1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Sahagún - San Pedro de las Dueñas - Arenillas de Valderaduey - Grajal de Campos.

Partiendo de Sahagún, en dirección a Mayorga, a 5 Km., nos encontramos con San Pedro de las Dueñas. El monumento principal es el Monasterio, que nació a la sombra de la Abadía de San Benito de Sahagún, fue fundado a finales del s. XI. y se construyó para albergar mujeres de la nobleza y grandes señoras ( dueñas ).
La Iglesia es de estilo románico-mudéjar, se comienza en piedra y se acaba en ladrillo. De planta basilical, sobre el presbítero de la capilla mayor se alza una torre totalmente de ladrillo, es de planta cuadrada y de sección progresivamente decreciente. Es digno de atención el conjunto de hasta dieciséis capiteles, llamando la atención el que representa el rostro de siete monjas, pero todos son muy instructivos.
Es de resaltar en la capilla mayor, el crucifijo a tamaño natural, obra del escultor  Gregorio Fernández (los eruditos aseguran que es el mejor de todos cuantos hizo) y un retablo del s. XVI.
Hoy día, el monasterio está habitado y atendido por una Comunidad de Monjas Benedictinas con Residencia para estancias de retiro y también de descanso, con hospedería y comedor para residentes y pasajeros.
Continuando por la misma carretera y después de pasar la localidad de Galleguillos de Campos, en un cruce a la izquierda, se encuentra la Iglesia de Santo Tomás, en  Arenillas de Valderaduey, de estilo románico - mudéjar y en su interior un precioso retablo alusivo a S. Juan de Sahagún (visitar su página web: 
https://www.facebook.com/Arenillas-de-valderaduey-243133322370446/

Volviendo sobre nuestros pasos y otra vez en S. Pedro de las Dueñas, atravesamos la discreta loma que separa la vega del río Cea de la del Valderaduey, en dirección a Grajal de Campos, que está a un paso (declarado Conjunto Histórico Artístico en 2007).
En ésta villa, señorío de D. Hernando de Vega, comendador mayor de Castilla a finales del s. XV, podemos admirar su Castillo Artillero, de aspecto cuadrado y unos 60 m. de lado, con torres cilíndricas en los extremos, llamando la atención los sólidos muros de piedra gris traída de la Montaña Palentina. Su construcción data de principios del s. XVI.
Son dignos de destacar El Palacio de los Condes de Grajal, anejo a la Iglesia de San Miguel Arcángel. Obra del primer tercio del s. XVI. La parte principal del palacio la hicieron los Maestros Arquitectos que trabajaban para los Comendadores Santiaguistas en La Mancha, Alcalá de Henares, Villarejo de Salvanés (Madrid) y otros lugares.
La Iglesia parroquial de San Miguel:Aunque es obra renacentista, de los s. XVI - XVII, su estilo y arte de ladrillo recuerdan el estilo comarcal mudéjar. Tiene una esbelta y bien plantada torre, sobre la que corre el ingenioso dicho de que tiene cinco esquinas y le falta una para tener cuatro. El dicho tiene su explicación sobre el terreno y ante la vista de la configuración de la torre.
Su interior está formado por tres naves cuyos arcos escarzanos se apean sobre gigantescas columnas toscanas. Tiene un magnífico retablo mayor, obra del escultor Roque Muñoz y un relicario que el Papa Paulo III donó en Roma a Doña Leonor Osorio, esposa de Don Juan de Vega.
 Ermita de la Virgen de las Puertas : Ubicada en un antiguo torreón que formaba parte de la muralla, data del siglo XVI. Hacia esta ermita se conduce la procesión que tiene lugar el 8 de septiembre en honor a Nuestra Señora de las Puertas.
Convento de Carmelitas:Convento e Iglesia, con el título de Nuestra Señora de la Antigua, fueron fundación de Doña Leonor Osorio. Los frailes Franciscanos estuvieron hasta los años de la Exclaustración y siguientes. En 1882, el edificio abandonado fue inaugurado como convento de Religiosas Carmelitas Descalzas. 
La vuelta a Sahagún, la podemos hacer, tomando la carretera Palencia-Sahagún, que pasa a los pies del Castillo, por su parte Norte.

 

Share

Conoce mejor Sahagún