1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

COCINA

" Lo que has de comer, ponlo tu a cocer "

Aceite. Albóndigas enteras. Alcachofas. Arroz entero. Arroz muy suelto. Atún mas sabroso. Bacalao en Sal. Beicon. Bechamel sin grumos. Bizcocho. Buñuelos. Café. Calamares mas blandos. Callos. Carne asada. Cebolla que pica. Cerdo asado. Claras firmes.  Cocer bogavante. Cocinar rape. Coliflor sin olor. Conserva los aromas. Conservar carne. Conservar cebollas. Conservar el chocolate. Conservar la Piña. Conservar mejor los espárragos frescos. Cordero. Churros. Deliciosa "gabardina". Delicioso basmati. Desalar el bacalao. Desinfectar las verduras. Ensaladas. Exceso de sal. Fritos crujientes. Garbanzos tiernos. Gazpacho gustoso. Gratinado delicioso. Guiso caldoso. Guiso salado. Guisos de carne. Guisos pegados. Hamburguesas secas. Hígado en su punto. Hojaldre. Huevos escalfados. Huevos en verano. Huevos pochados. Jamón. Lavar mejillones. Lentejas. Levadura de emergencia. Limón. Mahonesa cortada. Mahonesa diferente. Marinar la carne. Marisco. Mas sabor a tus ensaladas. Masa crujiente. Mejillones duros. Melón digestivo. MollejasMorcillas de arroz. Morcillas troceadas. Muesli casero. Natillas. Paella. Pastel. Patatas muy crujientes. Pelar la calabaza. Pelar tomates. Pescado congelado. Pescado a la plancha. Pescado a la sal. Pescado bien fresco. Pimientos asadosPizza. Plátanos maduros. Pollo crujiente. Preparar bien la pasta. Pulpo. Puré de patatas. Queso. Queso de cabra. Queso gruyére. Rehidratar la pasta, Riñones. Salar setas. Salchichas. Sobras de quesoSopa de arroz. Sopas de pescados o mariscos. Tomates sabrosos. Tomates verdes. Tortilla esponjosa. Vinagre. Vino. Yogur. Yemas de huevo. Zanahorias.

HOGAR

" Usa de los remedios según te vaya con ellos "

Abrigos de piel. Aceitera. Acero amarillento. Acero brillante. Acero inoxidable sin brillo. Agua de colonia. Ahuyentar cucarachas. Alfombras Nuevas Antipolillas natural. Arañazo en un mueble. Azulejos impecables. Bañera de porcelana. Barbacoa y mosquitos. Bisutería oscura. Bolsa de agua caliente. Brillos en la ropa. Cables ordenados. Cacerola quemada. CD atascado. Cepillo de dientes. Cisterna sin averías. Corcho sin barnizar. Cremalleras. Cristales con marcas. Cubiertos con óxido. Cubiertos de plata. Chimenea limpia. Desagües sin atascos. Desinfectante. Dobleces en la alfombra. Dvds rayados. Encimeras de acero. Freidora. Fregadero atascado. Frigorífico. Gafas. Gatos. Gres brillante. Grifos brillantes. Grifos con cal. Hielo en el parabrisas. Hormigas. Horno limpio. Insecticida eficaz. Interruptores limpios. Libros de cuero. Loza agrietada. Madera con agujeros. Maderas mas claras. Manchas en la plancha. Manga improvisada. Mampara sin cal. Mamparas de metacrilato. Mando de la TV. Manteles con manchas. Mármol blanco. Muebles impecables. Muebles de Bambú. Objetos de estaño. Olor a pescado. Olla a presión limpia. Óxido en la madera. Paños con pelusa. Persianas de aluminio. Pinceles apelmazados. Planchar seda. Plata brillante. Plata con arañazos. Plata opaca. Polvo en el televisor. Pomos cromados. Porcelana amarillenta. Posos del café. Prendas que destiñen. Restos de cemento. Restos de silicona. Ropa amarillenta. Ropa desteñida. Ropa y malos olores. Sanitarios con rayas. Sartenes de hierro. Sartenes que se pegan. Sin olor a pintura. Sofá de piel. Suavizante casero. Tablas sin olor. Tapicerías delicadas. Teclado bien limpio. Teléfono móvil. Termos limpios Toallas suaves. Trípode casero. Utensilios de metal. Velas sin goteo. Ventanales correderos.Vidrios. Visillos sin apresto. Zapatillas impecables. Zapatos brillantes. 

LAVADO DE ROPA

Cortinas. Medias. Muñecos de peluche. Pantalones de pana. Prendas que tienen bordados. Ropa blanca. Ropa de color. Ropa de encaje blanca. Ropa de encaje, negra u oscura. Suéteres que mermaron al lavazr

MANCHAS

" La limpieza es media riqueza "

Cuellos de camisa. De aceite. De agua. De alquitrán en la alfombra. De barro en alfombras. De betún en la alfombra. De bolígrafo. De café. De Cereza. De chicle. De chocolate. De cloro. De grasa. De grasa en la alfombra. De hierba. De huevo. De mercromina. De miel. De mostaza. De naranja. De nata pastelera. De oxido en los balcones De pegamento blanco. De resina. De sangre. De sudor. De tinta. De vino en el mantel. De vino en ropa de color. De vino en ropa blanca. De zumo de fruta. En el inodoro. Desmanchar ropa teñida.

 

COCINA

 

ACEITE

Para saber si es de oliva, haz lo siguiente: Echa dos cucharadas de aceite en un vaso y viértele encima dos gotas de agua oxigenada. Sólo si se queda de color verde quiere decir que es de oliva. Si su tono se vuelve rosáceo o gris significa que se trata de aceite de girasol o de cacahuete.
Si el aceite se ha ennegrecido durante la cocción, puedes aclararlo rápidamente friendo en el un par de ramitas de perejil fresco.
También pela una patata y échala en la sartén. Sácala cuando esté dorada y el aceite estará listo para volver a freir.
Puedes hacer lo mismo con la piel de un limón, que al igualq ue la patata, absorberá el olor dejado en el aceite por los otros alimentos.

ALBÓNDIGAS ENTERAS

Si te humedeces las manos antes de trabajar las albóndigas, las harás mejor ya que no se te pegará la masa.
Para que las albóndigas no tengan un sabor tan fuerte, añádeles a la carne picada jamón de york cortado a trocitos. A los niños les encantará.
Para que liguen bien, añade a la carne picada un huevo bien batido.
Cuando las vayas a preparar, mezcla con la carne picada un poco de miga de pan o de pan rallado, después, introdúcelas en el frigorífico 10 minutos antes de freírlas. Quedarán muy jugosas.
Pásalas por harina antes de echarlas en la sartén.
Alos niños les encantará que les sirvas las albóndigas ensartadas en unas brochetas con tomates cherry y trozos de bacon. Báñalas con su salsa y al plato.
Si colocas las albóndigas con su salsa dentro de un panecillo, cuanto más pequeño mejor. Resulta ideal para cenas frías.

ALCACHOFAS

  • Muchas veces las alcachofas en conserva se impregnan del sabor de las latas que las contienen. Para eliminarlo, acláralas con agua hirviendo antes de cocinarlas (ya sean hervidas, fritas, rebozadas...).

  • No cuezas las alcachofas en ollas de aluminio o hierro, porque las ollas se mancharán de gris.

  • Para evitar que se decoloren, coloca las alcachofas en un baño de agua fría con una cucharada de vinagre una hora antes de cocerlas, o sumerge la base recortada en zumo de limón.

ARROZ ENTERO

Si el arroz de la paella está algo entero, aunque ha consumido todo el caldo, retíralo del fuego, cubre el recipiente en el que lo estés preparando con un paño húmedo y mantenlo así durante 5 minutos. Luego, deja que repose otros 5 minutos más destapado.

  • Para quitar al arroz el sabor a quemado, coloca un trozo de pan blanco fresco, preferentemente la corteza, encima del arroz y cubre la cazuela. El mal sabor desaparecerá en pocos minutos.

ARROZ MUY SUELTO

Aunque hay mil maneras para que el arroz no quede apelmazado, al final acaba pegándose: hecha el arroz en la cacerola cuando el agua hierva a borbotones y, a continuación, añade el zumo de medio limón y una cáscara. No lo remuevas con cucharas o paletas que no sean de madera.

ATÚN MAS SABROSO

Sálalo el día anterior de cocinarlo con sal marina gruesa y sin refinar, e introdúcelo - tapado con film transparente de cocina - en el frigo durante 24 horas. Cuando vayas a cocinarlo, lávalo en agua fría para eliminar la sal y déjalo sumergido en aceite de oliva hasta el momento de utilizarlo.

BACALAO EN SAL

Si tienes prisa por desalar el bacalao, introduce los trozos en un recipiente que contenga leche tibia y tres dientes de ajo sin pelar. Procura que el líquido lo cubra, así, se desalará con facilidad en unas horas.
También puedes añadir unas migas de pan al agua del remojo. El pan absorberá la sal.

BEICON

Evitarás que el beicon, por fino que sea, se rice al freírlo si lo sumerges previamente en agua muy fría.

BECHAMEL SIN GRUMOS

Cuando la hayas cocido completamente, déjala enfriar dos minutos e introduce el brazo de la batidora accionándolo unos segundos.

BIZCOCHO

Errores típicos por lo que un bizcocho no sube como debe: Si sube solo formando una montaña en el centro es que la temperatura del horno es demasiado alta; sin embargo, si el bizcocho sube por los lados y el centro queda hundido es que la temperatura es baja. Controlando estas cuestiones conseguirás que el bizcocho te quede perfecto.
Conseguirás un bizcocho exquisito si frotas un terrón de azúcar en una cáscara de naranja o de limón hasta que quede bien impregnado con su aroma. Añade el terrón a la masa.
Si cuando le sacas del horno observas que ha quedado demasiado reseco, rocíalo con unas gotas de zumo fresco de naranja o de cualquier otra fruta que tenga mucho jugo, y déjalo reposar unas tres horas.
También puedes volver mas esponjoso el bizcocho reseco si le practicas varios agujeritos con un palillo en la superficie y después le echas por encima un chorrito de licor. En este caso también debes dejar que repose después para que el licor haga su efecto.
Para evitar que el bizcocho se reseque demasiado mientras se hace, acostúmbrate a cubrir la bandeja con un buen trozo de papel de estraza o de aluminio antes de meterlo en el horno.

BUÑUELOS

Para que los buñuelos te queden superligeros, añade a la masa una cucharada de levadura y trabájala bien.
Cuando hayas preparado la masa, tápala y déjala reposar, durante unas seis o siete horas, en un lugar cálido.
Te quedarán menos aceitosos si añades en el último momento un chorrito de vinagre a la masa. Después, prepáralos como de costumbre.
Para que los buñuelos de viento hagan honor a su nombre y queden huecos, es importante freírlos a fuego muy lento.

CAFÉ

Si quieres disfrutar de todo el aroma del café, cómpralo en grano y cuando vayas a molerlo añádele una pizca de sal y un terrón de azúcar.
Otro truco para que conserve todo su aroma y puedas saborearlo, es guardar el café en un recipiente hermético con una corteza de naranja.

CALAMARES MAS BLANDOS

Se escaldan las anillas y los tentáculos (siempre bien limpios y cortados) en agua hirviendo salada durante 5 minutos. Después, escúrrelos completamente y sofríelos en una sartén antiadherente con abundante aceite caliente.
Si quieres que los calamares a la romana que vas a preparar queden mucho mas esponjosos, bate el huevo y añade un buen chorro de zumo de limón. Aparte mezcla la harina con un poco de levadura en polvo.

CALLOS BIEN TIERNOS

Antes de cocinarlos, ponlos en remojo durante una hora en un recipiente con agua a la que habrás echado un buen chorro de vinagre.
Para que no te queden duros al cocerlos, échalos en la olla con el agua fría, nunca cuando el agua esté caliente o haya empezado a hervir.

CARNE ASADA

Sirve para todas las carnes. Colocarla el día anterior tapada con agua y sal. Al día siguiente coloque la carne en el horno y quedará crujiente y sabrosa.

CEBOLLA QUE PICA

Si las vas a consumir crudas, déjalas ya cortadas en un remojo de agua fría durante media hora aproximadamente y, a continuación, escúrrelas bien; si las vas a guisar, introdúcelas en una cacerola con agua hirviendo durante 3 minutos y retíralas del agua pasado ese tiempo.

Para que no te lloren los ojos al picarlas, las puedes dejar en agua tibia un rato o también dejarlas en la nevera unas horas.

CERDO ASADO

Cuando vayas a asar carne de cerdo en el horno, además de precalentar el horno, riega la carne de vez en cuando con cerveza: conseguirás una costra dorada muy bonita y un delicioso sabor.

CLARAS FIRMES

Añade una pizca de bicarbonato durante el batido: no se altera el sabor y le dará mucha mayor consistencia.

COCER BOGAVANTE

Se debería cocer siempre en agua de mar, pero si no la tienes a mano, lo ideal es utilizar agua del grifo en la que disolverás unos 40 g. de sal gorda. Antes de poner a cocer el bogavante, la sal debe estar bien disuelta.

COCINAR RAPE

El rape es un pescado que, por sus especiales características, casi siempre se encoge o se riza al cocinarlo. Un truco muy sencillo pero efectivo para que mantenga su buen aspecto al cocerlo es el de eliminar las pieles que lo envuelven.

COLIFLOR SIN OLOR

Para evitar que el olor a coliflor inunde tu cocina cuando la estás cocinando, introduce en el agua de cocción un puñadito de comino.

CONSERVA LOS AROMAS

Si te gusta cocinar con hierbas aromáticas y prefieres que sean frescas, has un acopio de ellas en el congelador. Pica bien perejil, romero, mejorana o la hierba que prefieras tras lavar y secar bien las hojas. Después introdúcelas por separado en unos trocitos de papel de aluminio y mételos en el congelador. Cuando las necesites solo tendrás que retirar la porción de hierba que desees y utilizarla directamente en el guiso, sin necesidad de descongelar.

CONSERVAR CARNE

Para que se conserve durante mas tiempo en el frigorífico de casa sin que empiece a desprender mal olor. La introduces en un recipiente que tenga una rejilla en la base, para que los jugos que vaya soltando no acaben estropeando la pieza de carne. Colócala en la parte mas fría de la nevera.

CONSERVAR CEBOLLAS

Si partes una cebolla, previendo que sólo usarás la mitad, envuelve el trozo sobrante en papel de aluminio e introdúcelo en el frigorífico.

CONSERVAR EL CHOCOLATE

El truco para que se conserve en perfecto estado y para que siempre esté delicioso a la hora de saborearlo consiste en conservarlo entre 15 y 18ºC: si hace demasiado calor es mejor introducirlo en el frigorífico, en la zona de menos frío y dentro de un recipiente hermético para protegerlo de olores y que el frío no lo haga cristalizar.

CONSERVAR LA PIÑA

La mejor forma de degustar el sabor de una piña es comprarla en su punto, sin zonas blandas y con el penacho verde brillante y terso. Pero es importante no conservarla en el frigorífico, porque el exceso de frío hace que su pulpa se vuelva blanda (sin madurar). Por eso, conservarla fuera del frigorífico e introducirla sólo cuando se vaya a consumir, para enfriarla un poco.

CONSERVA MEJOR LOS ESPÁRRAGOS FRESCOS

Se conservarán en buen estado durante 48 horas siempre que los envuelvas en un paño húmedo y los conserves de pié, con la punta hacia arriba. Si no lo haces, podría volverse duros antes de tiempo.

CORDERO

Si en casa no os gusta el sabor de la carne de cordero, podéis matizarla un poco si la rociáis en crudo con un chorrito de vinagre de vino tinto diluido en un chorrito de agua.

CHURROS

Conseguirás unos churros de profesional, vertiendo el agua en un cazo con la mantequilla y una pizca de sal. Cuando rompa a hervir, añade la harina y trabaja la masa en el fuego hasta que se desprenda del cazo.

DELICIOSA GABARDINA

Para rebozar gambas, verduras u otros alimentos, la clave está en la mezcla de los ingrediente y las cantidades que son: 150 g de harina, 15 g de levadura de panadería, 1/2 cucharadita de sal y medio litro de agua. Mezcla los ingredientes y déjalos reposar media hora cubiertos con un trapo. Después solo tienes que introducir el alimento y freírlo.

DELICIOSO BASMATI

El arroz basmati es uno de los mas deliciosos y apetitosos. Para prepararlo bien: hiérvelo en el doble de su volumen de agua, escúrrelo y déjalo envuelto en una gasa de tela bien limpia hasta el momento de llevarlo a la mesa.

DESALAR EL BACALAO

Para desalar correctamente el bacalao por los trozos con la piel hacia arriba en agua fría durante 12 horas cambiando el agua en cuatro ocasiones. Cada vez que cambies el agua, debes limpiar a conciencia el recipiente, rellenarlo con agua fresca e introducir de nuevo los trozos de bacalao en él. Es preferible que repitas esta operación durante 12 horas más.

DESINFECTAR LAS VERDURAS

Una simple solución de agua y de bicarbonato de sodio al 4% (una media cucharadita por litro) es el truco mas eficaz para lavar y eliminar las bacterias y pesticidas de la lechuga, escarola, uvas, fresas, brócoli... Dejándolas 5 minutos en remojo, conseguirás que las verduras y frutas estén listas para ser ingeridas.

ENSALADAS

Dice el refrán que cuatro hombres se necesitan para hacer una ensalada:

  • 1 sabio para la sal.

  • 1 avariento para el vinagre.

  • 1 pródigo para el aceite.

  • 1 loco para revolverla.

EXCESO DE SAL

¿Tu guiso ha quedado demasiado salado? añade un chorro de gaseosa y deja reposar unos minutos removiendo de vez en cuando. Pruébalo y ¡habrá desaparecido el exceso de sal!

FRITOS CRUJIENTES

Para obtener un frito crujiente hay que freír siempre con el aceite muy caliente y "alto" (de forma que los alimentos permanezcan sumergidos y así se sellen enseguida). Para no consumir demasiado aceite, hay que utilizar una sartén estrecha y con bordes altos.

GARBANZOS TIERNOS

Para que los garbanzos secos queden tiernos hay que ponerlos a cocer en agua templada (ni caliente ni fría) y, si tienes que añadir agua, porque la ha absorbido o se ha evaporado, procura que esté caliente. Por último, no los sales hasta casi finalizar la cocción, porque la sal la retrasa endureciendo los garbanzos.

GAZPACHO GUSTOSO

Frota con medio diente de ajo la sopera en la que vayas a servirlo.

GRATINADO DELICIOSO

Ralla un trozo de queso del que más te guste con el rallador de agujeros finos y mezcla el queso con un puñadito de pan rallado. Espolvorea la mezcla sobre la preparación y gratina. Te quedará una bonita presentación y estará delicioso.

GUISO CALDOSO

¿ Has preparado un plato guisado que debería haber quedado menos caldoso ? Resuélvelo rápidamente añadiendo al guiso unos copos de puré de patata. Remueve suavemente y espera a que espese.

GUISO SALADO

Cuando un guiso te queda demasiado salado, recurre a éste sencillo truco para reparar el sabor: echa un poco de gaseosa en la cazuela o cacerola y deja que el guiso repose durante unos minutos. Después, pruébalo.

GUISOS DE CARNE

Quedarán mas sabrosos dejándolos en reposo unas horas antes de servirlos, así se intensifica su aroma. Antes de servirlo, calentarlo unos minutos a fuego lento.

GUISOS PEGADOS

Si se os han pegado las lentejas o el arroz, extended sal en una mesa y colocad la cazuela sobre ella dejándola durante unos minutos. Nadie notará el sabor a quemado.

HAMBURGUESAS SECAS

Para evitar que queden secas cuando se fríen, hazlas la mitad de tiempo con la sartén tapada y no utilices demasiado aceite. De esta manera, el vapor que queda dentro del recipiente las mantiene mas jugosas y tiernas.

HÍGADO EN SU PUNTO

  • Si cuando preparas filetes de hígado, te quedan duros, haz lo siguiente: pásalos por un velo de harina, dóralos en la sartén con aceite sólo durante 3-4 minutos y sálalos solo al final de la cocción.

  • El hígado adquirirá una textura particularmente suave si primero se remoja en leche. Refrigéralo dos horas aproximadamente, sácalo, sécalo con sumo cuidado, empánalo y fríelo ligeramente.

  • También se puede remojas en jugo de tomate durante dos o tres horas antes de asarlo o freírlo.

HOJALDRE

Para hacer hojaldre es preciso tener en cuenta las siguientes consideraciones previas:

  1. La harina, siempre de trigo, ha de ser "flor de harina". Se emplea mantequilla o margarina. Estas grasas pueden utilizarse solas o mezcladas por igual con manteca de cerdo.

  2. El hojaldre debe tener una proporción de tres partes de grasa por cuatro de harina, lo que significa que para un kilo de harina se necesitan 750 gramos de mantequilla. Del mismo modo, si se usan 200 gramos de harina, la cantidad de grasa será de 150 gramos.

  3. El hojaldre de mejor calidad es el que se hace manteniendo el frío en todo el proceso previo a su cocción. Como consecuencia:

  • La grasa se toma directamente de la nevera y, si estuviera muy dura, se ablanda un poco con la mano antes de empezar a trabajarla.

  • La masa se mezcla con una proporción relativamente alta de agua fría para que quede elástica.

  • Se aconseja enjuagarse las manos con agua fría antes de empezar a trabajar. Para no calentar la masa conviene trabajarla deprisa y amasarla poco.

  • La masa necesita reposar en la nevera o en un lugar frío. Su éxito consiste en tenerla bien fría cuando se mete en el horno.

  1. Se extiende la masa uniformemente con golpecitos cortos hacia adelante, utilizando un rodillo de pastelería y procurando mantener los bordes derechos y las esquinas en ángulo recto.

  2. Si la masa se ablandase demasiado, conviene hacer una interrupción y meterla de nuevo en el frigorífico para que enfríe. 

  3. Para dejar reposar la masa se utiliza un plato espolvoreado de harina y se cubre después con un paño humedecido o bien con un papel transparente. Así se evita que se reseque o que se forme corteza en su exterior.

  4. Al utilizarla después del reposo, se espolvorea con harina tanto la superficie donde se trabaja como la propia masa y se extiende cuidando de manipularla sólo lo imprescindible. El zumo de limón que lleva entre sus ingredientes ayuda a estirarla.

  5. El horno debe estar bien caliente -200 grados-; ello favorece que la masa suba y que la grasa se derrita, así el hojaldre quedará tierno.

  6. Las masas hojaldradas se pueden congelar, aunque es preferible que éstas estén sin cocinar. Para congelarlas es necesario envolver el bloque de masa en papel transparente. Se calcularán unas dos horas de descongelación a temperatura ambiente, antes de utilizarlas.
    También se pueden cocinar congeladas.

  7. La masa de hojaldre se emplea para preparar empanadas, volovanes (vol-au-vents), pasteles salados y, en repostería, para milhojas, palmeras, pasteles y tartas.

INGREDIENTES

200 gramos de harina, 150 gramos de mantequilla o margarina, 1 cucharada de zumo de limón, 1/2 cucharadita de sal, harina para espolvorear.

PREPARACIÓN

Se pone a un lado de la mesa o lugar donde se vaya a preparar la masa un poco de harina para espolvorear. Se mezclan en una fuente la harina, la mantequilla, que puede ablandarse con las manos previamente, siete u ocho cucharadas de agua fría, el zumo de limón y la sal.
Una vez esté todo unido, se espolvorea con harina la mesa limpia y se coloca la masa en el centro formando una bola sin amasar demasiado. Se extiende con un rodillo bien enharinado dando golpecitos hacia adelante hasta obtener un rectángulo, manteniendo los bordes derechos y las esquinas en ángulo recto, sin entrantes ni salientes, haciéndola girar en el sentido de las agujas del reloj.
En caso de quedar alguna parte desnivelada, se empuja hacia el interior con un cuchillo. Se pliega entonces la masa por uno de los extremos más cortos hacia el centro y luego el otro. Se dobla después por arriba hasta formar un rectángulo más pequeño y se aprieta con el rodillo para cerrar herméticamente la masa.
Se deja reposar unos 15 minutos y, transcurrido este tiempo, se gira la masa hacia la derecha para proceder a un segundo pliegue. Se esparce de nuevo con el rodillo enharinado formando un rectángulo de las mismas dimensiones que al principio. Se dobla y se presiona la masa con el rodillo para que los bordes permanezcan pegados.
Se repite este proceso tres veces más, dejando reposar la masa un cuarto de hora cada vez. Por último, se espolvorea con harina, se cubre con un paño húmedo -o se envuelve con papel transparente- y se introduce en la nevera; o bien se coloca la masa en sitio fresco durante al menos 30 minutos. Resulta mejor cuanto más tiempo se deje reposar.

HUEVOS ESCALFADOS

Si te gustan, pero detestas que la clara se extienda demasiado, introduce en el agua de cocción una cucharada de vinagre de vino blanco. Y, además, cuando rompas los huevos en el agua, y tras unos segundos, ve recogiendo la clara alrededor de la yema con ayuda de una paleta.

HUEVOS EN VERANO

El verano no es la mejor época para la puesta de los huevos: son mas aguados, claros y menos consistentes. ¿ El truco para escoger bien ? Elegir siempre el mas pequeño, ya que tendrá mas yema y menos clara; los mas grandes son los mas aguados.

HUEVOS POCHADOS

Corta un trozo de film plástico para alimentos y casca un huevo en su interior; anúdalo de forma que el huevo no pueda salirse. Después, introdúcelo durante 2 minutos y medio en agua hirviendo con un poco de vinagre y sácalo.

JAMÓN

Si las lonchas o los tacos de jamón cortados se han quedado muy secos, puedes devolverles su frescor si los cubres con una servilleta o un paño humedecido en agua salada. El paño debe estar bien escurrido. Deja el jamón así durante tres horas, luego airéalo durante un cuarto de hora y ya estará listo para comer.
Para contrarrestar la sal del jamón serrano, sumérgelo durante una hora en leche. Antes de consumirlo, acláralo y deja que se seque bien.
También puedes quitarle el sabor salado al jamón si lo colocas en lonchas en una olla al vapor durante tres o cinco minutos, dependiendo de su grosor.

LAVAR MEJILLONES

Raspar las impurezas de las conchas con ayuda de un cuchillo tirando también de las barbas que tienen. Se lavan y se introducen en un recipiente de agua con sal removiendo un poco para que suelten la arena. Después, escúrrelos y lávalos de nuevo con agua fría.

LENTEJAS

Si cuando hagas lentejas estofadas les echas casi al final de la cocción un chorrito de aguardiente o de vino oloroso, te quedarán mucho más sabrosas.
Si echas en el agua una ramita de perejil, las legumbres no se oscurecerán durante la cocción y conservarán su color natural.
Si te han quedado muy caldosas, un truco formidable para espesarlas consiste en hervir un huevo duro, machacarlo con un tenedor y añadirlo al caldo mezclando muy bien.

LEVADURA DE EMERGENCIA

Si necesitas levadura para preparar un plato y no tienes a mano, puedes sustituirla por la siguiente mezcla: un vasito de agua caliente con una cucharadita de bicarbonato y un chorro de una bebida gaseosa, por ejemplo la tónica.
También puedes usar cerveza (un chorro) con harina (un puñadito).

LIMÓN

Si quieres sacarle hasta la última gota, coloca el limón bajo el chorro de agua caliente y hazlo rodar por una superficie dura antes de exprimirlo.
También soltará mucho más jugo si lo metes en el horno precalentado unos instantes.
Si sólo necesitas unas gotas, no desperdicies el limón partiéndolo por la mitad y dejando que se seque. Pínchalo con un palillo y extrae las gotas que necesites.
Para recuperar un limón partido que se ha secado, sumérgelo cinco minutos en agua hirviendo.

MAHONESA CORTADA

Si se te corta la mahonesa prueba a recuperarla añadiendo unas cucharadas de agua fría (preferentemente del frigo) y sigue batiendo. Seguro que se vuelve de nuevo consistente.
Para que no se corte saca el huevo de la nevera medio hora antes de prepararla. Mueve las yemas siempre hacia el mismo lado y a un ritmo constante. Incorpora el aceite al principio gota a gota y después con un hilo muy fino.
Si intuyes que se va a cortar, échale a la mahonesa un chorrito de brandy o limón y trabájala con sumo cuidado.
Si la has preparado a mano y te ha quedado muy espesa, añade un chorrito de leche o de nata líquida y bate con energía hasta que pierda el espesor.
En cambio si la preparaste en la batidora, añades unas gotas de agua poco a poco hasta conseguir la textura que desees.

MAHONESA DIFERENTE

Puedes hacer que tus mahonesas tengan sabores diversos, incorporando cada vez un ingrediente diferente: como ajo o perejil picadito, una pizca de curry o mostaza en polvo, pimentón, guindilla, remolacha...

MARINAR LA CARNE

Para que la carne marinada quede perfecta y no acabe resecándose, no añadas sal a la carne cruda mientras está marinando, ya que la sal acaba cociendo el alimento y tras la cocción a la que la someteremos, puede acabar resultando demasiado seca.

MARISCO

Como cocerlo: Si está vivo, debe echarse cuando el agua esté en su punto máximo de ebullición. Si no lo está, se cocerá en agua fría.
Para darle más sabor, añade al agua de la cocción una pizca de sal, un par de hojas de laurel y si te gusta darle un toque picante, pimienta negra en grano.

MAS SABOR A TUS ENSALADAS

Si preparas ensaladas de pasta o de arroz, procura aliñarlas con tiempo. Es decir, rocíalas con aceite y vinagre y déjalas macerar durante una media hora: potenciarás el sabor de este refrescante plato, la estrella del verano.

MASA CRUJIENTE

Si acostumbras a prepararte la masa para las pizzas y quieres que el resultado final sea mucho mas crujiente, sólo tienes que añadirle a la masa, mientras la elaboras, un chorrito de sifón.

MEJILLONES DUROS

Los mejores mejillones son los que tienen la cáscara cerrada. Elimina aquellos que tengan la cáscara abierta, excepto aquellos que se cierren al presionarlos suavemente. Tienes que hervirlos entre 3 y 6 minutos, pero para disfrutar de todo su sabor, ábrelos al vapor con muy poca agua y rocíalos con un poco de vino blanco, cava o cerveza, según prefieras.
Si los mejillones que preparas al vapor quedan duros: el secreto está en retirarlos del fuego cuando sus conchas empiezan a abrirse: no es necesario esperar a que se abran mucho. De esa manera, los comerás tiernos y sabrosos.

MELÓN DIGESTIVO

Tiene unas ligeras propiedades laxantes debido a su contenido en fibra. Si no te sienta muy bien, puedes evitar ese efecto solo condimentándolo con sal y pimienta.
Si el melón que has comprado te salió soso, corta la pulpa a trozos y espolvoréalos con azúcar glas y una pizca de canela. También lo puedes aderezar con un chorrito de oporto y zumo de limón.

MOLLEJAS

Para que las mollejas te queden bien limpias, sumérgelas en agua muy fría con bastante sal durante cinco minutos. Pasado este tiempo, quítales la grasa y después retírales la película de piel que las envuelve. Es preferible que no las escurras con la mano y que las dejes que echen toda el agua envolviéndolas en un paño.

MORCILLAS DE ARROZ

Para que no se deshagan mientras las fríes, pásalas por un velo de harina antes de proceder a freírlas.

MORCILLAS TROCEADAS

Si te gusta cocinar las morcillas troceadas pero acaban deshaciéndose completamente. El truco consiste en cortarlas antes de freírlas y rebozarlas en un velo de harina. De ésta manera la carne se mantendrá unida y su aspecto será mucho mas agradable.

MUESLI CASERO

Cubrir una cucharada sopera de copos de avena con agua y dejar en remojo toda la noche. Por la mañana, añadir 1 manzana rallada, 1 cucharada sopera de uvas pasas, nueces, avellanas o almendras picadas, el zumo de 1 limón, un yogur o leche de soja y miel o melaza al gusto.

NATILLAS

Para que las natillas no se corten cuando las prepares, debes añadir el huevo lentamente y con cuidado.
Si quieres que te queden mejor ligadas, échales una cucharadita de harina de maiz.
Cuando las pongas al fuego, remuévelas siempre hacia el mismo lado para que no se corten.
Mientras las natillas estén en el fuego, no dejes que hiervan, ya que esta crema se corta con mucha facilidad al superar los 70º. Procura mantener pues la temperatura muy baja.
La mejor técnica para cocerlas es al baño María, aunque tembién tiene buenos resultados utilizar una cacerola de fondo grueso.

PAELLA

Para que el arroz no se pegue en el fondo, antes de nada, frota bien el fondo de la paellera con un diente de ajo antes de poner los ingredientes.
Los trucos para que una paella quede riquísima son muchos, pero los mas importantes a seguir rigurosamente son: elegir un arroz "bomba" de buena calidad (quedará mas suelto), rehogarlo muy bien hasta que quede transparente con un punto blanco intenso en el centro del grano, utilizar dos tazas y media de un caldo sabroso por cada taza de arroz (no menos) y dejarlo reposar sin fuego, para que el arroz acabe de cocerse.
Si el arroz se ha bebido todo el caldo y aún está duro, apaga el fuego, cubre la paella con un trapo húmedo y deja que repose hasta que el grano esté blando.

PASTEL

  • Siempre que vayáis a hacer un pastel, mezclar la levadura con las claras del huevo, en lugar de con la leche; así quedará mucho mas esponjoso y suave.

  • Si tienes que usar harina ordinaria para hacer un pastel, utiliza 7/8 de taza por cada taza de harina especial para pastel que pida la receta. Cierne dos veces la harina para hacerla mas ligera.

  • Añade dos cucharadas de aceite para ensalada a la mezcla del pastel para que quede mas húmeda y se desmorone menos.

PATATAS MUY CRUJIENTES

Cuando vayas a freír patatas, si quieres que queden mucho mas crujientes, espolvoréalas, bien secas y antes de echarlas en la sartén, con un poco de harina. Cuando se frían quedarán deliciosas y súper crujientes

Tanto si son al horno o hervidas, pínchalas en el medio con un cuchillo y se cocinarán mas rápido.

PELAR LA CALABAZA

Introduce los trozos de calabaza en el microondas durante un par de minutos. Cuando los saques, estarán listos para pelarlos y cortarlos sin dificultad.

PELAR TOMATES

Pon a hervir una olla con agua, lava bien los tomates y haz una cruz con la punta del cuchillo en sus bases. Introduce los tomates en el agua hirviendo unos segundos y escúrrelos enseguida.

PESCADO A LA PLANCHA

Para que no se pegue a la plancha y no se deshaga, envuelve el trozo o rodaja en papel de aluminio y colócalo sobre la plancha o parrilla caliente, pero a fuego lento. Deja que se haga por un lado, dale la vuelta y, cuando el papel de aluminio se hay oscurecido, retíralo.

PESCADO A LA SAL

El pescado debe de estar entero, limpio, lavado en agua y secado ligeramente (debe mantener un poco de humedad). Cubrirlo con el doble de su peso en sal y, para que ésta se adhiera perfectamente a la piel del pescado, has de rociar con unas gotas de agua la sal antes de introducir el pescado en el horno.

PESCADO BIEN FRESCO

Si quieres que su frescura permanezca inalterable, al llegar a casa, límpialo y ensuélvelo en un paño de cocina limpio y seco e introdúcelo en el frigorífico.

PESCADO CONGELADO

  • Descongela el pescado en leche. La leche le quita el gusto a congelado y le da sabor a pescado fresco.

  • Para que tenga un sabor más suave, remójalo en agua con vinagre antes de cocinarlo.

  • Para que quede mas sabroso, antes de freírlo se pone dos o tres horas antes en adobo con orégano, ajos machacados, sal y agua.

PIMIENTOS ASADOS

Para pelarles con facilidad después de asados, al retirarlos del horno envuélvelos en un paño de cocina, déjalos unos minutos y verás como la piel se desprende mucho mas fácilmente.

PIZZA

Cuando prepares la masa, añádele un chorrito de sifón o agua con gas y una vez modelada la base, pínchala varias veces con un palillo o un tenedor.
Conseguirás una pizza blanda y esponjosa si, una vez preparada la masa, dejas que fermente en un recipiente durante aproximadamente una hora antes de ponerla en el horno.
Si con ayuda de un pincel pintas con aceite de oliva la base de la pizza y después de echar los ingredientes también los rocías con aceite de oliva, la pizza será igual que la que comes en una pizzería.
Cuando la introduzcas en el horno, ponla siempre en la parte inferior.
Si metes en el horno un pequeño recipiente con agua, conseguirás que la pizza no se seque.

PLÁTANOS MADUROS

Si los plátanos que has comprado están demasiado verdes, envuélvelos en un paño de cocina húmedo, introdúcelos en una bolsa de papel y guárdalos dentro del frigorífico. En un día podrás comerlos sin problemas.

POLLO CRUJIENTE

Para saber si es de granja el pollo, fíjate en sus uñas. Si es de granja, las tendrá desgastadas por haber corrido por el campo.
Para que la piel del pollo al horno quede crujiente y muy doradita: unta toda la superficie de la piel con mantequilla y espolvoréala con harina antes de introducir la pieza en el horno.

PREPARAR BIEN LA PASTA

La pasta italiana tiene truco para cocerla como se debe: en una olla grande, se introduce un litro de agua por cada 100 g de pasta y se añade sal gruesa (una cucharada por cada litro) cuando el agua rompa a hervir. Procura no salar el agua cuando esté fría: tardará mas en alcanzar el hervor. Echa la pasta, mézclala enseguida para que no se pegue y calcula el tiempo de cocción desde el momento en que retome el hervor. Por último escúrrela y condiméntala a tu gusto.

PULPO

Para saber si está cocido, añadir una patata con piel al agua de cocción. Cuando a la patata se le arrugue la piel, el pulpo ya estará listo.
Una vez preparado, dejarlo reposar durante una media hora, o si es muy grande, durante una hora.

PURE DE PATATAS

Elige patatas viejas, resultan las más adecuadas para hacer puré. Usa el pasapuré. Si lo haces con una trituradora o una batidora, el puré tendrá una textura como de goma. Añade un trocito de mantequilla al final de la cocción para que quede más cremoso. Cuando el puré ya esté hecho, añade un chorrito de leche caliente (nunca fría).
Si te ha quedado muy líquido, espésalo añadiéndolo una clara a punto de nieve e introdúcelo en el horno hasta que consigas la textura que desees.
Para que otra vez no te quede tan líquido, pon a cocer las patatas con piel y luego pélalas.
Si no lo vas a tomar al momento, cúbrelo con un paño de cocina. Además de mantenerlo caliente, el paño absorberá el exceso de humedad.

QUESO

  • Los quesos no deben consumirse fríos. Retíralos del frigorífico una media hora antes de servirlos, colócalos sobre un plato o tabla de madera y cúbrelos con una servilleta fina para que vayan "respirando". Cuando los sirvas desprenderán todo su aroma y sabor.

  • Para que no se seque, envuelve el queso con un paño humedecido en vinagre.

QUESO DE CABRA

Si has comido alguna vez en un restaurante la ensalada de quedo de cabra tibio, sabrás lo rico que está, lo hacen de la siguiente manera: enharinan las rodajas de queso de cabra por un solo lado y las ponen en la sartén antiadherente ligeramente caliente; tras 15 segundos, lo retiran y lo presentan encima de la ensalada por ese lado. Delicioso.

QUESO GRUYERE

Para conservarlo fresco introdúcelo en una quesera con tapa hermética de plástico y coloca junto a él un terrón de azúcar.

DESHIDRATAR LA PASTA

¿Quieres aprovechar la pasta sobrante? Guárdala en la nevera envuelta en un paño bien limpio y húmedo. Cuando vayas a servirla, colócalo en un colador sobre una olla de agua hirviendo. El vapor la devolverá la forma, la rehidratará y volverá a quedar jugosa.

RIÑONES

Antes de cocinarlos, quítales los conductos, pártelos en trozos y échales un poco de sal. Déjalos reposar así durante media hora y lávalos con abundante agua.
Si quieres evitar que los riñones se "encojan" al cocinarlos, procura retirar antes la fina película que los recubre. Hazlo con sumo cuidado para que no se deterioren o queden rasgados.
Pon los riñones en agua hirviendo y déjalos en el fuego hasta que el agua vuelva a hervir. Pásalos después por agua fría y ya están listos para cocinarlos. Empieza a hacerlo a fuego fuerte durante los primeros cinco minutos.

SALAR SETAS

Cuando cocines setas en una sartén, lo mas recomendable es empezar con fuego fuerte, evitando ponerles sal, así eliminarán el agua de su interior. Luego, baja el fuego y sálalas.

SALCHICHAS

  • Pínchalas en varios puntos de su piel y cuécelas en la sartén sin añadir ningún tipo de grasa. Sólo tienes que estar pendiente y darles vuelta a menudo para que no se peguen ni se quemen. Eliminarás toda la grasa.

  • Encogerán menos y no se romperán si las hierves, antes de freírlas, durante unos 8 minutos.

  • O, si no, rebózalas con un poco de harina también antes de freírlas.

SOBRAS DE QUESO

Si te ha quedado un poco de queso seco que no quieres tirar, aprovéchalo de esa manera: córtalo en dados (de 1 cm. como máximo de grueso), introdúcelos en un tarro de cristal con hierbas aromáticas de tu gusto y cubre con aceite. Deja que descansen dos días en esta mezcla y, después, utilízalos como aperitivo o en ensalada.

SOPA DE ARROZ

Lograrás una sopa de arroz insuperable si preparas el caldo de carne o pescado por separado y, una vez hecho, lo mezclas con el arroz ya hervido. Esta operación deberá realizarse justo antes de servir y con el caldo bien caliente.
Quedará mas sabrosa si añades los tropezones de pescado o carne del caldo.

SOPAS DE PESCADOS O MARISCOS

Salen mucho mas sabrosas si se les añades tres hebras de azafrán, y una copita de coñac. De buen coñac, desde luego.
Si la sopa es de carne, para realzar el sabor añádele una pizca de tomillo, pero metido en una bolsita de muselina para que no se esparza por todo el caldo.
Si es de verdura échale una pizca de romero,
Si es consomé, mejor que le añadas un poco de hinojo, azafrán o estragón.
Si la sopa te ha quedado muy salada, echa en ella una cuchara pequeña de plata bien limpia y medio vaso de leche fría. Deja que hierva durante un cuarto de hora a fuego moderado.

TOMATES SABROSOS

Los tomates servidos crudos quedarán mucho mas sabrosos si los partes por la mitad y los aliñas con un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal, otra de pimienta, otra de orégano y un picado de ajo y perejil.

TOMATES VERDES

No hay problema en comprar los tomates verdes porque siguen madurando. Pero si quieres acelerar el proceso de maduración, envuelve cada pieza en una hoja de papel de periódico y déjalos a temperatura ambiente. En dos días, estarán listos para comer.

TORTILLA ESPONJOSA

Para que la tortilla de patata quede mas esponjosa, no batir demasiado los huevos, montar las claras a punto de nieve por separado de las yemas y luego incorporarlas, y añadir dos cucharadas de nata fresca a la masa.
La tortilla de patata te quedará mucho mas esponjosa si mezclas los huevos batidos con las patatas ya fritas y bien escurridas y las vas chafando con un tenedor. Luego acábala de hacer en la sartén.

VINAGRE

Cómo hacerlo en casa: Podrás aprovechar el vino viejo si lo colocas en una botella y la cubres con un paño de lino. Déjalo al sol durante cinco horas y fíltralo. Obtendrás un delicioso vinagre casero.

VINO

Tinto. Es el adecuado para añadir a los guisos de caza o de carne roja.
Blanco. Resulta ideal para dar sabor a la fondue de queso, las aves, la carne de ternera y el pescado.
Semi o dulce. Quedará perfecto en postres a base de fruta.

YEMAS DE HUEVO

Para conservar las que no vayas a utilizar, introdúcelas en un vaso lleno de agua fría y guárdalas en el frigo: durante un par de días se conservarán perfectamente.

YOGUR

Si quieres hacer yogures y no dispones de yogurtera, mezcla un litro de leche pasteurizada con un yogur. Bate bien la mezcla y déjala reposar en un lugar caldeado o sobre un radiador hasta que veas que ha cuajado.
Si quieres que te quede más ácido, déjalo reposar dos horas más de lo que tienes por costumbre.
Si lo quieres mas espeso añade una cucharada de leche en polvo a la mezcla del yogur para espesarlo.
A la hora de comerlo recuerda que siempre puedes echarle trocitos de fruta fresca o alguna cucharadita de confitura o miel para que gane en sabor.

ZANAHORIAS

Si las vas a poner de guarnición te quedarán con un bonito y brillante color naranja si al cocerlas añades al agua una cucharada de azúcar. Además, ¡ estarán buenísimas!

 

HOGAR

 

ABRIGOS DE PIEL

Se conservarán muy bien en el verano metidos en una caja de cartón cerrada con papel engomado y poniendo en su interior un frasco con 100 g de sulfuro de carbono tapado con un algodón poco apretado.

ACEITERA

Si, cuando lavas la aceitera o alguna botella que haya contenido aceite en su interior, ésta no acaba de quedar bien, introduce en la aceitera vacía los posos de una cafetera de café, echa agua caliente y agita muy bien. A continuación deja reposar hasta que el agua se enfríe, vuelve a agitar, aclara, lava con detergente para vajillas, aclara de nuevo y deja secar.

ACERO AMARILLENTO

Si las ollas o cacerolas de acero inoxidable han perdido el brillo o presentan un aspecto amarillento debido a la acción del fuego, sumerge la pieza en un remojo de agua con unas hojas de acedera. Deja que repose durante 10 minutos y frota con una gamuza impregnada en zumo de limón. Aclara y seca.

ACERO BRILLANTE

Rocía los objetos con sifón dejando que actúe y seca bien con un paño. Volverán a relucir.

ACERO INOXIDABLE SIN BRILLO

Rocía la pieza con sifón, deja que repose y, a continuación, frota bien con un paño.

AGUA DE COLONIA

El característico aroma de la lavanda siempre se ha asociado con la limpieza. Para preparar tu propia agua de colonia, coloca en un recipiente 2 tazas de flores de lavanda secas y le añades un litro de agua destilada hirviendo, remover bien, tapar y dejar reposar durante dos días, removiendo de vez en cuando. Colar por un tamiz y añadir 2 cucharadas de vodka. Guardar en un recipiente hermético. Aplicar después del baño como tónico corporal.

ALFOMBRAS NUEVAS

Para mantenerlas siempre limpias y brillantes, se coloca en un balde agua tibia, un chorrito de amoniaco y el jugo del pepino, pasarle el trapo embebido a la alfombra y dejarla secar.
Para realzar las partes de las alfombras que están aplastadas por el peso de los muebles, se coloca un cubito de hielo en ese lugar y al día siguiente quedan sin la marca.

AHUYENTAR CUCARACHAS

Trocear varias hojas de laurel y ponerlas en las rendijas o cualquier otro lugar donde suelan aparecer.

ANTIPOLILLAS NATURAL 

Mezclar ajenjo, romero y espliego a partes iguales, un tercio de cada. Los componentes secos se meten en una bolsa de lino y se cuelgan en el armario de medio metro en medio metro y los dos extremos.

ARAÑAZO EN UN MUEBLE

Si tienes algún arañazo profundo en un mueble de madera, para disimularlo, frota con un diente de ajo la hendidura hasta que queda completamente rellena, déjalo secar y quita el sobrante pasándole una lija fina con cuidado.

AZULEJOS IMPECABLES

  • Límpialos con papel de periódico humedecido en agua en la que se habrá disuelto un chorrito de amoniaco. Otro truco que funciona es fregarlos con agua a la que habrás incorporado un chorrito importante de vinagre.

  • Si están muy manchados, haz una pasta con bicarbonato sódico y lejía y luego friega con un cepillo pequeño y aclara bien.

BAÑERA DE PORCELANA

Para dejarla impecable, lo primero lavarla bien, lavarla de nuevo con ayuda de un limpiador para esmalte vítreo (de venta en droguerías) y cuando se haya secado, frotar el interior con la piel de una naranja.

BARBACOA Y MOSQUITOS

Si vas a preparar una barbacoa en el jardín y quieres evitar la aparición de los molestos mosquitos, coloca en las parrillas unas buenas ramas de romero: al quemarse, desprenden en agradable olor y, además, servirán como repelente natural de los insectos.
Para su limpieza: procura cubrir siempre el fondo con papel de aluminio antes de proceder a colocar el carbón o la leña: así retirarás fácilmente las cenizas y restos de alimentos. Para limpiarla una vez utilizada, frota cuando aún está caliente con papel de periódico y sal gorda. Si quedan restos de grasa frota con medio limón. Y, por último, cuando no la utilices, frota la perrilla y piezas desmontables con aceite de oliva y quedarán protegidas.

BISUTERÍA OSCURA

Prueba a pasar por toda su superficie una goma de borrar y, a continuación, lávala con agua y un poco de gel de baño. Luego sécala bien.

BOLSA DE AGUA CALIENTE

Si quieres que el agua se mantenga caliente mas tiempo, introduce en el interior un puñado de sal.

BRILLOS EN LA ROPA

Cuece un poco de champú en un cazo y, una vez frío, pasa por la prenda un cepillo impregnado en el champú hasta que salga espuma. Seca con un paño seco y plancha interponiendo entre la prenda y la plancha un paño húmedo.

CABLES ORDENADOS

Con tanto electrodoméstico junto, los cables acaban siendo un verdadero problema, desordenados y llenos de polvo. Para evitarlo, procura recogerlos en grupos afines (televisor, DVD, video/ordenador, impresora, router, etc.) uniéndolos con una tira de velcro bien ajustada.

CACEROLA QUEMADA

Si hay restos de una comida quemada, espolvorea con abundante bicarbonato y agrega un dedo de agua. Deja reposar unas horas y la podrás lavar sin dificultad.

CD ATASCADO

Si un CD se ha quedado atascado en el interior de un ordenador, busca un pequeño orificio en el frontal del lector. Es un sistema mecánico para expulsarlo: presiona con algo fino y la bandeja se abrirá unos centímetros. Tira suavemente de ella con los dedos, pero si se resiste no la fuerces. En ese caso conviene contactar con el servicio técnico. En algunos modelos de Apple no existe esta ranura, pero si un sistema para emergencias; reinicia el ordenador y, mientras se vuelve a encender, mantén apretado el botón del ratón. Esto le da la orden abrir el lector. En otros casos, como la radio del coche o los lectores de DVD, queda una pequeña ranura en el orificio de la bandeja. Si es suficiente para introducir un cuchillo, cúbrelo con un poco de cinta adhesiva (por ambas caras) y trata de que el CD o DVD atascado se adhiera a él. Este te permitirá moverlo un poco para tratar de desengancharlo. Eso si, hazlo con cuidado, son dispositivos frágiles con piezas muy delicadas.

CEPILLO DE DIENTES

Mantener los cepillos de dientes en una solución de agua oxigenada, los conserva libres de las basterias que causan la gingivitis y otros problemas bucales.

CISTERNA SIN AVERÍAS

A veces, en las cisternas del WC se obstruye la salida del agua. Un truco para evitarlo es el de introducir en ella, una vez por semana, una vaso lleno de vinagre. Deja que actúe durante toda la noche y, por la mañana, tira de la cadena dejando salir el agua, además así evitarás la aparición de manchas amarillentas.

CORCHO SIN BARNIZAR

La mejor forma de limpiar una superficie de corcho que no está barnizada, consiste en lavarlo con una infusión de 200 g. de salvado en un litro de agua caliente. Frota el corcho con un trapo empapado en la mezcla y aclara con otro paño humedecido en agua tibia.

CREMALLERAS

Si una cremallera se resiste a subir y bajar con facilidad, prueba a frotar sobre ella la mina de un lápiz (el grafito que contiene la punta del lápiz es un excelente lubricante).

CRISTALES CON MARCAS

Si después de limpiar los cristales quedan marcas en ellos, elimínalas pasando por la superficie del cristal una media fina.
Fórmula casera muy eficaz para la limpieza de cristales: En una botella con spray mezcla un chorrito de amoniaco, un chorro de vinagre, unas gotas de detergente para vajillas y agua.

CUBIERTOS CON OXIDO

En ocasiones los cubiertos acaban presentando manchas de óxido. Si es así frota la zona manchada con un trocito de cebolla que espolvorearás con sal. A continuación, sólo tienes que lavarlos y secarlos bien después de cada uso

CUBIERTOS DE PLATA

  • Cubrir el fondo de una palangana con papel de plata, colocar los cubiertos encima y echar agua hirviendo; a continuación añade 50g de levadura química y deja en remojo durante 10 minutos. Después, pasa una esponja por cada cubierto y aclara muy bien. Por último sécalos con cuidado.

  • Asegúrate de que las piezas de plata estén perfectamente secas antes de guardarlas. Es mejor dejarlas fuera varias horas después de pulirlas o lavarlas. La humedad puede oxidar la plata, cosa que se manifiesta en forma de manchas negras.

  • Cuando sólo tengas que pulir unas piezas, hazlo con pasta dentífrica.

CHIMENEA LIMPIA

Para limpiar los ladrillos interiores, primero elimina con un cepillo el hollín, después, mezcla 100 g de jabón en 1 litro de agua y llévalo a ebullición. Cuando se haya enfriado, añade un vaso de amoniaco y 250 g de piedra pómez en polvo. Con la mezcla resultante y un cepillo de cerdas no muy duras, frota los ladrillos o la piedra de la chimenea y aclara bien.

DESAGÜES SIN ATASCOS

Es imprescindible controlar que no se cuelen pelos ni restos de comida. Un truco muy fácil, que ayudará a que el atasco no se produzca, consiste en echar una vez por semana en todos los desagües de la casa una cucharada grande de sal de mesa humedecida con agua.

  • Tira un puñado de bicarbonato y luego media taza de vinagre. En unos minutos enjuagar con agua caliente.

DESINFECTANTE

El mas potente que existe es el Agua Oxigenada diluida al 3% con agua

DOBLECES EN LA ALFOMBRA

A veces alguna esquina de la alfombra de algodón se levanta sin saber por que y todo el mundo acaba tropezando con ese doblez. Para que recupere su posición original, te recomiendo humedecer bien la esquina afectada por el revés, con una mezcla de agua y alcohol. Ponla en su posición y aplica un peso durante unas horas hasta que la alfombra haya recuperado su forma.

DVDS RAYADOS

Si el reproductor de CD o DVD no lee un disco, puede que baste cono una "lavadita". En las tiendas venden productos específicos, pero también sirven el alcohol propílico o etílico (de venta en farmacias) o el vodka. Frota el disco con un trapo empapado en el producto, suavemente y con pequeños movimientos circulares. Si sigue sin funcionar, puede que tenga algún arañazo. Lo mejor, entonces es la pasta de dientes. Distribúyela uniformemente con la mano (siempre en pequeños movimientos circulares, que recorran toda la superficie del disco) y déjala secar cinco o 10 minutos. Luego, lava bien el disco con agua fría y sécalo con un trapo limpio y suave que no pierda pelusa. La pasta de dientes penetra en los arañazos y facilita la lectura del disco. Algo parecido se puede hacer con un plátano: pártelo por la mitad y frota con el extremo plano el disco. Luego, haz lo mismo con la parte interior de la cáscara. Deja actuar y lávalo bien.

ENCIMERA DE ACERO

No hay que frotarlas enérgicamente, aunque tengan suciedad incrustada, ya que se rayan con facilidad. El mejor truco para eliminar esa suciedad es  frotarlas suavemente con un paño empapado en aceite de oliva.

FREIDORA

Para que quede completamente limpia cuando vayas a dejar de utilizarla por un tiempo, vacía el aceite del recipiente y deja que escurra bien; cuando ya no salga mas, espolvoréa el interior con unos puñaditos de harina blanca: absorberá la grasa que queda y podrás limpiarla fácilmente pasando un trapo seco o simplemente papel absorbente de cocina.

FREGADERO ATASCADO

Para desatascarlo echa lejía caliente por el desagüe y deja que actúe una media hora. Después, vierte dos litros de agua hirviendo.

FRIGORÍFICO

Cuando coloquemos los alimentos en el "frigo", conviene que sigamos este orden: en los cajones de la parte inferior, poner las verduras y la fruta. Encima de los cajones, el pescado, la carne y los embutidos. En la parte superior del "frigo", el queso, la leche y los yogures. La puerta es el lugar ideal para poner los huevos, la mantequilla, las bebidas y los botes abiertos.

FRIGORÍFICOS SIN OLORES

Compra en la droguería un trozo de carbón vegetal y colócalo en el interior. Resulta igualmente efectivo si se deja durante un tiempo una botella de soda abierta.
También colocando en el interior dos cuencos (uno arriba y otro abajo) con un poco de leche y una rodaja de limón. Al día siguiente podrás retirarlos porque ya no habrá olor alguno.

GAFAS

Con un poco de pasta de dientes, frota los lentes suavemente con los dedos y la pasta y, a continuación aclara y seca bien con un paño suave.

GATOS

Tirar un chorro de vinagre hará que ningún gato se acerque a esa zona.

GRES BRILLANTE

Prepara una pasta con polvos de piedra pómez y una cucharada de bórax que aplicarás frotando en los azulejos con un estropajo de esparto. Después friégalos sólo con agua.

GRIFOS BRILLANTES

Espolvorea un poco de harina sobre los grifos, extiéndela bien y frota con un paño de algodón.

GRIFOS CON CAL

Límpialos utilizando vinagre blanco caliente humedecido en una esponja. Si tiene partes desmontables, es mejor que las dejes en remojo en el vinagre. Después, aclara bien y seca. Si es necesario repite la operación y, para prevenir que la cal pueda volver a acumularse, pásales y paño con un poco de glicerina (con los grifos bien secos y limpios).

HIELO EN EL PARABRISAS

Rociar los vidrios del coche con una soución de 1 parte de agua y 3 de vinagre y al otro día ninguno tendrá escarcha o hielo.

HORMIGAS

Con un rociador o spray, rociar los marcos de las puertas, ventanas y cualquier camino de hormigas que conozcas, con vinagre. Es el mejor repelente.

HORNO LIMPIO

  • Cuando quieras limpiar el horno sin demasiado esfuerzo, hazlo de esta manera: espolvorea la base ligeramente tibia con jabón para lavavajillas y cúbrelo con unas servilletas de papel húmedas. Deja que actúe durante unas horas y retira el jabón y las servilletas frotando ligeramente.

  • Si se te ha derramado algo, espolvorea con sal inmediatamente. Cuando el horno se haya enfriado, rasca los residuos y luego pasa una esponja húmeda.

  • Para limpiar rápidamente las piezas desmontables del horno, por una toalla en el fondo de la bañera y amontona allí todo lo que quieras limpiar. Llena de agua caliente hasta que todas las piezas queden cubiertas y espolvorea con una taza de jabón para lavavajillas. Mientras limpias el horno, el resto se estará limpiando solo.

INSECTICIDA EFICÁZ

Coge las semillas de varias chirimoyas, tritúralas hasta convertirlas en polvo, mezclalas con ceniza, pásalas por un tamiz y esparcir por las zonas donde lo precises.

INTERRUPTORES LIMPIOS

Los interruptores de luz son los grandes olvidados de la casa ya que solo se limpian cuando las machas son evidentes. Para eliminar la suciedad, basta con que pases, sobre la superficie, un paño ligeramente humedecido en alcohol, teniendo la precaución de evitar que el líquido penetre en el interior.

LIBROS DE CUERO

Frótalos con una mezcla de aceite de linaza y vinagre a partes iguales. Luego pule bien con una paño seco.

LOZA AGRIETADA

Conseguirás que la grieta se vuelva blanca si introduces la pieza en un barreño que contenga leche caliente. Deja en remojo durante 2 horas y al sacarla la suciedad habrá desaparecido.

MADERA CON AGUJEROS

Si tienes algún mueble de madera que presente agujeros, puedes repararlo del siguiente modo: si es de color oscuro, mezcla masilla con café instantáneo y aplícalo enseguida, dejando bien lisa la superficie. Si la madera es clara, mezcla la masilla con harina de maíz.

MADERAS MAS CLARAS

Si tienes un mueble de madera sin tratar que se ha ido oscureciendo con el tiempo y quieres aclararlo, frota la madera con un paño empapado  en lejía diluida con agua y deja que se seque. Puedes realizar esta operación en días sucesivos, tantas veces como desees, hasta alcanzar el tono deseado.

MANCHAS EN LA PLANCHA

Frotar en frío la base con un algodón impregnado de agua oxigenada.

MANDO A DISTANCIA DE LA TV

¿No puedes cambiar de canal? Descarta lo más obvio (las pilas) y haz una prueba: enciende una radio en AM y sintonízala a la mitad del dial, donde no capte nada. Dirige el mando hacia ella y aprieta algún botón. ¿Oyes un zumbido? Si no es así, algo falla. Abre con cuidado el mando y desmóntalo sin hacer palanca y recordando dónde va cada pieza. Comprueba que el LED (la pequeña "bombilla" frontal) y el resto de las piezas que deben ir soldadas a la placa principal están en su sitio. Si se han soltado, puedes volver a colocarlas en su lugar. Necesitarás un soldador, un poco de hilo de cobre para unirlas y algo de experiencia en estas lides. Menos pericia requiere limpiar la placa base, que podría tener suciedad o restos de líquido. Lávala suavemente con un poco de alcohol isopropílico. Las piezas de plástico sin conexiones eléctricas se pueden lavar con agua caliente. Deja secar todo antes de volver a montar.

MANGA IMPROVISADA

Si necesitas una manga pastelera para decorar un postre y no tienes ninguna a mano, coge un bolsa de plástico para alimentos, introduce centro la masa que quieras presionar, cierra bien la bolsa con un hilo, haz un pequeño corte en una de las puntas y ya está.

MAMPARA SIN CAL

La cal del agua suele dejar una capa blanquecina en las mamparas del baño o de la ducha. Para evitarla y limpiarla fácilmente, hazlo con alcohol de quemar.

MAMPARAS DE METRAQUILATO

Para prevenir la aparición de las manchas de cal producidas por el agua en las mamparas de bañeras y duchas, frótalas con media patata cruda. Eso si, para que la cal no se instale en ella deberás secarla muy bien después de cada uso.

MANTELES CON MANCHAS

Para que queden limpios de manchas difíciles, conviene, antes de lavarlos, dejarlos en remojo de agua con dos cucharadas de amoniaco por litro de agua.

MÁRMOL BLANCO

Las encimeras de mármol blanco son las mas difíciles de limpiar. Para limpiarlas lo mejor es lavarlas únicamente con agua y jabón de escamas, aclarando muy bien y secando. Si notas que el mármol amarillea, añade de vez en cuando unas gotas de lejía al agua.

MUEBLES IMPECABLES

Para nutrir los muebles de madera que no estén ni pintados ni barnizados, se mezclan cera derretida, cerveza y una cucharadita de azúcar. Aplicar con cuidado, dejar secar y frotar suavemente con un paño seco, sin rayar la madera, para sacarle todo su brillo.

MUEBLES DE BAMBÚ

Para que brillen bastará que de vez en cuando, le pases medio limón por toda la superficie.

OBJETOS DE ESTAÑO

La mejor manera de limpiarlos para que se vean perfectos, es cubrirlos con una mezcla de Blanco de España y aceite, que aplicarás con un pincel. Deja que se seque bien y, a continuación frota con un paño seco hasta eliminar totalmente esa capa. Si quieres darle un toque extra de brillo, frota con una lámina de corcho que impregnarás con un poquito de glicerina.

OLOR A PESCADO

Para eliminar el olor a pescado de tus manos, frota entre las manos un chorrito de vino blanco o, si los tienes, unos posos de café. Después lava las manos con tu jabón habitual.

OLLA A PRESIÓN LIMPIA

El fondo de las ollas a presión acaba oscureciéndose con el paso del tiempo. Para eliminar esos cercos oscuros, hay que frotar el interior con una esponja humedecida en vinagre. Después, lava la olla con jabón, aclara y seca.

ÓXIDO EN LA MADERA

Si en un mueble de madera aparecen manchas provocadas por algún objeto de hierro oxidado, intenta eliminarlas pasando un algodón impregnado en agua oxigenada; lava después la zona tratada con agua tibia y amoniaco. Aunque es una mancha difícil de eliminar, no se resistirá a este tratamiento.

  • Para limpiar el óxido de herramientas y tornillos remojar en vinagre durante la noche.

PAÑOS CON PELUSA

A veces los paños que usamos para secar la vajilla sueltan pelusa, incluso después de lavarlos. Por eso, si quieres que sequen perfectamente tu vajilla, introdúcelos en un remojo de agua en la que disolverás un puñadito de almidón. Acláralos bien y deja que se sequen.

PERSIANAS DE ALUMINIO

Si quieres mantenerlas limpias, debes eliminar el polvo semanalmente con un plumero (de arriba hacia abajo) y, cada tres meses, hay que levarlas con una bayeta húmeda, detergente suave y un poco de amoniaco; deja secar y frótalas con un paño suave que no deje pelusa.

PINCELES APELMAZADOS

Para suavizar las cerdas ponlos a cocer en agua y vinagre a partes iguales. Retíralos del recipiente cuando veas que las cerdas ya están sueltas.

PLANCHAR SEDA

Introduce la camisa lista para planchar en el frigorífico 10 minutos. A continuación, plancha: ¡ quedará superlisa!

PLATA BRILLANTE

Para que tu cubertería de plata brille como nunca, introduce todas las piezas en el agua resultante de una cocción de espinacas. Déjalas en remojo por lo menos durante 3 horas (cuanto mas tiempo mejor). Después, retira los cubiertos del agua y sécalos con un paño suave.

PLATA CON ARAÑAZOS

Compra en una droguería óxido de hierro y frota suavemente la pieza rayada con él.

PLATA OPACA

Si las piezas que tienes de plata se han quedado opacas, recupéralas introduciendo los objetos en un recipiente con el agua aún caliente de hervir patatas, y mantén el remojo hasta que el calor del agua desprenda la suciedad. A continuación, retira los objetos del agua, sécalos y frótalos con un paño de algodón muy suave.

POLVO EN EL TELEVISOR

Para que la pantalla del televisor no atraiga el polvo, es conveniente limpiarla con un paño humedecido en zumo de limón, frotando con suavidad. Eliminarás ligeramente la electricidad estática y conseguirás que, durante unos días, no se acumule polvo en ella.

POMOS CROMADOS

Límpialos con agua caliente en la que diluirás unas gotitas de amoniaco: humedece el paño, frota el pomo y, luego, seca.

PORCELANA AMARILLENTA

Para recuperar la blancura de la porcelana antigua, añade unas gotas de amoniaco al agua y déjalas en remojo durante una hora. Friégalas con detergente para la vajilla, aclara y seca.

POSOS DEL CAFÉ

Después de hacer café, podemos aprovechar sus posos: como desatascador del desagüe, abono para las plantas y también para eliminar los malos olores. En este caso, colocarlo en un plato en el lugar deseado.

PRENDAS QUE DESTIÑEN

Si no estás segur@ que una de tus prendas destiñe, la mejor forma de saberlo consiste en colocar un trocito de la prenda entre dos paños húmedos. A continuación, pasar la plancha por encima: si queda algún resto de color en los paños es preferible que laves la prenda a mano y separada de otras piezas.

RESTOS DE SILICONA

Si has aplicado silicona en algún objeto y quedan restos, humedece un paño con acetona y pásalo varias veces frotando con fuerza: desaparecerá.

ROPA AMARILLENTA

Si tus prendas de algodón, ya sean camisetas o sábanas, han empezado a amarillear, puedes lograr que recuperen  su blancura si al agua del último aclarado le añades una cucharadita de aguarrás y dos cucharadas soperas de alcohol. No es un truco que debas emplear asiduamente, pero, si lo utilizas de vez en cuando, da un resultado sorprendente.

ROPA DESTEÑIDA

¿Has mezclado una prenda de color con otra blanca y ha acabado por desteñirse y manchar la colada? Recupera esa colada sumergiéndola en agua en la que hervirás un puñado de hojas de laurel. Déjala allí una hora como mínimo, dependiendo de cómo haya sido el desastre. Luego lava y aclara... con la prenda de color, desde luego, por separado.

ROPA Y MALOS OLORES

Si con el lavado normal de tus prendas no consigues eliminar todos los malos olores: cuando metas las prendas en la lavadora, añade al detergente un vasito pequeño de bicarbonato.

RESTOS DE CEMENTO

Si se trata de un suelo impermeabilizado basta con aplicar agua y amoniaco con un cepillo; si, por el contrario, se trata de un suelo poroso, utiliza productos especiales, de venta en droguerías donde te asesorarán. En cualquier caso, extrema las precauciones porque se trata de productos tóxicos y abrasivos.

SANITARIOS CON RAYAS

Compra una lija de agua muy fina en una ferretería, humedécela y frota la zona rayada.

SARTENES DE HIERRO

Las sartenes de hierro siguen siendo inmejorables a la hora de preparar deliciosas tortillas de patata. Para evitar que se oxiden, deben fregarse con suavidad y antes de guardarlas, frotarlas con papel absorbente ligeramente impregnado con unas gotitas de aceite. Las protegerá de la oxidación.

SARTENES QUE SE PEGAN

Pon la sartén limpia al fuego con un puñado de sal gorda en su interior. Cuando la sal empiece a hacer ruido y a saltar, retírala del fuego y frótala con un paño. Engrásala con un poco de aceite y después, elimínalo con un papel de cocina.

SIN OLOR A PINTURA

Un buen truco para eliminar rápidamente el olor después de pintar una habitación es poner en el centro de la misma un cubo lleno de agua: el agua neutralizará y absorberá el fuerte olor a pintura. Y, para que no se extienda por el resto de las estancias de la casa, coloca en cada una de ellas un plato con media cebolla recién cortada.

SOFÁ DE PIEL

Si tenemos un sofá o un reposapiés de piel y notamos que necesita una nutrición especial dado que la piel empieza a cuartearse, prepararemos el siguiente reparador: hervir 300 ml de aceite de linaza y dejar que se enfríe. Después, incorporaremos 300 ml de vinagre. Se aplica la mezcla con un paño limpio, que no suelte pelusa y, luego, se pule con otro paño seco.

SUAVIZANTE CASERO

Un suavizante casero para la ropa: mezcla dos partes de agua, una de vinagre y otra de bicarbonato sódico. Añade a la mezcla aceite de lavanda o de limón.

TABLAS SIN OLOR

Las tablas de madera para cortar son utensilios indispensables en la cocina, pero acaban adquiriendo malos olores con su uso continuado. Para evitar que ocurra, al comprarlas, es conveniente dejarlas en remojo durante toda la noche con un poco de vinagre de sidra. Después, se friegan con agua fría, se frotan con medio limón y se dejan secar. Estarán listas para su uso.
Para desinfectarlas después de su uso, pasarlas con un poco de agua oxigenada. El producto mata cualquier bacteria o germen, incluida la salmonela.

TAPICERÍAS DELICADAS

Espolvoréalas con una mezcla de detergente en polvo, talco y bicarbonato a partes iguales. Deja que actúe y, después, cepilla con mucha suavidad.

TECLADO BIEN LIMPIO

El teclado del ordenador es, siempre, el gran olvidado. Y, además, requiere cuidado a la hora de limpiarlo para que no se estropee. Por eso, dale de vez en cuando la vuelta y sacúdelo suavemente para expulsar los restos de polvo que se acumulan en el interior. Después, limpia las teclas y los laterales de las mismas con un bastón de algodón empapado en alcohol (que no gotee).

TELÉFONO MOVIL

Si te has ido de fin de semana, tu móvil está a punto de morir por falta de batería y no tienes a mano un cargador, conseguirás extraer un rato más de conversación dejándolo enfriar. Guarda la batería en una bolsa hermética e introdúcela en el congelador durante una noche entera o, al menos, unas horas. Déjala un rato a temperatura ambiente antes de volver a colocarla de nuevo en el móvil, para evitar condensaciones de humedad dentro del aparato. Lo mismo podemos hacer con la batería del portátil o de la PDA.

TERMOS LIMPIOS

Vierta en el interior agua hirviendo con unos granos de arroz. Agítalo durante un rato, tira ese agua, limpiarlo muchas veces con agua limpia.

TOALLAS SUAVES

Prepara una lavadora y déjalas en remojo, durante media hora por lo menos, sólo con agua y vinagre. Verás como recuperan rápidamente su esponjosidad.

TRÌPODE PARA MÁQUINA DE FOTOS

http://www.metacafe.com/watch/yt-LLlJl7TbXTA/1_image_stabilizer_for_any_camera_lose_the_tripod/ Cuenta cómo hacer un sustituto del trípode que cabe en un bolsillo y te permite hacer fotos en lugares oscuros que no queden movidas.

UTENSILIOS DE METAL

Para limpiarlos, llenamos un recipiente con cinco dedos de agua, echamos una cucharada sopera de sal y otra de bicarbonato y hacemos que alcance el punto de hervor. En ese momento, introducimos los objetos de metal y dejamos que reposen 5 minutos. Después los retiramos, aclaramos con agua y secamos bien frotando con un paño. ¡ Quedarán perfectos !

VELAS SIN GOTEO

  • Para que las velas nuevas no derramen la cera consumida al encenderlas, sumérgelas el día anterior en un recipiente con agua y sal. De esta forma, evitarás que chorreen, aunque siempre es bueno que coloques un recipiente de cerámica o de cristal que pueda recoger la cera en caso de que gotee y que, además, te permita aislar la llama de cualquier elemento que pueda quemarse.

  • Si antes de usarlas, las pones durante varias horas en el congelador, las velas se consumirán más despacio y de forma uniforme, chorreando el mínimo de cera.

  • Límpialas con un trozo de algodón humedecido en alcohol.

VENTANALES CORREDEROS

Para que se deslicen bien sobre sus guías hay que someterlos a un mantenimiento periódico muy sencillo: pasar la boquilla fina del aspirador por esa zona, para eliminar el polvo o restos de arenillas y hojas, y, a continuación, pasar un trapito empapado en aceite por la zona saliente del carril.

VIDRIOS

Mojar un paño con vinagre blanco y pasarlo. Si quieres repite la operación otra vez, quedarán relimpios.

VISILLOS SIN APRESTO

Para devolverles su textura añade al agua del último aclarado unas cucharadas de azúcar. Después solo tienes que colgar las cortinas o visillos estando todavía húmedos.¡ Como nuevas !

ZAPATILLAS IMPECABLES

La mejor forma de limpiar las rozaduras y la suciedad de las zonas de caucho o plástico de las deportivas consiste en pasarles una toallita humedecida (de las que se usan para los bebés o para desmaquillar); quedarán como nuevas.

ZAPATOS BRILLANTES

Para que los zapatos de piel queden brillantes, después de limpiarlos pasa de vez en cuando un trozo de piel de naranja por su superficie. Después sácales brillo con una gamuza suave.

LAVADO DE ROPA

 

CORTINAS

Se lavan como siempre, pero durarán más tiempo si no le pones suavizante, añadir en el último enjuague un puñado de azúcar.

PARA QUE TE DUREN MÁS LAS MEDIAS

Durarán más si se lavan con agua tibia y jabón neutro. Se tienden a la sombra de la punta de la media.

MUÑECOS DE PELUCHE

Quedarñan impecables si para lavarlos se envuelven en una tela blanca y se atan bien con una cinta.

PANTALONES DE PANA

Siempre se lavan del revés, se cepillan desde la cintura para abajo, cepillar del lado del derecho. Se dejan secar y no se planchan.

LAS PRENDAS QUE TIENEN BORDADOS

Se lavan primero por el lado derecho y luego por el revés.

ROPA BLANCA

Añade una cucharada de perborato al segundo lavado.

ROPA DE COLOR

Para que no destiñan añadir al prelavado un buen puñado de sal, se deja reposar 15 minutos. Luego se lavan como siempre.

ROPA DE ENCAJE BLANCA

Si le ha quedado amarilla, ponerla toda la noche en remojo en agua tibia y sal. Luego se lava como de costumbre.

ROPA DE ENCAJE NEGRA U OSCURA

Hay que lavarla con agua tibia y un poquito de vinagre. Luego se enjuaga con abundante agua fría.

SUÉTERES QUE MERMARON AL LAVARLOS

Vuelven a su tamaño normal si se lavan con champú, se dejan en remojo durante media hora. Luego se tienden sin escurrir hasta que lleguen al tamaño deseado.

 

MANCHAS

CUELLOS DE CAMISA

Con un cepillo pequeño, puede ser cepillo dental, etc., pinta con champú los cuellos manchados de las camisas antes de lavarlos. El champú está hecho para disolver las grasas corporales. Déjalo bien impregnado de campú un rato y luego lávala, como siempre.

DE ACEITE

Humedecer con agua fría, frotarle jabón y ponerle azùcar por arriba. Secar al sol y luego lavar normalmente.

DE AGUA

Aunque parezca increíble, el agua también puede manchar. Para eliminar este tipo de mancha, coloca la zona sucia sobre una nube de vapor de agua. Mantén la prenda "al vapor" un rato, retírala y frota la zona afectada con un paño hasta eliminar la mancha o cerco.

DE ALQUITRÁN EN LA ALFOMBRA

Ablanda la mancha con una solución de glicerina y agua y aclárala bien con abundante agua; a continuación coloca encima un papel secante para que absorba la humedad y, por último, limpia la zona con un detergente específico para alfombras.

DE BARRO EN ALFOMBRAS

Lo primero que hay que hacer es esperar a que se seque. Después, si no ha desaparecido pasando el aspirador, habrá que humedecerla con una solución de agua y vinagre, aclararla bien con agua y aplicar encima un papel absorbente para que se seque.

DE BETÚN EN LA ALFOMBRA

Si tienes una alfombra con manchas de betún, lo primero que tienes que hacer es eliminar los posibles residuos con ayuda de una regla metálica. Después, frota con un paño empapado en alcohol hasta disolver los restos que hubieran quedado.

DE BOLÍGRAFO

Calienta leche en una olla y sumérjela hasta que desaparezca la mancha.

DE CAFÉ

Frota la zona manchada de la prenda con una mezcla de vinagre de vino blanco y alcohol a partes iguales, luego lava la prenda.

DE CEREZA

Frota la zona manchada de la prenda con un trapo empapado en agua y amoniaco. Cuando hayas conseguido reducir el color, lava la prenda con agua y jabón y a continuación aclara bien.

DE CHICLE

Frota con clara de huevo la zona manchada, y después, lava la prenda normalmente.
Otro truco: Frota el chicle con un cubito de hielo durante 3 minutos: la goma se endurecerá y se podrá arrancar eliminando los restos con una espátula o con las uñas.

DE CHOCOLATE

Si se frotan con jabón, se fijan. Para quitarlas bien, es necesario primero frotarlas con agua fría abundante y después terminarlas de secar con agua y jabón.

DE CLORO

Vierta rápidamente un chorrito de alcohol y así evitará que se decolore.

DE GRASA

Rocía la mancha con espuma de afeitar y frota a continuación con un paño empapado en agua mineral.

DE GRASA EN LA ALFOMBRA

Para eliminar una mancha reciente de grasa, intenta absorber el grueso con un papel secante. Después aplica benzol y polvos de talco sobre la zona y deja que vayan absorbiendo la mancha. Por último, cuando casi no quede nada, aplica un trozo de papel de seda blanco y pasa la plancha caliente por encima.
También (y esto vale para toda clase de tejidos), cubre la zona manchada con espuma de afeitar, deja que actúe unos minutos, retira y aclara bien con gaseosa: la mancha habrá desaparecido o se habrá ablandado lo suficiente para que un lavado normal acabe de eliminarla totalmente.

DE HIERBA

Se eliminan lavando la prenda con agua a la que se añadirá una cucharada vinagre. Aclara, y a continuación, disuelve tres cucharadas de agua oxigenada por cada litro de agua: sumerge la prenda y deja que actúe durante una hora. Vuelve a aclarar con abundante agua con vinagre.

DE HUEVO

Lavar la tela con detergente y agua oxigenada diluida en agua.

DE MERCROMINA

Se eliminan fácilmente de prendas blancas o de colores sólidos si se mezcla agua hirviendo, detergente líquido y un chorrito de amoniaco y se aplica en la zona manchada con ayuda de un algodón. Después tendrás que lavar la prenda como acostumbres.

DE MIEL

Si es una prenda no lavable, retira rápidamente los residuos y frota la zona con un paño humedecido en agua jabonosa. Si la mancha se resiste. frótala con un poquito de bórax.
También se limpian fácilmente, con un poco de agua caliente en la que disolverás un poco de sosa

DE MOSTAZA

Si la mancha es reciente, mójala con los dedos humedecidos en una solución de agua y unas gotas de detergente suave y, a continuación, pasa sobre la zona sucia una esponja humedecida en una solución de agua oxigenada y amoniaco.

DE NARANJA

En prendas de lana o seda, se eliminan lavándolas con agua y bicarbonato. Luego basta con aclarar bien y secar.

DE NATA PASTELERA

La mejor forma de eliminar la mancha es recurrir a un trapito embebido en benzol.

DE OXIDO EN LOS BALCONES

Frotarlas con un puñado de sal y un papel para que desaparezcan

DE PEGAMENTO BLANCO

Frótalas con un paño empapado en alcohol y agua caliente a partes iguales.

DE RESINA

Para eliminar un mancha pequeña de resina sobre una prenda, basta con que humedezcas un algodón en alcohol de 96º y frota con él la zona manchada.

DE SANGRE

En la ropa se quitan frotándolas con un trapo blanco empapado en agua oxigenada.

DE SUDOR

Si tu americana o chaqueta presenta cercos de sudor, podrás eliminarlos frotando las zonas blanquecinas con un paño blanco humedecido en agua avinagrada. Deja secar y el cerco habrá desaparecido.

DE TINTA

Si es una prenda de algodón y la has manchado con la tinta de un rotulador o de un bolígrafo, frota la mancha con leche.

DE VINO EN EL MANTEL

Echa sal sobre la mancha rápidamente y luego lo lavas con agua y jabón.

DE VINO EN ROPA DE COLOR

Sumergir la mancha en agua fría con amoniaco.

DE VINO EN ROPA BLANCA

Sumergir la prenda en leche hirviendo.

DE ZUMO DE FRUTA

Si ha ocurrido hace solo un momento, resuelve el problema eliminando la mancha con un paño empapado en un poco de zumo de limón y frota con él la zona afectada: es un eficaz blanqueador natural.

EN EL INODORO

Echar vinagre caliente y frotar con la escobilla.

DESMANCHAR ROPA TEÑIDA

Hervir en una olla hojas de laurel, coloque la ropa cuando este hirviendo y déjela enfriar, si no queda bien repita la operación.

 

Share

Conoce mejor Sahagún