1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

ANUARIO DE LA VILLA DE SAHAGÚN 006

 

1634 - El libro de bautizados de la parroquia de San Lorenzo de Sahagún, nos dice que desde el principio de la noche hubo una rigurosa tempestad en esta villa y sus términos y a consecuencia de la misma, a las 10 ½  cayó un rayo en la torre de la Iglesia de San Lorenzo, donde estaban tocando las campanas Diego del Corro y José Arias, sacristanes, y Juan Prieto, al primero de ellos le mató y José y Juan resultaron con sus cuerpos maltratados, bajó el rayo a la iglesia y detrás del altar mayor se hallaron rotos algunos maderos. Fue caso temeroso y terrible.

1649 - Se refunda la Cofradía de Jesús Nazareno y Patrocinio de San José (Fuente: Alberto Gordo).

1662 - En este año se llevó a feliz término la gran restauración de la vetusta basílica de Sahagún, efectuada por Benito Berrojo, con pórticos y torres en piedra de sillería, de lo que nos es hoy todavía eco histórico la hermosa, fachada sur, que fuera su puerta principal de entrada.- La ajada esbeltez de sus primores artísticos - declarados monumento nacional - constituyen uno de los pocos restos que quedan de la abadía con sus columnas dóricas enmarcando a un gran arco artesonado, sobre el que campea un ático con el escudo real de León y de Castilla sostenido por leones, y que remata en un frontispicio triangular que deja correr, a entrambos lados, una balaustrada con dos mutiladas efigies de reyes. -
A los dos lados del pórtico o Arco de Triunfo lleva esculpidas dos cartelas, cuyo decir cantan la historia tanto del monasterio como de la basílica, describiéndonos así las obras hechas por el entonces abad Fr. Gregorio de Quintanilla:


                         ESTE PÓRTICO, EN RUINAS POR SU MUCHA ANTIGÜEDAD
                         Y LEVANTADO EN HONOR DEL PADRE SAN BENITO
                         Y DE LOS SANTOS MÁRTIRES. PATRONOS Y TUTELARES DEL MONASTERIO Y DE TODA ESPAÑA,
                         SE REHIZO CON SILLARES DE PIEDRA Y NOTABLE
                         EMBELLECIMIENTO SIENDO REY DE ESPAÑA Y DE LAS INDIAS
                         FELIPE IV Y SU ABAD GREGORIO,
                         LECTOR DE SAGRADA ESCRITURA EN SALAMANCA, HABIÉNDOSE
                         LLEVADO A EFECTO LA OBRA MAGNÍFICAMENTE EN EL AÑO 1662
.

1665 - Según el archivo parroquial de la villa, nos  dice que Sahagún contaba con ocho iglesias parroquiales a cargo de sus correspondientes párrocos:

Iglesia de Santa María la Nueva. Párroco: Manuel García Corbete.
Iglesia de San Pedro. Párroco: Manuel de Villamor.
Iglesia de la Santísima Trinidad. Párroco: Gaspar Sánchez.
Iglesia de San Lorenzo. Párroco: Juan de Quintanilla.
Iglesia de Santa Cruz. Párroco: Gregorio de Poza.
Iglesia de San Tirso. Párroco: licenciado Puente, que además era provisor de la villa.
Iglesia de Santiago. Párroco: Baltasar Mata.
Iglesia de San Martín. Párroco: Juan de Robles.

Una relación en la que, evidentemente, no se incluían iglesias conventuales y monásticas como las de San Francisco (La Peregrina) o San Benito. (Fuente: Joaquín García Nistal. Profesor de la Universidad de León)

1679 - Huvo un incendio en el monasterio que empezó por la techumbre y llegó hasta la tercera o quarta parte della, y después quiso Dios se ataxase.-

1681 - Año de mucho hambre en los poblados del abadengo, habiendo tenido éste que socorrer a mucha gente necesitada.-

1683 - El 23 de octubre hicieron su entrada en Sahagún los padres misioneros franciscanos; que habían de apuntalar las vivencias del convento de San Francisco, un tanto venidos a menos. Júbilo al que se unieron los monjes de San Benito, presididos por el abad Fr. Bernardo Sánchez. Comenzó el P. Salmerón por restaurar la iglesia, que estaba muy ruinosa, por ser el piso y la techumbre de madera coronjosa y carcomida; para pasar a Sahagún el colegio misionero que -tres años antes- habían fundado en el convento de Nuestra Señora de La Hoz, cerca de Sepúlveda, en la provincia de Segovia. Dos años después las obras quedaban totalmente concluidas, siendo el frontis del altar mayor y su cúpula los que lucían un mayor esplendor, con la pintura al fresco de San Francisco y Santo Domingo, en actitud de hermandad y entrañamiento.
Grandes fiestas celebraron el feliz suceso, en las que intervinieron las fuerzas vivas de Sahagún y sus alrededores durante los días 1 al 4 de octubre de aquel memorable 1683.

1685 - La carga de cebada se vendía a 32 reales.

1687  - Estando Fr. Felipe Fernández de Caso con el P. Salmerón visitador de los franciscanos en Sahagún, por tierras de Cartagena y Andalucía, pasó casualmente por delante de un taller de escultura.- En él labraban primores de arte las manos fuertes de Pedro Roldan - aquel artesano nacido en 1624, que siendo joven, había aprendido en Granada las maneras de Alonso de Mena, y a cuya muerte se había trasladado a Sevilla - y también las manos delicadas y finas de una mujer de 31 años.- En el hogar de Pedro Roldan era la única mujer, desde que murió la madre, Teresa de Mena. y Villavicencio.- Pero era una mujer, que poseída - como el padre - del gusto por la escultura, ya no solo se recreaba modelando figurillas de Belén o pequeñas imágenes, sino que se había convertido en toda una artista.-
El nombre de esta mujer érase Luisa Roldán - conocida en los registros de la historia del arte español como LA ROLDANA .- Habiendo entrado el P. Felipe de Caso en aquel taller, al punto le llamo grandemente la atención la cabeza y las manos de una Virgen que llevaba graciosamente en su regazo al Niño Jesús.- Salió sin decir nada pero pensando que era aquella imagen la que sus sueños acariciaban para que - desde el altar mayor de San Francisco de Sahagún  presidiera y bendijese los andares misioneros de cuantos en el convento se preparaban para predicar la fe. -
Obsesionado en su ilusión volvió de intento por segunda vez al taller de los Roldan, con ardientes deseos de adquirir aquella imagen.- Preguntó a Luisa cual era su precio, y la artista, se lo puso a un monto que al buen fraile pareció desorbitado.- Entonces el P. Felipe dijo de su interés y cual era el destino que pensaba dar a aquella imagen.- Bajó Luisa un tanto aquel importe, pero en mucho superaba las pobrezas del desconsado fraile de Sahagún.- Por ello salió del taller cabizbajo, mientras seguía absorto los caminos del convento franciscano de Sevilla.- En esto, acertó a pasar por su vera un viejo amigo suyo y rico comerciante, quien después de saludarle le preguntó cual era el mal que le aquejaba, pues hasta el rostro tenia demudado y reflejaba desconsuelos.- Resistióse el P. Felipe a hacerle confidente de sus pesares; pero, al insistirle aquel una y otra ves, no pudo menos de indicarle como era causa de su gran pesar la insolvencia para poder comprar la imagen de una cautivadora Virgen, con su Niño en brazos, que sus anhelos querían para el convento de Sahagún.- El acaudalado comerciante invitó al fraile a que le acompañase a ver a aquella Virgen, pues también el quería contemplar tal belleza; y, sintiendo un tanto de reparo el P. Felipe en volver por tercera vez con sus impertinencias al taller de La Roldana, únicamente acertó a indicarle la dirección, haciéndose nuevamente en lenguas de la imagen mientras se la describía.-
Despidiéronse amistosamente comerciante y fraile, al tiempo que se deseaban augurios de felicidad y tomaban rumbos opuestos.- Por la tarde, estaba Fr. Felipe de Caso contando al P. Salmerón todo lo ocurrido, cuando a las puertas del convento de San Diego de Sevilla llegaba un mensajero con una caja cuidadosamente embalada. El mensajero no era otro que el buen amigo comerciante, y lo que la caja contenía no era otra cosa que la imagen de la Virgen Peregrina, con su Niño.-
Con la imagen de la Virgen Peregrina - dicha así por su peregrina belleza y por vestir rico bordón de peregrina - llegaron en su viaje de retorno el P. Salmerón y el P. Felipe a Rioseco, finalizando el mes de Junio de 1688.- Desde Rioseco y en multitudinaria peregrinación, entraron en Sahagún cuando atardecía el 1 de Julio de aquel año, teniendo lugar la gloriosa entronización de la Virgen en el convento de la Villa, el día 2, con asistencia de las comunidades de Sahagún, de Grajal, de Tríanos y de Valencia de Don Juan.-

1690 - En diciembre, llega a España la noticia de la canonización de San Juan de Sahagún.- Ni que decir tiene que la Villa de Sahagún hizo alarde de su devoción, de solemnidades y de regocijos cuando celebró la exaltación a los altares de su hijo más preclaro.- Durante doce días - del 3 al 15 de Junio de 1691- la capilla, dedicada al Santo, cuya construcción se había finalizado en 1650 después de muchos años de esfuerzos y trabajos, se vio repleta de incansables peregrinos, romeros y devotos de diez leguas a la redonda.- La hornacina del altar mayor la ocupaba, una estatua del Santo, obra de Gregorio Fernández en la primera época de la producción escultural del gran maestro.- En torno al altar, una cascada de luces, de flores y de exvotos proclamaban gracias obtenidas y multiplicaban efectos; y, a su vera, la reliquia grande de la canilla de San Juan de Sahagún que, desde 1602, era venerada en la abadía y que el propio abad Fr. Benito MontaIvo había subido ahora procesionalmente a la Capilla del Santo.-
Muchos fueron los festejos que se celebraron en la Villa, en honor al Santo, con las más ingeniosas mascaradas, con fuegos de artificio cada noche, mientras sus balcones y ventanas vestían los más ricos aderezos de mantillas y brocados, corriéndose cada día toros en el Coso de la plaza de Santa Maria.-

1691 - Carlos II pide dinero a Sahagún para sostener los hospitales militares de Cataluña y para socorrer a la plaza de Rodas, sitiada por los franceses, peticiones renovadas varias veces, con ocasión de hallarse muy empeñada la Hacienda.

En la Carta de Hermandad del Colegio de San Andrés de Espinareda, se habla del Colegio de San Mancio de Sahagún

1692 - Otro gran incendio afecta a gran parte del monasterio al amanecer del día quinto de febrero dedicado a Santa Águeda en que se quemaron los principales dormitorios de la casa, capítulo, choro alto y peligró la Iglesia, que casi milagrosamente se escapó del fuego... .-Según el P. Pérez, en esta época existían 1.500 libros en la librería monástica, "de todas las facultades, y de los mas raros y escogidos que se hallaban en ellas"; había muchos escritos en griego, hebreo, francés, italiano "y otros idiomas menos vulgares" .

1701- Con fecha 2 de julio de este año, cuando los moros habían sitiado la plaza de Ceuta, aprovechando las luchas que dividían la Península, en la disputa de la corona de España por el monarca Borbón y el archiduque Carlos de Austria, Felipe V escribe una carta dirigida al abad Fr. Tomás Pérez Bordel, que comienza diciendo:
"El Rey: Al Venerable y Devoto Padre Abad de San Benito de Sahagún: Permaneciendo el sitio de la Plaza de Zeuta por los Moros, en cuya defensa se han consumido considerables sumas de dinero de mi Real Erario, y siendo preciso acudir a esta Causa tan común y de Religión... os suplico gran ayuda material de dineros".

1726 - Con fecha 19 de octubre, estando la luna en último de menguante, se ha visto generalmente un meteoro de impresión de fuego en la parte del norte desde las 7 ½  de la noche hasta las 10 sobre tres veces, no era un cometa, sino una conjunción de fuego y vapor que tiraba sus ramos como los rayos del sol y de grandísima magnitud y daba luz que parecía no haber anochecido, la primera vez se extendió al  occidente y allí murió, las otras dos veces,  estuvo fija la llama hacia el norte, no sabemos que nos dice Dios por esta señal, ello es cierto y porqué será nuestros pecados los que tienen merecida una calamidad, no hay que esperar que tarde nuestro castigo, sino preocuparnos su misericordia con nuestra humildad y conocimiento. Por la fecha se cree que se trató del fenómeno conocido como Aurora Polar. Este suceso atmosférico, escrito por un clérigo, figura en uno de los libros parroquiales de la Iglesia de San Lorenzo.

1751 - El Catastro de la Ensenada cifra en 431 el número de vecinos y disponía de tres mesones para servir a todo tipo de viajeros, que podían también pasar la noche allí; además tenía tres hospitales, dos de ellos dentro de la población y uno extramuros, en el camino francés. El hospital de San Andrés y el de extramuros albergaban aún a peregrinos. El otro hospital, destinado a los vecinos pobres y enfermos, les facilitaba alimentos, medicinas, médico y cirujano. En el monasterio de San Benito habitaban 88 monjes - incluidos 13 legos -, 14 religiosas componían el convento de Santa Cruz y 63 religiosos más, entre presbíteros, ordenes menores y misioneros del convento de San Francisco, una cifra elevada de clérigos que contraponer a los 431 vecinos seglares de la villa que, junto al resto de los habitantes laicos, sufrían una doble presión económica e ideológica por parte de los numerosos eclesiásticos.-
Dentro del casco urbano, Sahagún tenía diez corrales cercados para recoger el ganado lanar. que era numeroso, y entre los vecinos se contaban diecinueve pastores. Había también once molinos de aceite de linaza, siete harineros y una tejera con dos hornos para cocer teja y ladrillo. El comercio de la villa se distribuía en nueve tiendas: mercader de paños, comerciante de lienzos, buhonería, especiería y confitería donde se vendían dulces, chocolate, azúcar, etc..Había diez regatones de sardinas, escabeches y frutas. Dieciocho vecinos se dedicaban a la venta de pan, algunos comerciaban con cueros curtidos, y dos vendían monteras. Se celebraba mercado todos los sábados y dos ferias anuales, una en el Corpus y otra en la festividad de San Simón. También hay un rastro en que se vende a tiempos en dicho día de mercado, ovejas y machorras.
Los oficios artesanales estaban representados por 14 maestros tejedores de lienzos y estameñas, 7 oficiales y un aprendiz del mismo oficio; 12 maestros carpinteros y albañiles, 1 aprendiz; 8 maestros sastres y 1 oficial; 4 maestros zapateros de obra prima, 8 oficiales y 1 aprendiz; 7 zapateros de viejo; 4 maestros herreros, 3 oficiales; 3 maestros curtidores, 2 aprendices; 3 maestros ensambladores; 2 maestros cerrajeros; 2 maestros herradores y albéitares, 1 oficial; 2 maestros tallistas, 1 oficial; 2 maestros carreteros; 2 maestros chocolateros, 1 oficial; 1 cubero; 1 zurrador; 1 pasamanera de cintas de lino y lana; 1 alfarero y 1 cribero.
Había en Sahagún 2 boticas, una dentro de la clausura del monasterio de San Benito, pero de la que se surtían también los vecinos y forasteros, y en la que trabajaban tres mancebos seglares.
Entre los vecinos se contaban 302 jornaleros y 13 pobres de solemnidad.

1752 - Según un apeo de la Única Real Contribución, podemos constatar la existencia de 6.336 mimbreras, 62 nogales, 126 negrillos, 238 cirolares, 15 álamos y 8 olmos, extendidos por los prados y tierras en la vega de Sahagún.-
Y el Catastro del marqués de la Ensenada, nos dice "Hay 431 vecinos seglares, 302 jornaleros agrícolas, 64 labradores, mas de 150 religiosos y religiosas, 106 criados, 89 viudas, 22 operarios textiles dedicados al tejido de lana y lienzo, 19 pastores, 18 panaderos y otros muchos oficios. Cuenta con 7 molinos harineros, dos de ellos propiedad del monasterio, 11 molinos de aceite de linaza, 2 alquitaras de aguardiente, una tejera con dos hornos para teja y ladrillo, 6.000 cabezas de ganado, 14 colmenas, un palomar, tres mesones y 9 tiendas (paños, joyería, especiería, hierros y acero, confitería, buhonería, chocolatería y cerería). No hay tabernas porque los cosecheros venden el vino en su casa en la bodega. La villa cuenta con tres hospitales, dos en el casco urbano y uno extramuros, dependiente del monasterio. Hay también dos médicos, dos boticas, 4 cirujanos y barberos sangradores y 13 pobres de solemnidad".

1755 - La villa se ve asolada por un terremoto.- A raíz de este terremoto, comenzó a agrietarse el crucero de la basílica, amenazando venirse en ruinas.- Adyacente a la basílica - por la parte del crucero - estaba la vetusta capilla de San Mancio, sobre la que hacia mucho tiempo se habla levantado el coro alto de los monjes; y, al hacerlo - inadvertidamente - se construyó una pared muy gruesa, que descansaba pesos y años sobre la bóveda de dicha capilla.- Con el terremoto aquel, los estribos de la pared fueron corriendo sus fuerzas hasta el crucero de la basílica, agrietando sus bóvedas góticas y remeciendo sus columnas, por lo que el abadengo había tenido que empeñar todos sus caudales para evitar derrumbamientos.- Se encargó la reparación a la ciencia del celebrado arquitecto Fr. Antonio Pontones, de la orden de San Jerónimo, a quien Felipe V había nombrado arquitecto de la Cámara Real, por sus trabajos en el Escorial.- Y el P. Pontones para evitar que el coro siguiera descargando pesos sobre el crucero de la basílica, levantó en medio de la capilla de San Mancio una pared maestra, que aliviara y sostuviera las cargas del antiguo muro, al tiempo que suprimía en el crucero la denominada Torre de la Aguja o cimborrio, que estaba flanqueado por cuatro fuertes estribos angulares, sobre los que se abría el rosal de dieciséis bovedillas góticas del siglo XV, y cuya armazón ajedrezada incrementaba pesos y fuerzas sobre el crucero.-
Aparte de esa labor, el monje-arquitecto rebajó en ocho pies la nave central de la basílica, mientras sustituía la. maciza bóveda de piedra por otra más ligera de ladrillo - en forma de media naranja. - la que enlució con incongruas pinturas, finalizando las obras en 1764.-

1758 - La Sagrada Congregación de Ritos, instituyó como Patrona de la Villa, a La Virgen Peregrina de Sahagún.

1769 - Incendio en el Monasterio

1779 - Cuando el alza en el precio de las tierras movió a los monjes a redactar los contratos de arriendo temporal en forma cada vez mas dura, mientras la tendencia anticlerical de la Corte incitaba, a los pueblos a quejarse de la opresión que padecían, esperando éstos hallar ayuda en la autoridad civil, los vecinos de Sahagún, reunidos en cabildo abierto elevaron un escrito al Consejo de Castilla, diciendo: "Que la Villa estaba oprimida y aniquilada por el despotismo con que le trata el monasterio de benedictinos fundado en ella... Y que si no se corta de raíz tan lastimoso estrago, llegará el caso de que en vez de vecinos útiles al estado, no se verá en Sahagún sino una caterva de mendigos y criados del monasterio". 
En la exposición exponían pruebas de arrendamientos de parcialidad; de que a los extraños no se les permitía prolongar dichos arrendamientos; de que se les impedían legales subarriendos, y de que las 18 raciones de pan, vino y carne que se daban a. los pobres de la localidad por fundación real, ahora se destinaban a personas forasteras.- Aducían también que el monasterio mantenía un monje granero en Valdelaguna contra la cédula real de 1772, traficando sus ganados; que el monasterio defraudaba a la Villa, dando raciones a sus criados y jornaleros en parte de salario; que hacia 24 años que el hospital estaba arruinado, y que el monasterio empeñaba sus dineros en hacer obras suntuosas en su recinto para hospedar a personas ilustres y acomodadas; que impedía la utilización de las aguas  del Cea para regar  los  huertos  por  ser  perjuicio de los molinos, y que, a pesar de percibir los diezmos parroquiales íntegros,  las iglesias de Sahagún  están indecentemente adornadas y amenazando ruina.- Y terminaban los vecinos de la Villa expresando su temor de que los monjes   maquinaban   su   total   destrucción,   reduciéndola  a despoblado, sobre lo que apuntaba.-  
Díganlo Mahudes, Palazuelo, Santijuste, San Pedro de Boadilla, San Andrés  y  La  Granja,  antiguamente  poblados  y del señorío del monasterio, hoy despoblados  y  convertidos  algunos  en  cotos y términos redondos del mismo monasterio.-
En una  causa seguida  en la  Cancillería de Valladolid, entre el Ayuntamiento de Sahagún  y  el  abadengo, sobre  la  propiedad del monte de Valdelocajos, fueron enviados por parte del Ayuntamiento doscientos cuatro vecinos, representando a todos los demás.-  
Se demostró entonces  que  los  términos  municipales  de Sahagún estaban comprendidos entre los pagos limítrofes de los siguientes poblados; Bercianos,  Calzadilla y  Castellanos, Villamol, abadía de Tríanos, Villalmán y  Cea, Villazán, Riosequillo, Moratinos y Escobar, Grajal, Arenillas, Galleguillos  y  Gordaliza  del Pino; que  desde  tiempo  inmemorial,   la  Villa  de Sahagún,  gozaba la posesión de los pagos entre  aquellos  limites,  en  los  que sus Alcaldes mayores - puestos por Su Majestad, el Rey - odian usar y ejercer de  la real  jurisdicción civil  y criminal,  tal como lo habían venido  haciendo; que también, desde tiempo inmemorial, la Villa de Sahagún, había  venido  cortando  leña  en  el  monte de Valdelocajos,  hasta  que,  viendo  el  monasterio que era tierra fértil, se había opuesto  a  ello;  que  Valdelocajos  había sido antaño pueblo,  al igual que San Andrés,  pero que,  una vez que se habían despoblado,  por  orden  real  habían  pasado  sus tierras, viñas,  parcelas   y montes   a ser propiedad privativa de realengo en posesión de la Villa de Sahagún; y que,  en vista de todo ello, el ayuntamiento nombraba ahora,  como representantes de  la villa y a los efectos del pleito, a Lorenzo Luna, a Manuel Rodríguez León y a Vicente Ramírez, todos ellos vecinos de la dicha Villa y allí presentes.-
El  3 de Octubre de 1780 se desestimaban los derechos de Calzada, y la causa de Valdelocajos fue vista definitivamente,  rezando taxativamente su sentencia que Villarrubia pertenecía al abadengo de  Sahagún  y  que  Valdelocajos  era jurisdicción comunal de su ayuntamiento; y que ni  el  Concejo  de  Calzada  ni  el  abad de Sahagún se entrometieran en tal jurisdicción,  bajo pena de 50.000 maravedíes para la cámara real, por cada vez que lo intentasen.-

1780 - Mayo 14 - El vicario y feligreses de la parroquia de Santiago habían presentado a consideración del abadengo el gran peligro que corría aquella iglesia de venirse a ruinas, así como la necesidad urgente de su reparación para poder seguir atendiendo a su multiplicada feligresía.-

1781 a 1785 La contabilidad de la abadía en éstos cuatro años, fue la siguiente: Las entradas se elevaron a 1.019.690 reales, siendo sus salidas 852.620 reales, habitaban el monasterio 70 monjes y 10 hermanos legos; se sabe que en 1783 y de muchos años atrás, mantenía una escuela para niños y tenían previsto abrir otra para niñas.-

1782 - Se publica en Madrid, la Historia del Real Monasterio de Sahagún, escrita por Romualdo Escalona, que fue monje del monasterio

1803 - El Diario de Madrid del 10 de Mayo, dice: “Queda vacante el arriendo de la posta a las Administraciones de Correos de Burgos, Valladolid, Palencia, Dueñas, Medina del Campo, Carrión o Sahagún, donde se admitirán sus proposiciones.

1804 - Nuevas Ordenanzas Municipales, corregidas por Carlos IV:
Art.5 - El oficio de almotacén será cumplido por turno y mensualmente por los regidores, quedando nombrado en la sesión ultima de cada mes el regidor que lo ha de llevar a cabo en mes siguiente, para que no aleguen ignorancia (era oficio de almotacén fundamentalmente vigilar y contrastar la fidelidad en pesas y medidas del mercado).-
Art.12 - Las penas en que incurran los que hacen daño de noche, se entenderán duplicadas y triplicadas con respecto a las impuestas a los malhechores de día, en conformidad con lo que expresan estas Ordenanzas.-
Art.30 - Cualquiera persona que lleva leña que no sea de sus viñas, como haz o manojos, aunque se hallen cortadas y alegaren licencia del dueño, incurren en la pena de 2 reales; y si cargare carro de leña 15 reales, que serán doble y triple a la segunda y tercera vez. -
Art.43 - El que hiciere bardas o corral para la parición de los ganados ovejunos dentro de la distancia de trescientos pasos de las viñas y sembrados, incurre en la pena de 40 reales por la primera vez; y, si insistiere, con cuatro días de cárcel, debiéndose observar lo mismo en los cotos.-
Art.44 - Los caminantes y demás personas que tomen uvas, incurren en la pena de 8 reales; y, si fuese cesto o talego, que se considera, mayor cantidad, en 3 ducados, con prisión de ocho días, pagando además al dueño el daño de la heredad.-
Art.82 - Los ganados ovejunos han de formar cabaña o rebaños que no bajen de 300 reses, contando la cría por cabeza, desde el día de San Pedro; y el que lo contraviniere, incurre en la multa de 40 reales de apremio y costas hasta que se forme la cabaña de 300 reses. -
Art.84 - La persona, que - por remedio - tuviere necesidad de tomar leche de cabra, pueda llevarla a pastar a los cotos de yerba del sitio que señale el ayuntamiento o su comisionado.-
Art.103 - Será extensión y deslinde de los años nones, viniendo por el camino de Escobar, desde las cumbres o raya que divide los términos de esta Villa hasta llegar a la Era de San Lázaro; volviendo por la orilla de las viñas, hasta el Olmo de las Ciruelas; y siguiendo por la orilla de las viñas - mirando al mediodía - hasta la viña del Vínculo, que goza Gregoria García Diez, fundada por el licenciado Hernando Nuño, donde se halla un mojón que divide el término de Grajal; y siguiendo dicha reguera hacia el oriente, se concluye dicha hoja, llegando a las cumbres. 
Art.109 - La persona que matare o vendiere en el rastro res dañada o malsana, incurre en la pena. de 30 reales por primera vez, doble a la segunda y triple a la tercera, con prohibición de volver a vender en el rastro.-
Art.110 - El vecino que arrienda casa al forastero o le admite en la suya por mas de un mes, con ánimo de avecindarse sin prestar licencia del ayuntamiento, incurre en la pena de 60 reales por primera y segunda vez, y doble por la. tercera; y en la misma pena incurrirá el forastero que se haya avecindado sin licencia del mismo ayuntamiento, además de estar sujeto a la admisión o expulsión de la vecindad.-
Art.111 - El vecino que admita peregrino, mendigo u otro forastero, y no de cuenta en el mismo día o noche a la justicia, incurrirá en la pena de 15 reales por primera vez, doble a la segunda y triplicada la tercera.-
Art.113 - El que corra por la calle con carros, incurre en la pena de 2 ducados; si con caballería mayor, un ducado; y si con menor, 4 reales.-

1805 - Marzo 3 - Un acta conventual de ésta fecha rechaza, un pedido del ayuntamiento de Sahagún, para que la abadía contribuyera graciosamente con una ración diaria de pan y de carne, para el Preceptor de Gramática que el concejo pensaba traer para las escuelas publicas de la Villa, ayudando de este modo al aumento salarial del mismo, contratado, en un principio, por 2.000 reales.-
En los meses de Junio y Julio de este mismo año grandes pedreas asolaron los sembrados, por lo que la cosecha fue muy escasa.-

1808 - Octubre 13 - A las tres de la tarde se reunió toda la Villa frente a la casa consistorial, delante de la que el dosel de un gran retablo remataba con una fotografía grande del rey.-
El coronel del Regimiento de Santiago, con toda la oficialidad y sus tropas, ocupaban, en marcha de desfile la arteria principal, yendo al frente el alférez mayor de la Villa, con pendón alzado, en el que estaban bordados los escudos de armas de León y de castilla.- Dióse comienzo al acto con las palabras de rúbrica: Por León, por Castilla y por Fernando VII, nuestro Rey, que Dios guarde, a cuya proclama los vítores al rey y a España retumbaron de júbilo en la plaza, mientras - a lo lejos - un cañón del Regimiento hacia la reglamentaria salva, de los 21 disparos.-
Desde la plaza del ayuntamiento, en dos filas de a seis en fondo y detrás del Regimiento con su banda de música, las autoridades de Sahagún y la población en pleno se dirigieron a la abadía de San Benito, donde les estaba, esperando ya el abad y su comunidad. 
También allí se había levantado una tribuna en la que - sobre un gran dosel de damasco rojo -  destacaba otra  gran fotografía del monarca, precediéndose  a la juramentación con el pronunciamiento de las mismas palabras.- Luego, regimiento, autoridades y pueblo fueron recorriendo  festivamente las calles de la Rúa, del Arco y de la Alhóndiga hasta la plaza mayor, en la que se dio una vuelta triunfante, para  finalizar el desfile nuevamente en la plaza del ayuntamiento.- Así concluyó aquel  acto  patriótico  de Sahagún. Acto  seguido   el  alférez   mayor  invito a un refresco  a  las autoridades del concejo,  jefes  y  oficiales  del  regimiento de Santiago, y  - por  la noche  - hubo  gran retreta y concierto de música, bailes y  grandes  iluminaciones.-  Al  día  siguiente el brigadier dio una corrida de toros en la plaza mayor, "y el dicho Alférez regaló a la tropa un  buey para  que reforzara  el rancho con su carne".-
El 20  de Diciembre de este mismo año,  cuando Moore destacó desde Mayorga el  grueso  de  su  caballería  hacia  Sahagún,
 donde le constaba  estar  acantonado   un  contingente  de  700  jinetes franceses.- El propio Moore, acompañado de Lord Paget, se puso al frente de  la caballería  inglesa con 400 soldados; y, al filo de la medianoche,  estando cubierta la tierra de un  muy tupido manto de nieve,  marchó decidido  a envolver  al enemigo cortándole las comunicaciones con el cuerpo principal del  ejército francés, que tenia  puestos  sus  campamentos  en  Saldaña  y  Carrión  de los Condes.- A un tercio del camino, dividió sus  fuerzas, entrando a comandar  Paget un  regimiento  que  debía  entrar  en  Sahagún siguiendo  el  curso  del  rió  Cea,  mientras  Moore   con  otro regimiento se  internaba a la derecha, para hacerse por los pagos de Arenillas y Grajal en una envolvente del camino.-  
Seguía avanzando Paget cuando se dio de tope con algunos soldados franceses  que  se  habían  separado  de la patrulla central. Los persiguió, sin  darse grandes  prisas, para  dar tiempo  a que el contingente  del  general  Moore  cuajase  la  estrategia  de  la envolvente aquella; y de ese modo, cuando se llegaba ya a Sahagún la avanzada  de Paget,  encontró a los franceses preparados para la refriega en una escampada del río.-  Con los  200 húsares  que le acompañaban siguió  avanzando muy despacio todavía, al tiempo que sorteaba - por la  izquierda  -   un  profundo   barranco  que interrumpía el  camino; y, a pesar de que el enemigo maniobro con rapidez para estorbar  la  nueva  formación  de  la desarticulada caballería inglesa,  en cuestión de momentos volvía Paget a estar en línea de ataque y presto  a  la  carga  contra  los franceses, mientras  el  contingente  de  Moore  comenzaba  ya  a  atacar al escuadrón francés casi por la retaguardia.-  Sin darles  tiempo a vadear  el  Cea  e  imposibilitada  la  caballería de escalar los antepechos de  los  barriales  del  cerro  de  San  Bartolomé, no tuvieron  los  franceses  otra  alternativa,  que batirse cuerpo a cuerpo con los ingleses, que  desde  dos  frentes  les atacaban.- Todo fue cosa de minutos, ya que el francés que no moría luchando con los soldados de Paget, tenia que hacerlo cayendo en manos del regimiento de Moore.- A tal punto, que los 700 jinetes de Francia quedaron tendidos sobre la nieve de  aquel helado  amanecer, ante el  empuje avasallador de  los dos cuerpos de  la caballería  inglesa comandada por Sir Moore y por Lord Paget, y que en total  no eran mas de 400 húsares.- Finalizada la  batalla de  Sahagún, Moore, Paget y Baird sentaron los cuarteles de sus  25.000 soldados  en los   pagos de   la Villa desde aquel 21 de Diciembre hasta el día 26.-
 
El 30 de diciembre, todavía un destacamento de franceses se presentó  en  Sahagún, viniendo  de  Rioseco.-  Con  alardes  de prepotencia penetraron en la abadía y se apoderaron de los fondos pertenecientes a aniversarios, fundaciones y obras pías, así como de  depósitos  particulares, que  algunas  personas  de la Villa juzgaron estar allí más seguras contra rapiñas y saqueos; después de haber robado en la abadía, de tal manera amedrentó al concejo de la Villa, que tuvieron que entregarle los  fondos públicos que guardaban  las  arcas  municipales,  cuyo monto ascendía a 36.000 reales en vales y dinero.- 

1809  “Una división de quatro mil y quinientos enemigos al mando del General Bonnet, ha sido enteramente derrotada por una división del Marqués de la Romana en Sahagún, quedando en fuerza de esta derrota libre el camino de Santander”.25.05.1809 – Diario Mercantil de Cádiz
Un buen día de  Agosto se  presento en  Sahagún el general Tourniers para  escarmentar sus pagos con los desmanes que habían sembrado de deshonor los  alfoces  de  Carrión.-  Apenas tuvieron tiempo los  monjes de  poner a salvo la custodia de Arfe, el arca de plata donde se guardaban las reliquias de San  Facundo y  Primitivo y algunas cosas  de valor, ocultándolas en una finca de don Andrés Arias, cuando en la abadía se hizo presente el general francés.-  
Dieron rienda suelta los soldados  a  sus  ambiciones  de saqueo, robando  vasos   sagrados,  decapitando  imágenes  e  incendiando altares.- En las bodegas de la abadía, después de emborracharse, rompieron a hachazos cubas y toneles, al tiempo que deshacían las redomas  de  la  botica  y  quebraban  en  la  panadería hornos y padillas.-
Entretanto, había mandado el general al capitán de  la guardia de París,  que   cumpliese  igual  misión  en el  convento  de  San Francisco.- A pesar de ser  mas  humano  que  Tourniers,  no pudo impedir que  sus tropas - después de saquear despensas y bodegas - se ensañaran con el hermano lego Fr. Felipe  Merino, a  quien tres sablazos en  la espalda pusieron al borde de la muerte.- Y ni los vecinos de Sahagún se vieron libres de atropellos aquel 29 de Agosto, cuando las hordas napoleónicas asaltaron casas y corrales de ganado, incendiaron mieses  y cosechas,   cometieron toda clase de excesos  en doncellas indefensas. Contra lo que reclamaron dos honrados caballeros del lugar, cuyos cuerpos fueron colgados de dos negrillas  del Plantío - junto al Puente Canto de la Villa -, siendo luego tiro al blanco de mosquetones y  arcabuces.- Pero la represalia no  se hizo esperar por parte de algunos jóvenes, que - mas tarde - engrosarían las  filas guerrilleras  de El Marquesíto; ya  que, al día siguiente, cuando las fuerzas  de  ocupación francesas iban a tomar los caminos  de Grajal,  al pasar  lista a sus  soldados  el   general  Tourniers, echó en falta a ocho de ellos, cuyo paradero fue imposible de averiguar.-
Las fuerzas napoleónicas ocuparon, regentaron y administraron el hospital existente en Sahagún y lo convirtieron en hospital de sangre. 
El  día 27 de   Diciembre,   se   presentó   en  Sahagún  don  José de Azcarate, con  una compañía  de soldados  de caballería y otra de infantería, instando a los monjes de San Benito y a  los frailes de  San  Francisco  a  que, en el plazo de cuatro días, debían abandonar sus respectivos conventos, despojados de habito talar.-
Quedaron abadía  y convento deshabitados, ofreciendo sus torretas el  desolado espectáculo de sus heridas sangrantes por saqueos y llamaradas, al  tiempo que a los desaprensivos y aprovechados se les  presentaban como botín - a ultranza-  de asaltos a hurtadillas.- Sobre ello  y en  Octubre de  ese año, un comandante francés de la tropa que en León comandaba  el general Labordiere, al  frente  de 20 soldados,  hizo prender fuego al  paño norte de  la abadía de San Benito; y, temiendo los vecinos  de Sahagún  que se perpetrara igual  desmán en el convento de San Francisco, sacaron en procesión a la  Virgen  Peregrina  desde  aquel  su Santuario, hasta dejarla custodiada en la capilla de San Juan de Sahagún. –

1810 -  La  basílica  y  abadía  quedan  incendiadas y derruidas durante la Guerra de la Independencia.-
Un destacamento de 500 franceses  convirtió  el  Convento  de San Francisco en su cuartel, siendo su cometido principal vigilar los trabajos del  vecindario pobre y las imposiciones monetarias de los pocos ricos,  que  ciertamente no resultaron cortas, ya que sólo en la capital leonesa se elevaron a la suma  de 4.000.000 de reales.-  
Así las  cosas, creció tanto el descontento de Sahagún que muchos de sus hombres  optaron  por  engrosar   las  filas  de  Juan Diez Porlier, quien  - de continua - volvía a atacar con sus correrías guerrilleras los fortines franceses de León y de Castilla.- En el mes  de  Octubre  se  llegaron  a Sahagún,  junto a una columna de soldados que comandaba el general Mier, para combatir la compañía acantonada  en  el  convento  de  San Francisco y desalojar a los franceses de  la  Villa.-  Una noche,  sorprendió  Porlier  a la guardia   que   vigilaba   desde   el  altozano;  y,  después  de amordazarla,   comenzó   por cortar   sigilosamente   los  tres corpulentos  negrillos  que  protegían  la entrada, al tiempo que hacia lo mismo con los que - mas al  sur  - guarnecían   portones y corrales, mientras  el contingente de Mier se parapetaba, tras las tapias y las casas de "El Tejar de abajo".- Al cambio de guardia, el  relevo   se percató   de  lo   ocurrido e   hizo sonar el  clarín de guerra; pero era demasiado tarde.- Los franceses al verse copados entre  dos  frentes,  apenas  si  tuvieron tiempo para hacerse en desbandada por los barriales  del camino  de Grajal.-  Más de 100 soldados napoleónicos  quedaron muertos  en la huida, y casi otro centenar sumaron los  heridos, mientras  que  tan  solo  tres lo fueron en el frente guerrillero español  durante la nueva escaramuza del alto de la Peregrina.- 

1812 - El año del hambre.-  Aparte de la gran desolación de la escasez, sufrió Sahagún el trasiego incesante de soldados y guerrilleros, hermanados más y más  por los lazos de una causa común, que continuamente seguían fatigando a las diezmadas fuerzas francesas que Napoleón había dejado en la Península, después de reducir su contingente bélico para mejor acudir a la guerra con Rusia.

1813 - El general francés Boyer, requisó en Sahagún y pueblos limítrofes, treinta y una mulas para su artillería, que se tasaron en ochenta y un mil doscientos reales, dejando un pagaré legalizando su firma el ministro de la Guerra de Francia; no se cobró el principal e intereses hasta el año 1832.
Alejadas  las  águilas  napoleónicas,   los  benedictinos y franciscanos de  la villa solicitaron y consiguieron de todos los vecinos de  Sahagún,  Villamízar, Grajal,  Arenillas,  Villada y otros poblados  de sus alrededores, sendos memoriales con destino a  la Junta Central,   más otro   memorial  conjunto   que firmaron un buen número de personalidades eclesiásticas y civiles, suplicando a  aquel organismo gubernamental su venia  para reconstruir los derruidos convento  y abadía.- El diputado de las Cortes por León, don Benito de Escobar, denegó el permiso.- Hubo que esperar a que Fernando VIl se rehiciese con la corona.-

“Todo el empeño de los franceses es hacerse con dinero; pues parece que les sobran los viveres, particularmente pan y vino. Se fortifican en Sahagun, deshaciendo el monasterio para levantar, según las apariencias, murallas nuevas, y mejorar las antiguas”.(18.03 Redactor General

ANUARIO DE LA VILLA DE SAHAGÚN 005

 

1499 - Nacimiento de Fray Bernardino de Sahagún .

1512 - El 2 de mayo, reuniéronse en Sahagún los representantes de los 22 monasterios unidos a la Congregación de San Benito, bajo la presidencia del obispo de Ávila, don Alonso Carrillo de Albornoz, como visitador que era de la Congregación.

1513 - Nace en Sahagún Fr. Pedro Ponce de León.

1515 - Enrique de Arfe termina la Custodia Sacramental de Sahagún, -fiel reflejo de la de León, aunque más pequeña-, encargada por e! abad Fray Gaspar de Villarroel, natural de Sahagún, y para su fabricación de emplearon más de cien marcos de plata, no bajando de otros cien su coste. Así la describe el marqués de Lozoya:
" Es un templete de planta hexagonal y reviste la forma de un edificio gótico, en el que se entrecruzan una serie de arcos, cuyas complicadas formas recuerdan las más exaltadas creaciones del arte manuelino. Las labores de la peana, en la cual -entre hojarasca gótica- juegan angelillos que preludian ya el Renacimiento, son  de una admirable delicadeza; y las imágenes que adornan el conjunto son verdaderas obras de arte en miniatura, capaces de competir en perfección y espiritualidad con otras, a las cuales suele atribuirse una categoría superior".
1519 - En el mes de Octubre, careciendo de pescado para comer, porque lo poco que se presentaba había que pagarlo a precios fabulosos, acudió en súplica el concejo al rey, y en Noviembre da una provisión para que los mercaderes de Llanes, puedan vender libremente sus pescados en esta villa, surtiéndoles antes, y a precio módico, que a los de Villada, a pesar del contrato contraído con ellos

1521 - A primeros de marzo de este año, unos escuderos del ejército real de Sahagún, cuyos nombres eran Pedro Buiza y Antonio Collantes, se toparon en el campo -entre Bercianos y El Burgo- con otros dos escuderos de las huestes de la Junta, que se decían  Areste y Rejón, proveniente el último de los Gelves. Llegáronse los escuderos realistas a los comuneros y exclamaron: ¡ Mueran los traidores: Si sos del rey, dad acá la capa; y si sos del diablo o de papa, dad acá la capa ! A la voz de aquella consigna los comuneros huyeron a toda prisa. En su persecución, trotaron Buiza y Collantes; y, así que les dieron alcance, se trabaron en singular combate, hasta derribarles de sus cabalgaduras, apoderándose de ellos, junto con todo lo que llevaban, entre lo que era más sobresaliente, una carta de mensaje, dos espadas e una lanza gineta con sus fruecos e una lanza de armas. Sabido lo cual en Sahagún, ciertos vecinos, afectos a las Comunidades, se alzaron en algarada de exterminio, saqueando las haciendas y las casas de Pedro Buiza y de Antonio Collantes.
El resultado fue que los vecinos de Sahagún, que son por la Comunidad, les tomaron cuatro cubas de vino y otros muebles con mano armada, y en son de alboroto y a voz de Comunidad entraron en las dichas casas y tomaron hasta otras seis cubas de vino y ropas, armas, atavíos, un caballo y otros enseres, afirma uno de los testigos en el juicio de Medina del Campo.

1534 - El 6 de marzo el papa Clemente VII, concedía a la abadía que los estudiantes, especialmente los curas de almas  que cursaban teología, artes y derecho canónico en la Universidad de Sahagún pudieran percibir los frutos y provechos de sus respectivas parroquias, como si las estuvieran regentando, al tiempo que incide en que los grados obtenidos allí deben gozar de igual validez y prestigio que los alcanzados en Salamanca o Alcalá de Henares.

1540 - Hubo imprenta en Sant. Fagunt, en la que se imprimió un Índice General de las obras de Aristóteles, siendo impresor Nicolás Tierreux, firmando el año del Parto de la Virgen 1540; su autor fue el P. Fr. Francisco Ruiz de Valladolid, monje de este Monasterio; también escribió unas Reglas, para entender las Sagradas Escrituras, según la mente de los Stos. Padres; se hicieron seis ediciones en menos de medio siglo.

1543 - Durante unas misiones predicadas en la Semana Santa, los franciscanos, que habían fundado en la Villa un convento o guardianía, por los años 1257, tan bien supieron prepararla y llevarla a efecto, que Sahagún entero se volcó a los oficios celebrados en la iglesia de San Francisco, dejando semidesiertas las naves de la basílica abacial de San Benito. Lo cual llevaron tan mal los benedictinos, que el abad, Fr. Francisco Ruiz de Valladolid, llegó a prohibirles el ministerio de la palabra en las parroquias de la Villa, ante cuya prohibición acudieron los franciscanos a su procurador general, quien recabó de la corona una real provisión. ordenando al abad que les dejase predicar en paz. Vivencias de esplendor en la predicación y pobrezas franciscanas que les hacían ser más admirados que los benedictinos, quienes - por seguir siendo dueños del lugar - eran menos admirados que temidos por los moradores de la Villa,

1546 - Don Juan Enríquez, caballero de la orden de Santiago, casado con Doña Juana de Orense, vecinos de Sahagún,  funda un convento de benedictinas para su hija Dª  Maria Antonia; con el fin de llevarlo a efecto, compró unas casas contiguas a una ermita denominada de la Santa Cruz, en el barrio de la Aljama o Judería, aportando para ello la dote de 3.000 ducados de oro,  para iglesia cedieron a la nueva fundación parte de la ermita citada de Santa Cruz, como coro claustral y osario.
Durante 37 años, doña Maria Antonia Enríquez  rigió el nuevo monasterio de Santa Cruz, muriendo en el año 1583, dejando un grato recuerdo en los anales de la fundación.

1557 - Siendo regidor de la Villa el Ldo. don Diego de Quevedo, se fundó la Alhóndiga de Sahagún. Pidió para ello al ayuntamiento un solar inhabitado, que hacía esquina con la plazoleta de la iglesia de San Lorenzo y que era de propiedad comunal. A sus expensas y con una corta subvención del concejo, se comprometía a levantar sobre aquel solar un edificio público, en el que se llevase a efecto no solamente la compra y venta de trigo y otros cereales, sino que sirviese también de depósito a aquellos productos,  comestibles y mercaderías de consumo, de lo que pudiera surtirse la población cuando lo necesitase, bajo la vigilancia de fieles y alguaciles, tanto en contratas como en pagos, y sin el riesgo de usuras, malentendidos y pleitos que acarreaba el tener que acudir a compras entre particulares. Aparte de ello, los necesitados -por cualquier motivo o circunstancia- podrían  acudir a la alhóndiga a adquirir, bajo fianza, grano escogido para la sementera, con el compromiso de reintegrarlo en especie, después de la próxima cosecha, o pagar su importe a plazos, legalmente establecidos por la justicia.
A este efecto y de sus graneros, una vez que estuvo construida la Alhóndiga de Sahagún, don Diego de Quevedo depositó en ella -según escritura pública- un crecido número de cargas de trigo para que, con aquél cereal, fueran socorridas las familias más menesterosas del lugar, al tiempo que dejaba también fundada una capellanía con misa dominical en la capilla de la Cárcel. Para cuyo sostenimiento cedió una tierra de su propiedad en el término de El Soto, comprometiéndose dicha capellanía en hacerle -de por vida- un aniversario por su salud el día de San Felipe, y trece misas rezadas para cada año por su alma, después de muerto.

1584 - Las cepas de piedra, sobre las que descansaba el entrelazado de los puentes sobre el río Cea, estaban sumamente desgastadas por la torrentera de las aguas, y los mismos puentes - que eran de madera - estaban muy deteriorados amenazando ruina, porque hacia mucho tiempo que no se reparaban, ya que era incesante el paso por Sahagún de peregrinos y romeros a Santiago y eran muchas las recuas de mulas y los carros que transportaban las mercancías, haciendo retemblar sus cabezales y pasarelas.- Como quiera que la reparación de los puentes era muy costosa, el concejo de Sahagún pasó conocimiento del tema a Felipe II, quien dio al efecto una provisión real autorizando se subastaran las obras a un precio tope de 3000 ducados.-
Así lo hizo el Ayuntamiento, ganando la contrata don Francisco de Aguilar, vecino de Medina de Rioseco y a un monto de 2750 ducados, mientras el concejo se comprometía, a proporcionar los céspedes para el debido encauzamiento del río, las canteras para afianzar las cepas y pilastras de los puentes así como los pastos para los bueyes que habían de acarrear las piedras y madera de la obra.- Remozados los puentes de Sahagún, vivieron muchos años con pequeñas, aunque frecuentes reparaciones, hasta. que, después de la exclaustración de 1835 y con pretexto de tener que reparar el puente que cruza sobre el Cea, el concejo de aquellos días para ello derribó una hermosa capilla de piedra tallada que, en 1738, el abad Fr. José Velázquez, había comenzado a construir y que se consagró en 1764, durante el abadiato de Fr. Mancio de Aguilar.- Y con aquellas piedras talladas, ( cuyo coste de cada piedra colocada , se estimaba en una onza de oro ) se hizo el actual Puente Canto de la Villa, de gran vistosidad, aunque hubiera podido habérsele hecho con mejores perspectivas y amplitud.-

1590 - Otro incendio devoró gran parte de los edificios monacales, produciendo grandes estragos en la biblioteca y en el archivo; a tal punto, que no pudiendo los monjes pasar sin alhaxa tan necesaria, procuraron rehacer los daños encargando a un mercader de Valladolid, quien se llamaba Martín de Córdoba, adquirir para la abadía los libros mas escogidos que había en aquel tiempo, gastándose 3.500 ducados.-

1591 - El rey Felipe II escribe una carta al abad de Sahagún, Fr. Mauro de Otel, en la que le pide una reliquia de San Mancio para la catedral de Evora. Se abre el arca funeraria y se extraen dos trocitos de la cabeza del Santo, que fueron enviadas al monarca, una de ellas con destino a Evora y la otra para el propio rey de España, por haber nacido el día en que sufrió martirio el Santo y para que por su mediación, Dios le aliviase los dolores de gota que sufría.-

1600 - Existe ya en Sahagún una cofradía titulada de Jesús Nazareno, a cuyo cargo corría el largo ceremonial de los desfiles procesionales de la Semana Santa, siendo algunos de sus Pasos obra de algún discípulo de Gregorio Fernández, como el de la Crucifixión, con la figura, de Longinos que repite el que hiciera para Medina de Rioseco. El del Descendimiento, que es copia del de la iglesia de la Vera Cruz de Valladolid. El del Entierro de Cristo, imagen que ofrece los brazos articulados - como es frecuente en la zona castellano-leonesa, para que pueda efectuarse la ceremonia del Descendimiento de la Cruz y la del Entierro-, la magnífica Urna en la que se deposita el Cuerpo Crucificado - quizás de la época tardía de Fernández -, al igual que el Paso de la Dolorosa o de la Piedad, que es casi una copia de la Quinta Angustia del Museo de Valladolid.- Los demás Pasos de Sahagún, incluida la imagen de Jesús Desnudo y con los brazos hacia delante, presentando su túnica ensangrentada, son también de alguno de los escultores de su escuela, en la que los desnudos - solamente masculinos - no son tanto demostraciones de anatomía, sino estudios sobrios del natural, ejecutados con gran sensibilidad, siendo las ropas - en cambio - despliegues rígidos, como de papel, los que se despegan angulosa y profundamente del cuerpo. -
Para alojar los Pasos de Semana Santa se abrió un anexo a la iglesia parroquial de San Lorenzo, vencido casi el siglo XVII, que se denomina todavía capilla de Jesús Nazareno, cuyo altar mayor es un suntuoso retablo, para el que se aprovecharon ocho bajo relieves de otro anterior, obra de Juan de Juni.-
La subasta de los Pasos que de - tiempo inmemorial - tiene lugar el domingo de Pasión o "domingo Tortillero", como por los pagos de Sahagún se llama.- Subasta que se lleva a efecto en el atrio de la capilla de Jesús Nazareno, en la tarde de dicho día, resultando un acto de gran concurso de gentes.-
El acta de la subasta de 1982, fechada en Sahagún a 28 de marzo, dice que fue adjudicada como sigue: Trompa. 1250 Ptas. Mariano Fernández; Bombo, 225 Miguel A. Madrigal; Santo Cristo Nazareno, 500 Hermenegildo Terán; Las Banderas 1300 Pedro Gutiérrez; Santo Sepulcro 40.200 Alberto Gordo; Cruces Cortas 2500 Juan José Crespo; Cruz Grande 25000 Jesús Antón Zorita; La Soledad 35000 Luis Ramos.-

1601 - El 19 de junio, el Papa Clemente VIII beatifica a Fr. Juan de Sahagún.-

1602 - Se personó Felipe III en Sahagún acompañado de la reina Margarita de Austria, con el propósito de llevarse a El Escorial los sepulcros, tanto de Alfonso VI como los de las reinas Inés, Constanza, Alberta y Zaida; tumbas de mármol blanco, cubiertas de pizarra negra, con tapices de Flandes y buenos festones con las armas de Castilla, y de León, a los que hacían guardia leones grandes de alabastro. -
El 12 de Junio de este mismo año, Sahagún celebraba, jubiloso la beatificación de Fr. Juan mientras doce caballeros de la Villa - nombrados por el alcalde - y jinetes en doce briosos corceles, dispuestos por el Ayuntamiento, competían requiebros de hermandad con los de la ciudad de Salamanca. Y es que, a poco de recibir el breve de la beatificación de Fr. Juan de Sahagún, el convento de Salamanca había enviado dos copias del mismo a la Villa, una, para la abadía y otra para el Concejo de Sahagún.-
Juzgaron la Villa de Sahagún y su Real Monasterio solicitar una reliquia del Beato Juan al Monasterio de San Agustín de Salamanca y al Provincial de dicha Orden, los cuales decidieron donar la reliquia a la Villa.-
Con este motivo hubo ocho días de fiesta en Sahagún, con fuegos de artificio, toros, danzas y toda clase de espectáculos y diversiones.- Acabadas las fiestas, guardaron la reliquia del beato en el arca del Santísimo; y allí estuvo hasta que en 1609 y durante el Capitulo general privado celebrado en la abadía, el general de la Congregación, Fr. Antonio Pérez, ordenó pasarla a otro lugar y dejar el arca para sus fines específicos.- Al efecto se construyó una pirámide de cristal y plata, guarnecida de piedras preciosas; y, al hacerse el cambio, una fragancia tal inundó la basílica, que los benedictinos de Sahagún juzgáronla signo auténtico de la santidad de Fr. Juan de Sahagún.- Hoy la canilla de la pierna, de San Juan que, como reliquia, fuera traída entonces a Sahagún y homenajeada, con tanto fervor y devoción, está en la neoclásica capilla del Santo, junto a aquella otra pequeña que, en 1635, se recabó de los agustinos de Salamanca, pues la primitiva que se había entregado a la parroquia de la Santísima Trinidad, llegó a desgastarse casi por completo, por las muchas veces que el agua milagrosa la había venido rozando en bienquerencias de salud y gracia para multitud ingente de enfermos y lisiados.-
Comenzaba el mes de Octubre de éste mismo año, cuando el provincial de Castilla, acompañado de muchos agustinos del convento de Salamanca, así como de otros conventos de Castilla, se encaminó hacia Sahagún, llevando - en cortejo de esplendor- la reliquia del Beato Juan.- El 11 de Octubre llegaba la comitiva agustiniana a la Granja, de Valdelaguna, a media legua de Sahagún, donde, en la capilla de aquel priorato benedictino, quedó depositada la reliquia en un ostensorio al que hacían guardia multitud de luminarias y de flores. Al día siguiente fue traída hasta Sahagún la reliquia en un arca de plata.-
A efectos de la canonización de Fr. Juan de Sahagún, se escogieron dos milagros como concluyentes y manifiestos.- El primero fue el obrado en 1613 con el niño Manuel del Castillo, natural de Salamanca, quien - de tres años atrás y cuando contaba solamente con nueve de edad - andaba encorvado de medio cuerpo, al haberse caído de una escalera y habérsele quebrado por completo la columna vertebral.- Pero, llevado un día por su madre, Úrsula de Medina, al sepulcro del Beato Juan, después de hacerle una novena, de allí salió curado del todo habiéndosele enderezado las vértebras y hasta haberle desaparecido la joroba, efecto de la caída y haber tenido que andar tres años completamente encorvado.- El segundo milagro fue el realizado por el Beato en Isabel Gómez de la Rocha en 1622: Que, siendo Isabel natural de Jarandilla de Plasencia, soltera y de 42 años, sufría los dolores de un cáncer al pecho, incurable según testimonio de los médicos.- Prefiriendo morir antes que dejárselo amputar, visitó el sepulcro de Fr. Juan de Sahagún invocando su gracia, al tiempo que aplicaba una reliquia del Beato a la parte dolorida.- Hasta que una mañana se encontró completamente sana y libre de tumores y de males.-

1616 - En este año se cierra la Universidad de Sahagún y se traslada al Monasterio de Santa María la Real de Irache (Navarra)

1621 - El 24 de Julio fueron sacados los restos de San Facundo, San Primitivo y San Mancio del arca de ciprés y colocados en una de plata, que fue puesta en la Capilla Mayor, al lado de la Epístola, en un arco muy alto que está cerrado, primero con una reja dorada, y después con puertas de pintura.

1624 - En torno a la abadía y durante el imperio de los Austria, siguió viviendo la Villa de Sahagún, bastante venida a menos a partir de los Reyes Católicos, por haber perdido gran parte de sus 764 vecinos pecheros, se otorgó a la Villa rebaja de impuesto por disminución de vecindad.-
Cuenta Escalona, algunas de las regalías que gozaba el abad en tiempos de la dinastía de Austria, tales como el nombramiento de un juez de apelaciones en las sentencias del corregidor, escoger seis fieles para vigilar senderos corregimentales, cobrar la humazga, las doblas de las escribanías de la Villa y algunas otras de menor cuantía.- Todo lo cual nos lleva, a la afirmación de la tendencia independentista del concejo que había venido a parar a las redes centralizadoras del Estado.- Por tanto, los habitantes de Sahagún - legalmente representados en sus munícipes - blandían ya otras banderas distintas de las del abadengo, en su casa consistorial situada en la plaza principal de la Villa, con su escudo propio en el frontispicio.- A lo que habremos de añadir que, como en otras villas y ciudades, con los Austria también desapareció en Sahagún el Concejo Abierto, que solamente subsistió en pueblos y aldeas con menos de 2000 habitantes.
El ayuntamiento estaba, constituido por el alcalde mayor, los alcaldes ordinarios y un numero variable de regidores o concejales, cuya gestión vigilaban los jurados que - en un principio - fueron cuatro, con el nombre también de síndicos o procuradores.- Una vez constituido el ayuntamiento, tenia lugar el nombramiento de los oficiales necesarios para el buen gobierno de la Villa: El alférez mayor, que llevaba el pendón del concejo en los actos oficiales; un procurador o síndico representante de la corporación municipal en los litigios; el mayordomo que cuidaba de los bienes concejiles; los escribanos públicos, el pregonero, el corredor de lonja, los porteros de la Villa, más dos fieles ejecutores, encargados de vigilar las Ordenanzas Municipales.- A éstos cargos se sumaban el de corregidor real y el de escribano regio, los dos de nombramiento regio y no comunal.-
Y al respecto, anotaremos aquí que en el ayuntamiento la justicia ordinaria era administrada por el corregidor, quien - si era hombre de letras y lo era ordinariamente - lo hacía por si mismo; y, si no lo era, se asesoraba de un hombre de leyes, que podía ser el alcalde mayor.- De todos modos, si en un juicio criminal era recusado el corregidor, éste designaba a dos regidores mas como coadyuvantes en la causa.- Finalmente, recordaremos que todos los cargos del ayuntamiento, para ser legalmente tales, eran de elección comunal y de entre las distintas colaciones o parroquias que constituían la comuna, no así el corregidor y el escribano real, que lo era - repetimos - por nombramiento regio.-
Desde el año 1531 venia el alcalde mayor de Sahagún haciendo acopio de fechas y de hechos en contra, de la abadía; y un buen día se presentó ante el corregidor para que - en nombre de la corona. - pusiese coto a lo que le parecían desacatos a la misma.-
De las 20 acusaciones señalamos las siguientes:
6.- Que el monasterio no podía ni debía comprar vino, mosto o uvas de fuera de Sahagún, mientras allí existieran tales productos, por ir contra las Ordenanzas, y que cuando alguno de la Villa hacia lo propio, al punto el abad se lo prohibía, sacando a relucir las propias Ordenanzas.-
8.- Que quebrantaba de manera igual las Ordenanzas de la villa, al comprar bienes raíces tanto dentro como fuera de sus términos.-
9.- Que a este respecto, constaba cómo había comprado 30 casas, habiéndolas declarado inmunes a toda intromisión, por ser de su jurisdicción abacial.-
12.- Que el abad no podía dar haciendas de por vida a los Principales que entraban bajo el régimen municipal, y que esto hacia para granjearse afectos y apoyos.-
13.- Que en caso de que el monasterio tuviese facultad para otorgar dichas vitas, jamás debía permitírsele el condicionante de que, por aquel hecho, los viteros no pudieran ir contra la abadía en sus abusos; y al que tal hiciere, que debía exigírsele perder la herencia recibida.- Punto en el que insistía el cargo, añadiendo que era conveniente que todas las personas que tuvieren o gozaren haciendas del monasterio, que no debían tener voto en el regimiento de la villa.-
16.- Que los alcaldes de los poblados y lugares sometidos a la abadía solían hacer audiencia publica dentro de la Villa de Sahagún, con beneplácito y anuencia del abad.-
16.- Que el monasterio había hecho cinco casas de molino en tierras concejiles de la Villa, sin haber recabado para ello facultad real y contra los derechos del concejo.-
19.- Que el campo llamado "EL CASTILLO DEL REY" que la Villa había adquirido en pleito con un vecino de Sahagún y que hacia algún tiempo venia, poseyendo pacíficamente, ahora el abad se lo había, reclamado al concejo so pena de excomunión y entredicho.-

1630 - Con motivo de celebrarse el segundo centenario del nacimiento de Fr. Juan de Sahagún, presidía la cofradía el celo y la dedicación de don Antonio de Saldaña, párroco de San Lorenzo, quien - en 1635 - se decía ya Procurador y Administrador de las obras de la Iglesia de San Juan de Sahagún y Presidente de su Hermandad.- Con todo fueron necesarias las aportaciones pecuniarias de la abadía de San Benito, algunas que otras de los padres del convento de San Francisco, y también las de los Agustinos de Salamanca, hasta que la Capilla de San Juan de Sahagún vio alzados su nave central y su crucero, así como sus cinco altares, de los que el principal - según es tradición- está precisamente sobre el lugar que ocupaba la alcoba en que naciera el Santo un día del año 1430.-
Mas tarde, aquél altar mayor se retocó según las líneas maestras del neoclasicismo, extendiendo - de arriba abajo - unos paneles que representaban distintas escenas de la vida de San Juan de Sahagún y de sus principales milagros, enmarcados en madera policromada y pintados por Gil de Mena o Pedro Díaz de Minaya. Paneles que más se acercan a la sencillez, transparencia y al sentimiento de Murillo o Zurbaran, que a los que la escuela burgalesa de Alonso Sedaño había estampado antes en la capilla del Santo en Burgos, con sus rictus llamativos y dramáticos, prolongando influencias del Quatrocento italiano.-

ANUARIO DE LA VILLA DE SAHAGÚN 003

 

1099 - Falleció de parto Zaida (hija del Rey de Sevilla Motamid), cuarta esposa de Alfonso VI que fue sepultada  en San Facundo.-
Este mismo año, se vuelve a casar el Monarca, con una princesa de Francia, cuyo nombre fue asimismo Isabel, (hija del Rey Luis VI) quien murió en 1107 y fue sepultada en León en el Panteón de San Isidoro. Sin embargo el Padre Flórez, desmiente este enterramiento y da por segura la sepultura en San Benito de Sahagún.

En este año las monjas de Sahagún unieron su existencia a las que vivían en San Pedro de las Dueñas, junto a aquellas otras de San Pedro de Araduey, y las de San Pedro y San Martín de Molinos, y las de Santa Maria de Piasca.-

1108 - Fallecía, en la batalla de Uclés, el infante Sancho (hijo de Zaida y Alfonso VI) enterrado en San Facundo junto al sepulcro de la madre (la lapida se encuentra formando la grada del altar mayor, en el presbiterio de la capilla de S. Juan de Sahagún).-
Se casa el Monarca por sexta vez con Beatriz, de la casa real de Este en Francia, la que al morir en 1109 el anciano monarca, se volvió a su patria.-

1109- Alfonso VI falleció en Toledo a los 62 años de edad y fue traído a San Facundo su cadáver siendo sepultado el 12 de Agosto a los pies del templo, hasta que el Rey Sancho IV mandó trasladar el sepulcro frente al Altar Mayor, lugar que ocupaba el enterramiento de Doña Leonor Fadrique.-
Alfonso, cuya querencia especial hacia la villa de Sahagún y su monasterio benedictino, quiso enterrar a las cuatro esposas que le premurieron en panteones dentro de la Abadía, y él mismo dispuso ser enterrado al lado de ellas en un monumental panteón que Ambrosio de Morales, comisionado del rey Felipe II, describía en su visita a Sahagún, en el año 1572, de esta manera:
«En medio de la capilla Mayor está enterrado el rey don Alonso el VI con harta magestad de sepoltura: sobre leones grandes de alabastro está una arca de mármol blanco de ocho pies en largo, cuatro en ancho, y alto, y el cobertor es llano y liso de una pizarra negra: sobre éste tienen con madera hecha representación de gran tumba, que de ordinario está cubierta con un tapiz tejido"
En Octubre, se casa en Monzón, Doña Urraca con el Rey de Aragón y añade el Anónimo, que la primera noche después de celebrado, cayó tan fuerte helada, que todo el vino que se cogió parecía hiel y vinagre, y que esto se tuvo por fatal anuncio de las guerras y disensiones que ocasionó el matrimonio..

1110 - Rebelión de los burgueses contra Doña Urraca mediante la cual, logran la abolición del impuesto de la mañería.- Por la fuerza entraron y desbarataron el palacio, la alberca y el molino, que la reina Constanza había levantado a los pies de la abadía: Combatieron las puertas del monasterio, quebrantaron e rompieron el palacio por fuerza, que está acerca de la claustra, habiendo osadía de destruir la cámara del abad e aun deseándolo matar, lo que hubiesen puesto por obra si non escapara de sus manos e se huyera a la iglesia, e aun le ayudó mucho porque entonces anochecía, nos relata el Cronista Anónimo.-
Y una vez que los aragoneses se hubieron retirado de San Facundo, acudieron al abad, pidiéndole que amurallase la villa, pero mientras las murallas se levantaban, los rústicos e labradores e gente menuda se ayuntaron, haciendo conjuración contra sus señores que ninguno de ellos diese a sus señores servicio debido,e ésta conjuración llamaban Hermandad.-
Así pues la villa de San Facundo fue recinto amurallado (Plano_sahagun_sigloXII.).-
Murallas que de forma trapecial circundaban el lugar de noroeste a sureste, teniendo sus dos frentes longitudinales sobre lo que fueron las dos Rondas, y sus contrafuertes menos largos, uno cerca de la Presa y el otro un poco mas al sur de la iglesia de la Santísima Trinidad.- Hechas de hormigón y tierra apisonada median de dos y medio a tres metros de espesor por siete y medio de altura, rompiendo la monotonía de sus fábricas tres grandes portones y cuatro portillos.- El primer portón abría sus flancos en la muralla, casi a la entrada de lo que hoy es puente sobre el ferrocarril, llevando el nombre de Portón de Nuestra Señora, por ir rematando una imagen de la Virgen; el segundo se decía Portón de San Sebastián, por rematar sobre él la imagen de aquel mártir, enclavando sus defensas en la muralla noreste, próxima a las que todavía se conocen como eras de San Sebastián; y el tercero se decía Portón de San Pedro o de la Barra, por ostentar sobre sus almenas la imagen del apóstol, aireando sus contrafuertes sobre el barrio de San Pedro, un poco antes de la pendiente que hoy guía pasos al santuario de la Peregrina.- En defensa del cinturón amurallado se habían levantado también tres torreones de ladrillo - adosados a la muralla - de 15 metros de altura, los que servían de atalaya contra el enemigo, estando por ello, enclavados no lejos de los tres portones y haciendo mas inexpugnables sus pertrechos, mediante matacanes, escuchas y fortines, debidamente orientados hacia los fosos, siempre llenos de agua, enmarcando un recinto de 18 Ha. de superficie.

1111- Corría el 11 de Marzo, cuando en Sahagún tuvieron lugar las escenas de saqueo en la abadía, a lo que siguió la imposición como abad de S. Facundo de un hermano del monarca de Aragón, dicho RAMIRO II "EL MONJE", quien habría de llegar a ser rey de Aragón, con el apodo de Rey Cogulla y tristemente célebre por el luctuoso hecho de la Campana de Huesca.-
A finales de éste año en San Facundo, los burgueses hacían estallar una sangrienta guerra civil contra los rústicos y los labradores, según dice el Cronista Anónimo: Non tan solamente destroían e robaban una sola villa, más todas las villas que estaban dentro del Coto, poco a poco con hierro e fuego habían destroido de todo en todo, apoyados por los adelantados, lugartenientes y gobernadores del Batallador en la Villa, y de los que la historia hace mención, en 1111 de Sanchiañez de Guillermo Falcón en 1112, de Giraldo "el Diablo" en 1113 y 1114 y del Conde Beltrán en 1115 y 1116.-

1112 - La condesa Doña Eylo Alfonso murió en Valladolid y fue enterrada en el Monasterio Real de San Benito en Sahagún, por aquel entonces era una Fundación Real y con el Rey Alfonso VI (del que era vasallo el Conde Ansurez) se convirtió en Panteón Real. Será el Conde el que está mal enterrado en Valladolid por que también dejó mandado que se le enterrara en Sahagún (Tierra de Campos).

1113 - 31 de Diciembre - En un documento de ésta fecha, se habla de la Iglesia de Santiago - gemela de la de San Tirso, menos en la torre, de la que careció -, mas las de San Pedro (estuvo ubicada al pago del mismo nombre ) y San Martín (en la plazoleta que durante mucho tiempo llevó su memoria, hoy llamada de Gerardo del Corral ), cuando finalizaba el siglo XII.- Las tres desaparecidas, habiendo sido construida la última para atender a los numerosos artesanos y mercaderes, fundamentalmente ultrapirenaicos, que habitaban el Burgo Nuevo de San Facundo, cuando Sahagún llegó a sumar 12.000 habitantes.- 
Existieron también en Sahagún, las iglesias de Santísima Trinidad, Santa Maria la Nueva, en un solar frente a lo que fuera Colegio de Hermanos Maristas hasta 1960, y cuyo nombre lo recuerda allí una pequeña calle; y las de La Magdalena y Santa Cruz, una en las proximidades de San Lorenzo, y otra en las cercanías de la Presa y junto al barrio que fue de la Judería, todas ellas desaparecidas. Santuarios hay la Divina Peregrina, Jesús, San Juan de Sahagún, mas dos ermitas extramuros, Nuestra Señora del Puente y el Santo Cristo, esta última ya desaparecida.

1115 - Bloqueo de hambre sometida a la villa por las huestes de Aragón.-
La reina doña Urraca, convoca a los burgueses (considerados como tales a los que no eran campesinos y se hallaban asentados como nuevos pobladores) y les propone la paz, que andaban disconformes con la actitud despótica del abad, amparado en un fuero, no menos despótico, por el cual, todo: moler el trigo, cocer el pan, vendimiar, trasladarse de la ciudad, vender las tierras, etc., dependía de la voluntad del abad. Como consecuencia de dicha revuelta y por ser Sahagún camino de paso en la ruta jacobea, la zona se vio infectada de salteadores de caminos, como es el caso del francés que, cuenta la crónica, abandona su oficio de peletero y recluta una cuadrilla de gente del bronce, " el estudio de los quales non consistía  sino en rrobar, e asechar, e aguardar los caminos públicos, e despojar e aun matar a los peregrinos que yban a Santiago, e qualesquiera otros caminantes " .
Con todo, no debió resultar nada grato para el resto de los burgueses la presencia de este " rrobador ", ni tan siquiera a él muy provechoso el oficio, ya que,  cuenta la misma crónica, que, " yendole mal las cosas necesarias al mantenimiento de su vida ", se presentó a los burgueses " pidiéndoles de gracia le diesen consejo como podiese vivir ". A los consultados, que tontos no eran, se les ocurrió visitar al abad y pedirle que se hiciese cargo del antiguo peletero, y les librase de tan molesta compañía, aduciendo, entre otros motivos, el patriotismo, " por cuanto el era de su tierra ". El abad tampoco quiso saber nada de tan molesto compatriota y, los que hace un momento le rogaban,  reaccionan de forma airada cometiendo mil tropelías de las que no se libra ni lo mas sagrado, hasta las " custodias llenas de rreliquias de santos e todo lo otro que teníamos; e ellos començaron a tratar con manos sucias los caliçes, las reliquias de los santos y el madero de la cruz del Señor, e sin rreberencia e deboçion rrebolvian de aca de alla, asi como eran acostumbrados a tratar las pieles de los corderos,..."
Por si faltaba poco, a la revuelta se suma otro salteador de altos vuelos, Giraldo el Diablo, (apodado así por su fealdad física y moral) que pronto capitanea mil fechorías contra los monjes, robando todo lo que encuentran, " e - incluso - muchos depósitos que de los nobles dentro del monasterio estavan  en guarda".

1116  - 15 de Octubre - ... Yo, la reina Urraca y el abad de San Facundo, Don Domingo, hemos venido en determinar que sea la Villa de San Facundo cuño regio de León y de Castilla.- Confirmado tres años después por el emperador Alfonso VII mediante escritura fechada el 08-10-1119.- Esta moneda solamente tendría vigencia por un año - de San Miguel a San Miguel, 29 de Septiembre - si es que de su cuño se siguiese molestia o perturbación alguna para la abadía.-
(Ver Moneda), estuvo circulando largos años, pues en 1148, todavía era, moneda comercial y financiera.-
Por primera vez en las Españas, apareció el nombre del Juglar precisamente en San Facundo, habiendo sido Sahagún el primer reducto de España que inauguró una Escuela de Juglares.-
También se adoctrinaban otros tipos afines, como el Remedador, el Segrier, el Cazurro y el Bufón, diciéndose Remedador el Juglar que contrahacía e imitaba; Segrier, el que hacia palco en las cortes; Cazurro, el falto de buenas maneras en su recitación v que ejercía su labor por calles, plazas y solanas; y Bufón, el que en las cortes señoriales se fingía loco, no habiendo reparos en desvergüenza y deshonor, siendo éste el juglar de una tardía aparición por España.-

1121 - Se empezó a construir el monasterio benedictino de San Benito el Real,  que se acabó finalizado el siglo XIII.-
Abadologio del Monasterio
.-
En el mes de Agosto de este mismo año - Concilio General celebrado en Sahagún bajo la presidencia del Cardenal Boson como legado pontificio.- En él se trataron normas disciplinares para toda España, fueron convocados y asistieron todos los obispos y abades de las Españas, constituyendo el hecho un hito de resonancia político-social y religiosa para San Facundo, en el que estuvieron presentes doña Urraca y su hijo el rey Alfonso.-

1125  - 19 de Marzo - Se hizo entrega en propiedad de los burgueses, clérigos y moros de la Villa, aquellos huertos que la abadía había hecho florecer de gran renombre, casi a los pies del monasterio y merced a una red de distribución (Plano Presas) - derivadas del río Cea - que con sus aguas, venían fertilizando la vega agradecida.-

1126 - El 8 de marzo, muere doña Urraca en su castillo de Saldaña.
El abad don Bernardo extiende a los judíos de la Villa un privilegio agradecido que defiende sus derechos y los proclama sus vasallos, con sus mujeres, hijos y demás descendientes.-

1152  - El 5 de Marzo, Alfonso VII "El Emperador"" hace donación de los judíos de la villa al Monasterio de Sahagún, en calidad de vasallos, estableciendo para ellos el fuero por el que se regían los judíos de León.
16 de Diciembre - Promulgación de nuevos fueros de San Facundo por el emperador Alfonso VIl, estando el monarca en aquella fecha en la abadía.-
En el III titular de los fueros, sobre las personas, derechos y obligaciones, tuvo reconocimiento legal el CONCEJO DE LA VILLA, así como su equiparidad con el poder del abad, en la investidura de las autoridades municipales.- Otro triunfo del Concejo fue que cada vecino nuevo de San Facundo, debía pagar un sueldo (Ver Moneda ) al abad y dos dineros al sayón por el solar otorgado.- Sobre las tierras usurpadas al monasterio, durante las pasadas revueltas y en San Andrés, se ordenó que los vecinos las poseyesen según el fuero de la villa, como propiedad, pero que no podían ser vendidas a nadie que no fuese vecino de Sahagún.- Finalmente, se ordenó que los habitantes de San Facundo pudiesen vender su trigo y vino cuando a bien tuviesen , con lo que se dio al traste con el monopolio total del abadengo.-

1153 - El 28 de mayo fue trasladada la cabeza del mártir san Mancio desde aquel priorato -en término de Rioseco- hasta Sahagún, siendo entonces colocada en el arca que guardaba los restos de San Facundo y San Primitivo.

1155 - El emperador Alfonso VIl adjudicaba a Sahagún una feria franca todos los años por Pentecostés de tres semanas de duración (Feria de San Simón).-

1157 - Muere el emperador Alfonso VII.

1158 - El 11 de marzo, el abad don Domingo III redactó y promulgó los fueros para sus vasallos, los judíos de San Facundo, normando sus relaciones tanto para la abadía, como para con los otros habitantes de la Villa.

1160 - 30 de Mayo - El papa Alejandro III concede la prerrogativa de usar mitra y báculo episcopales al abad Domingo III y a sus sucesores, constituyendo al abad de Sahagún en el primer abad mitrado de España.-

1171 - El barrio de la judería de Sahagún, estaba situado en la colación de Santa Cruz, fuera de las murallas de la Villa y próximo a la presa, donde también estaban instaladas las tenerías.-
El 17 de Diciembre de este mismo año, el abad Don Gutierre otorgó a los judíos una tierra adscrita al Oficio de la Bodega monacal y situada en las cercanías del mercado, para que la posean y en ella entierren a sus difuntos.-

1184 - Se había adosado a la capilla de San Mancio otra dedicada a San Benito -con sus típicas bóvedas de ojiva y sus arcos apuntados -, a cuya consagración asistieron entonces los obispos de Astorga, Ciudad Rodrigo y Orense, siendo abad don Juan I.-

1188 - Pidieron los burgueses al abad Don Juan que les otorgase su venia para fundar una cofradía en honor de la Virgen del Puente, que se llamó Hermandad de Nuestra Señora, la Virgen del Puente. Uno de ellos tenía el titulo de abad, dado por el Monasterio, presidiendo todos los actos oficiales; para su elección. era condición precisa la presencia del abad del Monasterio, o no pudiendo, un delegado; cuenta una leyenda sahagunense, cómo aquella mora Zaida, que fuera esposa del rey Alfonso VI, cuando pasaba sus temporadas veraniegas en Sahagún, tenia por costumbre ir a bañarse en una alberca que se había construido junto al Araduey, rezando luego largamente ante la Virgen. Y hasta no hace muchos años, junto al puente romano que cruzaba el viejo río, una piedra grande y lisa conservó la huella de su píe moruno.– 
El rey confirma al abad y su Monasterio, el señorío de la villa y su coto; en este mismo año da un privilegio para que puedan traer libremente toda la madera necesaria para las obras del Monasterio.

1195Alfonso VIII, confirmaba el decreto de su abuelo, abriendo a San Facundo las franquicias de una feria general (Feria de San Simón), que habría de prolongar sus ganancias y ajetreos comerciales 15 días.-
Por el número de iglesias dependientes del Monasterio, bien podía considerarse esta abadía como una de las mas florecientes diócesis de aquellos tiempos; si a esto se le añade el número de habitantes pobladores de la villa, que no bajaría de 12.000, su feracísimo  y bien cultivado campo, que les rendía pingües ganancias, las florecientes industrias y comerciantes ricos, todo contribuía a que de León y Castilla vinieran gentes atraídas por el señuelo afanoso de hacer fortuna, aumentando S. Facundo de una manera admirable.

1200 - Según documentación, en este año se da por desaparecida la iglesia de Santa Maria la Nueva, por haber venido a ruina, estando ubicada frente a lo que fuera Colegio de Hermanos Maristas hasta 1960, y cuyo nombre nos lo recuerda allí una callejuela.-

1213 - El 9 de Junio, y con asistencia de Alfonso VIII de Castilla y de Alfonso IX de León, tuvo lugar el traslado de los sagrados restos de San Facundo y San Primitivo, más la cabeza de San Mancio, desde la iglesia antigua de aquel nombre, a la basílica grande y nueva que, desde años atrás, se venia edificando en la abadía de Sahagún.

1231 - A los 4 días de enero, la reina doña Beatriz de Suabia -con la que Fernando III el Santo había matrimoniado- hacía llegar a la abadía una escritura, que señalaría un hito de luz en la flexión fonética de Sahagún, que decía así:
    "Mando firmemiente, et deffiendo, que ninguno no sea osado, nin Ric omne, ni otro nenguno de prender conducho, nin comer en las casas, ni en los vassallos del abad, nin de los monges de Sanfagund por o quier que sean. Casi lo ficiere pecharie el conducho, et lo que hy prisiese doblado al abad; et a mi los quarenta mrs. del coto, que yo e puesto en mio regno. Ca bien quiero que las cosas de el abad de Sant Fagund, que quiero bien, et que me face servicio, que sean guardadas, et deffendidas, et nenguno non faga en ellas tuerto, nin fuerza, nin demás".
Documento que, por la gracia real que entraña, es el primer diploma literario e histórico, en que a nuestra Villa se le dice Sant Fagund, de donde -poco a poco- iría derivándose al nombre que hoy lleva. 
Rebelión burguesa de Sant Fagunt contra el abad Don García de Cea, siendo el cabecilla principal Ruy Fernández.-
El 21 de Octubre de este mismo año,
Fernando III el Santo
ordena que todos los que acudan al mercado de Sahagún paguen el portazgo.
Estando en Sahagún la reina doña Beatriz de Suabia - con la que Fernando III el Santo había matrimoniado a 30 de noviembre de este mismo año -  toma bajo su protección, juntamente con todas sus heredades al presente y en el futuro, el hospital existente en la Villa

ANUARIO DE LA VILLA DE SAHAGÚN 004

 

1235 - Incendio en el Monasterio

1237 - Estalla un gran incendio en la Villa que la redujo a cenizas, llegando a inutilizar gran parte de la abadía; se vieron en tanta necesidad los vecinos siniestrados, que andaban implorando la caridad pública para su sustento; el monasterio cuidó de alimentarles por espacio de siete meses, hasta que sus paneras y bodega (en la que tenían una cuba de madera, en aquellos tiempos gigantesca, que hacía más de 5.000 cántaros de cabida) quedaron sin trigo y vino.
Segunda rebelión de los burgueses de Sahagún.-

1245 - Parece que existía - extramuros de la villa y sobre el alto de San Bartolomé - un reducto penitencial a cargo de los franciscanos conventuales, diciéndose " San Juan de la Penitencia"
Tercera revolución burguesa en Sahagún.

1252 - Otra rebelión a cargo de Ruy Fernández que era juez en la corte del rey.– 

1255 - 17 de Abril - El rey Alfonso X después de pasar en Sant Fagunt con su corte, la semana santa, pone fin a la rebelión de Ruy Fernández,  fue condenado a la horca, junto con Fernán Pérez, su sobrino, otro pariente que se llamaba Nicolás Bartolomé, mas otros 11 de los burgueses mas enfurecidos, al tiempo que otros 140 conspiradores caminaban al destierro.- Y del 17 al 25 de Abril de aquel mismo año, Alfonso el Sabio y los grandes letrados de su corte redactaron los últimos fueros que tuvo Sahagún, que fueron firmados por el propio rey, por la reina doña Violante con sus hijas, las infantas Berenguela y Beatriz, más los infantes Fadrique, Enrique, Manuel, Fernando, Felipe y Sancho, hermanos del monarca, por Aboaddallah, rey moro de Granada, Mahomat rey moro de Murcia, Aben Mahfot rey moro de NIebla - los tres vasallos de Castilla y de León -, aparte de 25 obispos y otros 50 personajes que formaban la corte de Alfonso el Sabio en Sant Fagunt aquel día.-
Entre dichos fueros, figura  el que concede a los oprimidos sahagunenses, de adopción en su mayoría, al objeto de paliar las grandes y endémicas desavenencias (sobradas de motivos) que mantienen con el Monasterio, de que " los omes de S. Fagund vendan su pan, et su vino quando lo quisieren vender ", eso si, " por media derecha ", y precepto similar para la vendimia, " quando quisieren ", salvo la que va en pago al Monasterio en que pondría día el abad.

Se permite a los vecinos edificar casas sobre las murallas, pero a condición de que quienes las alzasen se responsabilizaran de mantener el tramo de lienzo.
La población judía de la Villa se componía de unos 180 individuos  y la cristiana alrededor de 1080.

1260 - El 29 de Abril, un texto de Alfonso el Sabio regula para Sahagún, el préstamo usurario que realizaban judíos y moros; porque, como dice el texto, a los cristianos les está prohibido prestar a usura. Dicho texto establece que :

  1. Los judíos y moros "no den a usura más de tres por cuatro", es decir, que de tres prestados el acreedor no podría recibir más de cuatro. El interés se establecía por tanto en un 33 por 100 aproximadamente.

  2. En caso de que el cristiano quisiera obtener un préstamo de judío o moro, o quisiera renovar la deuda, o empeñar, o tuviese cualquier otro pleito con judío o moro, tendría que hacer estas operaciones delante de uno de los alcaldes.

  3. Cuando se hiciese el contrato de préstamo, el cristiano juraría que no recibía el préstamo a más de tres por cuatro, y el judío o moro juraría que no lo daba a más de tres por cuatro. ...
    (Pese a esta y otras regulaciones, los préstamos se hacían a un interés superior al establecido, como ejemplo valgan estas dos cartas de deuda en las que se establece que la usura es de cuatro por dos anual, es decir del 50 por 100: Don García Fernández de Juara y Juan Pérez, clérigo de San Martín de la Cueza, reconocen ser deudores de Don Çug, judío, de 210 maravedís por 160 que recibieron en préstamo a razón de cuatro por dos, durante un año.
    En la segunda carta, García Fernández de Juara y Lope Fernández, reconocen ser deudores del mismo Don Çug, hijo de la Menina, de 70 maravedís por 47,5 que recibieron a razón de cuatro por dos).

    El 30 de mayo, festividad de la Santísima Trinidad, don Martín, obispo de León, se presentó en la Villa para llevar a cabo la comisión pontificia de colocar la primera piedra de la iglesia de San Francisco de Sant Fagunt, bendecida por el propio papa y enviada desde Roma para el caso, en los solares que el abad de Sahagún les asignó próximos a la villa, terminándose las obras el 08-09-1358.-

1296 - Fue proclamado como soberano de Castilla en Sant Fagunt el infante don Alfonso de la Cerda, nieto de Fernando III el Santo y tío del menor Fernando IV.-

1297 - Según documentación, en este año, se da por desaparecida la iglesia de La Magdalena, por haber venido a ruina, ubicada en las proximidades de San Lorenzo.-

1310 - Fernando IV creó el Juzgado de los Doce Hombres Buenos, que habían de ser sus Alcaldes de la Corte; uno de los doce se llamaba Garci Ibañez, natural de Sant Fagunt.-

1313 - Se celebran Cortes Generales en Sant Fagunt.-
El 23 de Noviembre de éste mismo año muere en Sant Fagunt la reina Doña Constanza, que fue enterrada en el crucero del Monasterio junto a las tumbas reales de las mujeres de Alfonso VI.- Hoy todavía se conserva la lápida memorial de su sarcófago en el presbiterio de la capilla de San Juan de Sahagún.-

1338 - La administración del patrimonio del Monasterio de San Benito de Sahagún se canalizaba a través de diecinueve prioratos - Canalejas, Cañizo, San Mancio, San Pedro de las Dueñas, Santa Cruz de Sahagún, Valdelaguna, Villavivencio, Villafrades, Nogal, Santa Maria de Piasca, Santovenia, Belver de los Montes, Villagarcia, Medina del Campo, Villada, Santervás de Campos, Sahelices de Mayorga y Villanueva de San Mancio - dispersos por la periferia del dominio. Los ingresos del Monasterio alcanzaban los 100.400 maravedíes, lo que denota una superioridad económica respecto a otras entidades eclesiásticas de características afines, y una considerable movilización de capital. Con este presupuesto mantenía una comunidad integrada por el Abad, treinta y tres monjes de clausura, veinticinco que vivían en los prioratos y ochenta y cinco servidores. No obstante el autor detecta un endeudamiento anual crónico, que hace extensible al resto de los monasterios benedictinos.

1341 - Febrero 20 - Alfonso XI "El Justiciero" encomienda al cillerero de la abadía de Sant Fagunt que se conservase la costumbre antigua de dar y pagar al que corriese y ganase el Cosso de la feria de Sant Fagunt (carrera de caballos), con veinte e cinco maravedíes de la moneda corriente, de a diez dineros el maravedí.- Y es que los días de feria y de mercado en Sahagún, tenían siempre un remate de fiesta deportiva y popular. Las altas cucañas, las carreras de a pie, las carreras de a caballo, o las carreras de cintas: Tales eran -entre otros cien juegos, como el de pelota- los festejos relajantes, que rubricaban aquellos días de esplendor ferial.

1347 - Venía ya gozando la abadía de Sahagún el privilegio de tener Estudios Generales o Universidad, por gracia de Clemente VI y acogiéndose a la protección de la corona y a sus privilegios llegó a intercambiar cátedras y honores con la de Salamanca, fundada por Alfonso VIII en 1209 y hasta proveyó de catedráticos a la de Alcalá de Henares.- Se realizaban estudios de gramática, retórica, artes liberales, sagrada teología y derecho canónico, más una cátedra de música. Eran 30 sacerdotes seculares que de allí salían peritos en el arte, con lo que el culto divino y el bien de las almas cobraban gran realce, debiendo durar los estudios siete años, para obtener los grados de bachiller, licenciatura, magisterio y doctorado.

1348 - A partir del verano de este año, ocurre la gran mortandad conocida como la Peste Negra.
Se estableció en Sahagún una Universidad, en la que los monjes estudiaban Teología y Cánones, y que estará en funcionamiento hasta la unión del Monasterio a la Congregación, en que pasa al convento de Santa Maria de Irache en Navarra.

1351 - Pedro el Cruel, de paso por Sant Fagunt y camino de Gijón se enamoró de María de Padilla, doncella que se criaba en la casa de don Alonso de Albuquerque.-

1362 - Los ferreros de Sant Fagunt al resquemor de sus fraguas y el traqueteo de sus yunques y martillos, fueron forjando en sus talleres - durante mas de tres centurias - sus bien acreditadas ballestas y saetas, acicateando el predominio de la infantería en los combates nacionales de la Reconquista.- Poblaban los ferreros de Sahagún la que hoy es calle de Herrerías; y, a fe que los vecinos de la villa, que habían matado tiempos de holganza - ballesta al hombro - en apuestas de ambición sin trascendencia histórica, o en apuntar a un blanco de diversión o utilidad casera, llegaron a adquirir tal destreza en sus manejos, que los reyes de Castilla pusieron en Sant Fagunt una alferecía de ballesteros a sueldo, prestos siempre a acudir a la llamada del clarín guerrero, tal es así que eran pagados sus servicios en dos maravedís diarios, cuando otros ballesteros reales solamente cobraban de jornal trece dineros.- Fechado en Osuna, el 4 de junio de este mismo año, don Pedro el Cruel pidió al abad de Sant Fagunt el envío de un contingente de ballesteros, et que vengan con el Alferes de los Ballesteros de Sant Fagunt... et desque acá fueren, yo les mandaré dar mi carta, en que haian las franquezas el libertades que han los otros ballesteros de la mi nómina.-
En el año 1364 pide también el Rey 10.000 saetas que se fabricaban en Sahagún; para mandarlas y pagar a los ballesteros hubo necesidad de aumentar las alcabalas; también contribuyó el Monasterio, a fin de sufragar los gastos que en la guerra se originaban al rey, con el diezmo de sus ganados.

1365 - En este año, se da por desaparecida la iglesia de la Santa Cruz, por haber venido a ruina, ubicada en las cercanías de la Presa y junto al barrio que fue de la Judería.-
La obra demoledora del tiempo, iba haciendo de las suyas; la cerca de la villa, caminaba de mal en peor, y en 1367, el abad manda reconocerla a personas peritas, entre las escogidas se hallaban Alonso García y Pedro Ruiz, quienes después de haber hecho un minucioso examen de ella, declararon estar tan deteriorada, que hacen falta ciento veinte tapiales de antepecho con sus almenas, y en redor de la villa ciento setenta almenas, más dos torreones o baluartes, que se harán de madera; para esto el abad y hombres buenos, hacen el reparto de la obra, con lo que corresponde a cada vecino.

1399 - Ver Milagros.-

1401 - Prohibió el abad traer de fuera vino a Sant Fagunt, mientras no se vendiese la abundante cosecha habida éste año.-
En La pícara Justina, encontramos referencias a una cuba de vino que llegó a ser la mayor de mundo, con una cabida de 30.000 cántaras (más de medio millón de litros), conocida por La Cuba de Sahagún; que bien pudo conocerla esta pícara mesonera del camino francés, dadas las poco mas de seis leguas que separan Mansilla de las Mulas de Sahagún; y dice así:
" Es Sahagún un pueblo donde reside una reverendísima cuba, la cual, como casi siempre está tan vacía como hueca, da en entonada y dicen que la deben trigo y centeno, el cual se le paga siempre. A lo menos después acá que pasó el año del muermo, digo del catarro nunca la hinchieron de líquido, sino de trigo y centeno. Aquel año de la moquera se hinchó de mosto y cupo tanto en ella, que molió un molino con él. ¡ Bravo espectáculo ! ¿ Qué sería ver salir sangre de aquella hermosa ballena herida por las manos de algún inhumano modorro de ropa parda ?"
El vino corrió en Sahagún durante la Edad Media más que el agua; la tierra era pródiga para el cultivo de la vid y aún en la época en que el Padre Romualdo Escalona escribe su Historia del Real Monasterio de Sahagún, en el que había vivido como monje, las rentas que percibe anualmente, sólo en vino, alcanzan 3000 ducados, y " Del vino se gastan un año con otro con la comunidad, criados y huéspedes más de tres mil y cien cántaras..."; ciento cincuenta litros diarios, un trago largo en comparación con las libaciones de los buenos tiempos en la villa.
Una copla de la época decía así:

En San Benito dan vino,
en San Francisco dan pan,
en las casas un ochavo,
¿quien nos manda trabajar?

1410 - Mayo 10 - El abad don Antonio de Ceinos otorga licencia para que se corran toros en la plaza de Sancta María de Sant Fagunt.-

1411 - Ver Milagro acaecido.-

1412- Se sacan las reliquias de San Facundo, San Primitivo y San Mancio del arca de roble donde estaban depositadas para colocarlas en una nueva de ciprés, chapeada en plata, y ocurre el siguiente milagro:
“ abrir el arca y sacar de ella con gran solemnidad huesos y cabezas que parecían de dos hombres.” Vieron asimismo sacar “mortajas y escrituras antiguas escritas en letra gótica que afirmaban aquellos ser los cuerpos de los mártires y la cabeza de san Mancio. “Por último, y esto es lo realmente prodigioso, dichos testigos afirman “ que salía muy gran y buen olor de ellos (de los huesos y cabezas), por esto que creían que fueran aquéllos (los Mártires).


1413 -  El abad D. Antonio sacó un privilegio del Papa, para que esta universidad goce los mismos privilegios que las más principales de España; sus maestros eran de los más sabios que se conocían en el reino.


1418 -  D. Juan González de Castrillo, noble caballero, natural de Sant Fagunt, avecindado en León y padre del que después había de ser nuestro Santo, tomó parte en la guerra contra los moros, siendo premiado por el rey D. Juan II.

1429 - Dos jóvenes esposos de Sahagún, suplican a la Virgen del Puente un hijo, que con el tiempo habría de ser el Ángel de la paz y del amor, San Juan de Sahagún.-
Hoy día, tras el correr de casi ocho siglos, la pequeña ermita de la Virgen del Puente - que es a lo que han quedado reducido el Santuario, el hospital y sus ricas posesiones - sigue conservando el embrujo arquitectónico del siglo XII.-

1430 - Junio 24 - Nacimiento de San Juan de Sahagún. fueron sus padres Juan González de Castrillo, y Sancha Martínez, de Sahagún y Cea respectivamente.- Otro ilustre hermano de San Juan de Sahagún, fue Fr. Hernando del Castrillo, en cuya abadía profesó la regla benedictina, hasta llegar a ser abad de San Mancio y San Andrés de Espinareda, siendo luego preconizado Obispo de Granada por los Reyes Católicos.- Martín González del Castrillo, otro de los hermanos del Santo, fue regidor de la villa en el año 1504.- Maria González del Castrillo, hermana también del Santo, se casó con un hijodalgo de Sahagún - Hernando de la Llama -, formaron en la Villa un hogar, que fue edificación de todos,-

1475 - Octubre 05 - Isabel la Católica estaba en Safagún, jurando solemnemente guardar los privilegios y mercedes reales del abadengo.-

1479  - Junio 11 - Fallecimiento de San Juan de Sahagún. Fueron necesarios 122 años para que fuera declarado bienaventurado por la Santa Sede en el pontificado de Clemente VIII, a pesar de los prodigios que -en vida y después de su muerte- había obrado y seguía obrando para bien de sus devotos y para hacer a los hombres más cerca de Dios.

1494 - El 17 de Febrero  Los Reyes Católicos  extienden cédula real a la Cofradía de la Santísima Trinidad de la Villa de Sahagún sobre la Sinagoga que perteneció a los judíos de la dicha Villa... para que, en su  lugar, edifiquen una iglesia y casa, bajo la advocación de Santa Catalina, donde puedan acogerse los peregrinos y romeros.-
El 4 de Julio el abadengo de Sahagún queda finalmente unido a la casa-madre de Valladolid.

ANUARIO DE LA VILLA DE SAHAGÚN 002

 

1003 - El 5 de febrero, tenia lugar en Sahagún un tratado de paz, entre Abd-Allah, walí en el imperio de Toledo, y la reina doña Elvira, que regía la minoridad de su hijo Alfonso V el Noble, siendo garantía de aquella paz el matrimonio de la infanta doña Teresa con Abd-Allah, para tener a raya las ambiciones de Abd-el-Mélic, hijo de Almanzor.

1049- Un documento de este año, sitúa al Rey Fernando I De Castilla orando ante los gloriosos mártires, al tiempo que hacía justicia al Monasterio de hurtos y rapiñas perpetrados por condes y potentados en las ultimas revueltas.

1078 - El 1 de marzo el rey Alfonso VI otorga al abad don Julián que nadie  de mi imperio, ni extraña alguno,`pueda entrar en ninguna de vuestras villas para exigir a sus habitantes ni fonsado ni fonsaderaEs decir, declaraba a los moradores de los pagos del abadengo exentos del servicio militar, al que estaban obligados todos los súbditos del imperio, eximiéndoles asimismo de la fonsadera o tributo pecuniario ( Vocabulario de Tributos) que cubría tal exención en quien no quería hacer el servicio militar.
Falleció la reina Inés, oriunda de Aquitania, primera esposa de Alfonso VI con la que se había casado en 1072, siendo sepultada en San Facundo. En la actualidad sus restos se conservan en el mismo sarcófago que los de su marido en el Convento de las Benedictinas. En un lateral del arca de piedra está la inscripción: AGNES - VXOR - REGIS A.
Las crónicas nos dicen de la existencia de un gran Hospital, en el que amasara caridad el abad don Julián, con sus 60 camas y 60 raciones de comida y bebida diaria para los peregrinos y necesitados, que perduró hasta las leyes de la Desamortización de Mendizábal en 1835.

1079.- El día 10 de Mayo, Alfonso VI concede el privilegio de coto al Monasterio de Sahagún.
El rey se casa de nuevo con Constanza de Borgoña (hija del Duque Roberto el Viejo).

1080 - Don Bernardo de Cluny es elegido Abad de Sahagún y confirmado en Roma por el Sumo Pontífice Gregorio VII - antiguo compañero de clausura, cuando se llamaba Hildebrando -. La reina le nombra Primado de España y desde éste cargo y con la protección real, inicia el encumbramiento de la abadía. Este Abad, solicitó al rey  el " fuero de la villa " con el objeto de atraer pobladores, en un momento en que se estaba llevando a cabo la repoblación del Valle del Duero.
El papa, con la ayuda y la influencia de este centro cluniacense y del rey  Alfonso VI, consiguió su propósito en tierras castellanas, que era cambiar el rito mozárabe por el rito romano. También se cambió la escritura llamada visigoda por la carolina.
Cuenta la leyenda que el rey de León y de Castilla Alfonso VI hizo prueba del fuego arrojando ambos breviarios a las llamas. Salió ileso el mozárabe. El rey no se inmutó y lo volvió a arrojar al fuego, imponiendo así el rito romano. Se cree que de entonces es el dicho leonés: Allá van las leyes, do quieran los reyes.

1085 El 25 de Noviembre de éste año, una carta, de Alfonso VI extendía leyes, fueros y exenciones a cuantos quisieran venir a poblar la nueva VILLA DE SAN FACUNDO .-
El número inicial de sus habitantes no bajó de 8.000, según las crónicas.- Donde encontraron acomodo un montón de etnias y aventureros de toda Europa, " gascones, bretones, alemanes, yngleses, borgoñones, normandos, tolosanos, provinciales, lombardos...", y todos los oficios abastecedores de la ruta santiaguesa, " herreros, carpinteros, xastres, pelliteros, çazapetos, escutarios, cortidores...". Entre ellos repartieron rey y abad los solares de población, que se extendían desde el río Cea hasta la plaza de San Martín en longitud, mientras que su latitud abarcaba las dos Rondas, que eran dos calzadas perpendiculares al Cea.

Los cuarteles menos alejados de la abadía, que se dijo luego Calle de la Mercería, fueron entregados a los siervos, que al acogerse a la gracia de los fueros habían alcanzado su libertad e iban dando origen a lo que sería tumultuosa burguesía. Con ellos se codeaban los mercaderes extranjeros - con predominio del francés -, a los que se les señalaron parcelas más céntricas, cuyo recuerdo aún perdura en el decir de El Rastro, mientras a los castellanos se les designaba como lugar habitacional la Calle Mayor o Call Castellana. Transversales a estas vías estaban las calles de CarniceríasPanaderíasHerreríasCarpinterías, mientras al fondo y junto a la presa estaban la de Zapaterías. El barrio judío o Aljama (que estaba compuesto por unas 30 familias),  se localizaba al norte del muro de la Villa, junto a la puerta de Cornudillos, limitando al oeste con las Tenerías y al este con la Morería.-
Se dijo villa y no ciudad por ser de señorío no episcopal aunque solamente a 50 años de su carta poblacional tuviese ya 12.000 habitantes.- (
Moneda en tiempo de Alfonso VI )
(Algunos de los fueros más relevantes):
1.4 - Nadie en la villa tenga, horno o padilla excepto la abadía; de modo que, si algún otro fuere hallado, sea al punto destruido, debiendo pagar el infractor al abad la multa de 5 sueldos.-
1.5 - Cuando los monjes quisieran vender el vino de sus cosechas nadie ose vender el suyo.- Del mismo modo, nadie compre telas o tejidos, pescado fresco o manojos de quemar, mientras no lo hayan hecho antes los monjes; y quien tal hiciere pierda lo comprado y pague al abad 5 sueldos de multa.-
2.1 - Los habitantes de San Facundo quedan exentos de servicio militar, salvo los casos de que el Rey o alguno de sus castillos fueran sitiados del enemigo, y eso solamente cuando la contienda se está librando a tres días entre San Facundo y Valcarce.
3.1 - Cuando un habitante de San Facundo reciba en la Villa solar de vivienda, pague al abad un sueldo y 3 dineros, no como precio de la tierra, sino como reconocimiento del señorío abacial.
4.2 - Si en manos de alguien o en su casa, fuese hallado árbol de monte, sarmiento o planta, el culpable pague al abad 5 sueldos; si el árbol hubiera sido arrancado de raíz, pase el culpable a la justicia del abad, quien podrá, hacer del mismo lo que bien le plazca.- Y sospechándose de alguno tal delito sea su casa registrada por completo: De manera que todos los árboles, arbustos, viñas prados y sombríos, sean del dominio señorial del abad.-
4.10 - Quien, en riña singular, por tierra echase a otro o le hiriese, aunque solamente fuera con el puño, pagará al abad 5 sueldos; pero, si la herida fuera en la cabeza, la pena será de 15 sueldos.
La abadía de Sahagún llegó a tener tanto poder que con él llegó el abuso de los monjes sobre la población. Imponían a menudo la penitencia de no comer carne sino pescado que debían comprar en la piscifactoría de la abadía. Pero el pueblo practicó la picaresca: arrojaban los cerdos a los ríos y luego los pescaban y así comían "pescado"

1092- Falleció Constanza de Borgoña, segunda esposa, de Alfonso VI. Fue también sepultada en San Facundo. Sus restos descansan en el mismo sarcófago junto al Rey.-
En este año ya se hablaba de la existencia, de la Iglesia de San Lorenzo que junto con la de San Tirso son las dos joyas de la Escuela de Sahagún. baluarte de una arquitectura que mezclando lo románico con lo mudéjar en un tipismo construccional clásico-morisco, fue sembrando de torres típicas las soleadas tierras de Castilla y de León, hasta internarse en la imperial Toledo, para extenderse luego por Extremadura.-

1093 - Muere Alfonso, hijo del conde Pedro Ansurez sepultado en San Facundo en sarcófago de mármol blanco a dos vertientes. – Actualmente se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.-
Alfonso VI hizo trasladar a San Facundo el mercado que se venía celebrando en Grajal de Campos.-
25 de Octubre - el Monarca constituyó en San Facundo el lunes de cada semana como día de mercado.- Cambistas, comerciantes, artesanos y campesinos de Sahagún y aldeas y villas cercanas se dirigían cada lunes a las afueras de la villa. Desde la Puerta de Cornudillos, también llamada Puerta del Mercado, y siguiendo por el camino que de Sahagún llevaba a Cea, llegaban al lugar de emplazamiento del mercado, próximo al cementerio hebreo, para realizar todo tipo de transaciones.
Matrimonió el monarca  con Alberta o Bertha, noble dama de Lombardía y emparentada con la Casa de Borgoña (hija del Duque de Toscana).- 

1095 - Falleció Alberta de Lombardía, tercera esposa de Alfonso VI  siendo sepultada también en San Facundo (actualmente sus restos descansan en una sepultura de piedra, similar a la del Rey en el Convento de las Benedictinas) y a favor del alma de esta Reina, fundó Alfonso VI la ración de los trece pobres " que se de ración en este Monasterio todos los días a trece pobres por el remedio de su alma, y de su difunta muger Doña Constanza "
En este mismo año, el Rey Alfonso VI, toma por esposa a la mora Zayda, - hija de Abenabeth de Sevilla, - la que convertida al cristianismo, se bautizó con el nombre de Isabel, viniendo a ser la cuarta esposa del Soberano. (
Bautismo de la mora Zayda).

1096 - El número de vecinos que poblaban a S. Facundo, era bastante crecido, encontrándose con graves dificultades para abastecerse de pan, pues, como se vio en los Fueros, no había mas que un horno para abastecer la villa; nombraron una comisión, manifestando al abad estos inconvenientes; y este levanta el monopolio abacial del horno a los vecinos de la villa.

Conoce mejor Sahagún