1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Sahagún - Villapeceñil - Cea - San Pedro de Valderaduey - Renedo de Valderaduey - Joara - Sahagún.

Queremos en ésta jornada, mezclar unos lugares que nos muestran sus riquezas artísticas con otros que nos invitan al descanso y la degustación de unas buena viandas.
Saliendo de Sahagún con dirección a Cistierna, a unos 5 Km. nos encontramos Villapeceñil que fue feudo de la Abadía de Sahagún y se conserva su huella evidente en la torre y en la Iglesia de San Lorenzo. En el interior, el retablo mayor, fue donado por Tomás de Sierra, hijo. Es una obra brillante y armoniosa.
Saliendo de Villapeceñil en dirección a Cea, a  2 Km., nos encontramos con  Trianos, en esta localidad, estuvo el Monasterio de Santa Maria  la Real de Trianos, fundado en el siglo XII por la familia de los Tello Téllez de Meneses. Lo cedieron a los canónigos regulares de San Agustín, (bajo el patrocinio de los Reyes de Castilla y la Santa Sede), a los que relevaron en 1520 los dominicos que hicieron del monasterio un centro de estudios de renombre agregado a un colegio universitario y con facultad de conceder grados académicos. El estudio de Trianos, al que se habían aplicado rentas procedentes del priorato de San Miguel de Escalada, desapareció al ser desamortizados los bienes del convento y exclaustrados sus monjes. El retablo mayor de la iglesia monacal, se encuentra en la actualidad en la iglesia de Santa Cruz de las MM. Benedictinas de Sahagún, adonde fue trasladado desde su anterior emplazamiento: la iglesia de la Trinidad de Sahagún. Otro de los retablos del Monasterio se encuentra en la capilla de Jesús de la misma localidad.  (Santa María la Real de Trianos)
Siguiendo nuestro camino hasta la villa de Cea - la Mirífica Ceya, plaza estratégica codiciada por castellanos y leoneses en sus disputas territoriales, que restaurara hacia el 872 Alfonso III el Magno - a orillas del río de su mismo nombre, sobre el que podemos ver un bonito Puente, obra de Maestros transmieranos en 1638. Tuvo reformas y arreglos en el s. XVIII.
En un cerro que domina la villa y la vega, hay una torre semiderruida de un Castillo con dos o tres pisos que se encubrían con bóvedas de cañón ya hundidas. En tiempos fue muy considerado por su situación y se constata que sirvió de prisión del Rey navarro García I. Esta villa tuvo un floreciente núcleo judío y una importante trayectoria histórica ligada a nombres como el Rey Alfonso III, su poblador; el Rey Fernando I, hermano del Rey García de Navarra, y el Rey Felipe III que otorga el marquesado de Cea a D. Francisco de Sandoval. Hoy, como en otras poblaciones, nada nos hace adivinar esos tiempos tan florecientes.
En el s. X el Cronista Sampiro la llamó CIVITAS MIRÍFICA. Este titulo figuró hasta la Edad Media.
Varios señores la poseyeron y dominaron: Los Albuquerque, los Núñez de Guzmán y los Gómez de Sandoval y Rojas, Duques de Lerma, Denia y Uceda, señores de Cea y su término, en el s. XVII.
Cea, como ya decía el autor de la Picara Justina, está dividida en dos Barrios, el de Santa Maria y el de San Martín. Tuvo mas iglesias, pero hoy en día son las dos que existen, cada una en lo mas alto del barrio.
La Iglesia de Santa María, posee una imponente barbacana y entrada a la iglesia, obra de Juan de Bedia.
La Iglesia de San Martín, ha tenido mucha historia y también varias reformas. Parte del retablo mayor que aún se conserva fue obra de Pedro Pinos, escultor de Cea en 1631 (visitar su página web www.terra.es/personal/elceano/home.htm )
En la carretera hacia Cistierna y dentro de la población hay un cruce que nos lleva a la localidad de S. Pedro de Valderaduey, una vez llegados a ésta, tomamos la que nos conduce a Renedo de Valderaduey. Situado al final de la carretera, entramos en él y ante la posibilidad de confundirnos, lo mejor será preguntar a un vecino la forma de llegar a Fuente Entable, nombre con el que se conoce a uno de los manantiales que dan origen al río Valderaduey. Es este un lugar surcado de innumerables arroyos y regueras, entre robles y encinas, matorrales de urces y escobos o retamas con sus flores olorosas donde las abejas acopian el polen para llevar a las colmenas  que abundan en el lugar. Todo ello nos invita a dar cuenta de las viandas, acompañadas de un buen trago de vino en bota que pondremos a refrescar en la fuente. En las inmediaciones de Fuente Entable y dominando este paraje tan bello, se encuentra Ermita de San Roque, de hermosa arquitectura.
Salimos de Renedo por la carretera que nos llevará hasta Sahagún, y recorridos unos 6 Km. nos encontramos el pueblo de Villazanzo, sale una carretera a la derecha que indica Valdescapa, ( 3 Km.) donde veremos una Iglesia cuyo Retablo Mayor es de estilo Renacentista, de la segunda mitad del s.XVI. Otro retablo dedicado a San Antonio, de autor anónimo, de la primera mitad del s.XVII. (su página web: www.valdescapa.es).
Siguiendo la carretera que dejamos para entrar en Valdescapa, llegaremos a Joara, pequeña localidad en la que podemos admirar en su Iglesia de San Andrés,  un retablo de Cristobal Colmenares, recientemente restaurado, es una joya de arte de escultura y sobre todo de pintura. Pintado y dorado por el pintor leones Cristóbal de Colmenares en 1641. Escogió algunas historias de la vida, milagros y martirio de San Andrés.

Share

Conoce mejor Sahagún