y se constata que sirvió de prisión del Rey navarro García I. Esta villa tuvo un floreciente núcleo judío y una importante trayectoria histórica ligada a nombres como el Rey Alfonso III, su poblador; el Rey Fernando I, hermano del Rey García de Navarra, y el Rey Felipe III que otorga el marquesado de Cea a D. Francisco de Sandoval. Hoy, como en otras poblaciones, nada nos hace adivinar esos tiempos tan florecientes.
En el s. X el Cronista Sampiro la llamó CIVITAS MIRÍFICA. Este titulo figuró hasta la Edad Media.
Varios señores la poseyeron y dominaron: Los Albuquerque, los Núñez de Guzmán y los Gómez de Sandoval y Rojas, Duques de Lerma, Denia y Uceda, señores de Cea y su término, en el s. XVII.
Cea, como ya decía el autor de la Picara Justina, está dividida en dos Barrios, el de Santa Maria y el de San Martín. Tuvo mas iglesias, pero hoy en día son las dos que existen, cada una en lo mas alto del barrio.
La Iglesia de Santa María, posee una imponente barbacana y entrada a la iglesia, obra de Juan de Bedia.
La Iglesia de San Martín, ha tenido mucha historia y también varias reformas. Parte del retablo mayor que aún se conserva fue obra de Pedro Pinos, escultor de Cea en 1631 (visitar su página web www.terra.es/personal/elceano/home.htm )
En la carretera hacia Cistierna y dentro de la población hay un cruce que nos lleva a la localidad de S. Pedro de Valderaduey, una vez llegados a ésta, tomamos la que nos conduce a Renedo de Valderaduey. Situado al final de la carretera, entramos en él y ante la posibilidad de confundirnos, lo mejor será preguntar a un vecino la forma de llegar a Fuente Entable, nombre con el que se conoce a uno de los manantiales que dan origen al río Valderaduey. Es este un lugar surcado de innumerables arroyos y regueras, entre robles y encinas, matorrales de urces y escobos o retamas con sus flores olorosas donde las abejas acopian el polen para llevar a las colmenas  que abundan en el lugar. Todo ello nos invita a dar cuenta de las viandas, acompañadas de un buen trago de vino en bota que pondremos a refrescar en la fuente. En las inmediaciones de Fuente Entable y dominando este paraje tan bello, se encuentra Ermita de San Roque, de hermosa arquitectura.
Salimos de Renedo por la carretera que nos llevará hasta Sahagún, y recorridos unos 6 Km. nos encontramos el pueblo de Villazanzo, sale una carretera a la derecha que indica Valdescapa, ( 3 Km.) donde veremos una Iglesia cuyo Retablo Mayor es de estilo Renacentista, de la segunda mitad del s.XVI. Otro retablo dedicado a San Antonio, de autor anónimo, de la primera mitad del s.XVII. (su página web: www.valdescapa.es).
Siguiendo la carretera que dejamos para entrar en Valdescapa, llegaremos a Joara, pequeña localidad en la que podemos admirar en su Iglesia de San Andrés,  un retablo de Cristobal Colmenares, recientemente restaurado, es una joya de arte de escultura y sobre todo de pintura. Pintado y dorado por el pintor leones Cristóbal de Colmenares en 1641. Escogió algunas historias de la vida, milagros y martirio de San Andrés.

RUTA I

Sahagún - San Pedro de las Dueñas - Arenillas de Valderaduey - Grajal de Campos.

Partiendo de Sahagún, en dirección a Mayorga, a 5 Km., nos encontramos con San Pedro de las Dueñas. El monumento principal es el Monasterio, que nació a la sombra de la Abadía de San Benito de Sahagún, fue fundado a finales del s. XI. y se construyó para albergar mujeres de la nobleza y grandes señoras ( dueñas ).
La Iglesia es de estilo románico-mudéjar, se comienza en piedra y se acaba en ladrillo. De planta basilical, sobre el presbítero de la capilla mayor se alza una torre totalmente de ladrillo, es de planta cuadrada y de sección progresivamente decreciente. Es digno de atención el conjunto de hasta dieciséis capiteles, llamando la atención el que representa el rostro de siete monjas, pero todos son muy instructivos.
Es de resaltar en la capilla mayor, el crucifijo a tamaño natural, obra del escultor  Gregorio Fernández (los eruditos aseguran que es el mejor de todos cuantos hizo) y un retablo del s. XVI.
Hoy día, el monasterio está habitado y atendido por una Comunidad de Monjas Benedictinas con Residencia para estancias de retiro y también de descanso, con hospedería y comedor para residentes y pasajeros.
Continuando por la misma carretera y después de pasar la localidad de Galleguillos de Campos, en un cruce a la izquierda, se encuentra la Iglesia de Santo Tomás, en  Arenillas de Valderaduey, de estilo románico - mudéjar y en su interior un precioso retablo alusivo a S. Juan de Sahagún (visitar su página web: 
https://www.facebook.com/Arenillas-de-valderaduey-243133322370446/

Volviendo sobre nuestros pasos y otra vez en S. Pedro de las Dueñas, atravesamos la discreta loma que separa la vega del río Cea de la del Valderaduey, en dirección a Grajal de Campos, que está a un paso (declarado Conjunto Histórico Artístico en 2007).
En ésta villa, señorío de D. Hernando de Vega, comendador mayor de Castilla a finales del s. XV, podemos admirar su Castillo Artillero, de aspecto cuadrado y unos 60 m. de lado, con torres cilíndricas en los extremos, llamando la atención los sólidos muros de piedra gris traída de la Montaña Palentina. Su construcción data de principios del s. XVI.
Son dignos de destacar El Palacio de los Condes de Grajal, anejo a la Iglesia de San Miguel Arcángel. Obra del primer tercio del s. XVI. La parte principal del palacio la hicieron los Maestros Arquitectos que trabajaban para los Comendadores Santiaguistas en La Mancha, Alcalá de Henares, Villarejo de Salvanés (Madrid) y otros lugares.
La Iglesia parroquial de San Miguel:Aunque es obra renacentista, de los s. XVI - XVII, su estilo y arte de ladrillo recuerdan el estilo comarcal mudéjar. Tiene una esbelta y bien plantada torre, sobre la que corre el ingenioso dicho de que tiene cinco esquinas y le falta una para tener cuatro. El dicho tiene su explicación sobre el terreno y ante la vista de la configuración de la torre.
Su interior está formado por tres naves cuyos arcos escarzanos se apean sobre gigantescas columnas toscanas. Tiene un magnífico retablo mayor, obra del escultor Roque Muñoz y un relicario que el Papa Paulo III donó en Roma a Doña Leonor Osorio, esposa de Don Juan de Vega.
Convento de Carmelitas:Convento e Iglesia, con el título de Nuestra Señora de la Antigua, fueron fundación de Doña Leonor Osorio. Los frailes Franciscanos estuvieron hasta los años de la Exclaustración y siguientes. En 1882, el edificio abandonado fue inaugurado como convento de Religiosas Carmelitas Descalzas. 
La vuelta a Sahagún, la podemos hacer, tomando la carretera Palencia-Sahagún, que pasa a los pies del Castillo, por su parte Norte.

 

Fuente Entable

 

Castrotierra de Valmadrigal

 

En relación con la iglesia, el titular de la parroquia de Castrotierra es San Pedro Apóstol. Esta iglesia fue donada por Fernando II de León a la sede legionense en 1165. Aún se pueden apreciar los restos de su primitiva torre, con ciclópeos muros de tierra pisada revestida de piedras y cantos. Las puertas de la entrada al pórtico con fecha de 1906 son obra del herrero Tomás Cancelo. Tanto el suelo empedrado como el techo del pórtico muestran la flor hexapétala encerrada en un círculo, símbolo de probable carácter funerario relacionado con los astures. De los cinco retablos que adornaban la iglesia de Castrotierra (dato extraído del inventario eclesiástico de 1909) sólo se ha conservado el del Cristo del Amparo, el Altar Mayor, con la estatua de San Pedro, que luce una artística arqueta del sagrario.
Merece la pena visitar las defensas terreras del antiguo castillo medieval, ya desaparecido. Alfonso X el Sabio mandó derribar el castillo de Castrotierra en el siglo XIII, pero aún permanecen los amontonamientos de tierra sobre los que se levantaba el fortín. En una bodega subterránea de la casa rectoral, se puede observar el tradicional sistema de calefacción a través de canales bajo el suelo, heredero de hipocausto grecolatino.

Iglesia de S. Pedro Apóstol

Bodegas

 

Conoce mejor Sahagún