1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

ANUARIO DE LA VILLA DE SAHAGÚN 002

 

1003 - El 5 de febrero, tenia lugar en Sahagún un tratado de paz, entre Abd-Allah, walí en el imperio de Toledo, y la reina doña Elvira, que regía la minoridad de su hijo Alfonso V el Noble, siendo garantía de aquella paz el matrimonio de la infanta doña Teresa con Abd-Allah, para tener a raya las ambiciones de Abd-el-Mélic, hijo de Almanzor.

1049- Un documento de este año, sitúa al Rey Fernando I De Castilla orando ante los gloriosos mártires, al tiempo que hacía justicia al Monasterio de hurtos y rapiñas perpetrados por condes y potentados en las ultimas revueltas.

1078 - El 1 de marzo el rey Alfonso VI otorga al abad don Julián que nadie  de mi imperio, ni extraña alguno,`pueda entrar en ninguna de vuestras villas para exigir a sus habitantes ni fonsado ni fonsaderaEs decir, declaraba a los moradores de los pagos del abadengo exentos del servicio militar, al que estaban obligados todos los súbditos del imperio, eximiéndoles asimismo de la fonsadera o tributo pecuniario ( Vocabulario de Tributos) que cubría tal exención en quien no quería hacer el servicio militar.
Falleció la reina Inés, oriunda de Aquitania, primera esposa de Alfonso VI con la que se había casado en 1072, siendo sepultada en San Facundo. En la actualidad sus restos se conservan en el mismo sarcófago que los de su marido en el Convento de las Benedictinas. En un lateral del arca de piedra está la inscripción: AGNES - VXOR - REGIS A.
Las crónicas nos dicen de la existencia de un gran Hospital, en el que amasara caridad el abad don Julián, con sus 60 camas y 60 raciones de comida y bebida diaria para los peregrinos y necesitados, que perduró hasta las leyes de la Desamortización de Mendizábal en 1835.

1079.- El día 10 de Mayo, Alfonso VI concede el privilegio de coto al Monasterio de Sahagún.
El rey se casa de nuevo con Constanza de Borgoña (hija del Duque Roberto el Viejo).

1080 - Don Bernardo de Cluny es elegido Abad de Sahagún y confirmado en Roma por el Sumo Pontífice Gregorio VII - antiguo compañero de clausura, cuando se llamaba Hildebrando -. La reina le nombra Primado de España y desde éste cargo y con la protección real, inicia el encumbramiento de la abadía. Este Abad, solicitó al rey  el " fuero de la villa " con el objeto de atraer pobladores, en un momento en que se estaba llevando a cabo la repoblación del Valle del Duero.
El papa, con la ayuda y la influencia de este centro cluniacense y del rey  Alfonso VI, consiguió su propósito en tierras castellanas, que era cambiar el rito mozárabe por el rito romano. También se cambió la escritura llamada visigoda por la carolina.
Cuenta la leyenda que el rey de León y de Castilla Alfonso VI hizo prueba del fuego arrojando ambos breviarios a las llamas. Salió ileso el mozárabe. El rey no se inmutó y lo volvió a arrojar al fuego, imponiendo así el rito romano. Se cree que de entonces es el dicho leonés: Allá van las leyes, do quieran los reyes.

1085 El 25 de Noviembre de éste año, una carta, de Alfonso VI extendía leyes, fueros y exenciones a cuantos quisieran venir a poblar la nueva VILLA DE SAN FACUNDO .-
El número inicial de sus habitantes no bajó de 8.000, según las crónicas.- Donde encontraron acomodo un montón de etnias y aventureros de toda Europa, " gascones, bretones, alemanes, yngleses, borgoñones, normandos, tolosanos, provinciales, lombardos...", y todos los oficios abastecedores de la ruta santiaguesa, " herreros, carpinteros, xastres, pelliteros, çazapetos, escutarios, cortidores...". Entre ellos repartieron rey y abad los solares de población, que se extendían desde el río Cea hasta la plaza de San Martín en longitud, mientras que su latitud abarcaba las dos Rondas, que eran dos calzadas perpendiculares al Cea.

Los cuarteles menos alejados de la abadía, que se dijo luego Calle de la Mercería, fueron entregados a los siervos, que al acogerse a la gracia de los fueros habían alcanzado su libertad e iban dando origen a lo que sería tumultuosa burguesía. Con ellos se codeaban los mercaderes extranjeros - con predominio del francés -, a los que se les señalaron parcelas más céntricas, cuyo recuerdo aún perdura en el decir de El Rastro, mientras a los castellanos se les designaba como lugar habitacional la Calle Mayor o Call Castellana. Transversales a estas vías estaban las calles de CarniceríasPanaderíasHerreríasCarpinterías, mientras al fondo y junto a la presa estaban la de Zapaterías. El barrio judío o Aljama (que estaba compuesto por unas 30 familias),  se localizaba al norte del muro de la Villa, junto a la puerta de Cornudillos, limitando al oeste con las Tenerías y al este con la Morería.-
Se dijo villa y no ciudad por ser de señorío no episcopal aunque solamente a 50 años de su carta poblacional tuviese ya 12.000 habitantes.- (
Moneda en tiempo de Alfonso VI )
(Algunos de los fueros más relevantes):
1.4 - Nadie en la villa tenga, horno o padilla excepto la abadía; de modo que, si algún otro fuere hallado, sea al punto destruido, debiendo pagar el infractor al abad la multa de 5 sueldos.-
1.5 - Cuando los monjes quisieran vender el vino de sus cosechas nadie ose vender el suyo.- Del mismo modo, nadie compre telas o tejidos, pescado fresco o manojos de quemar, mientras no lo hayan hecho antes los monjes; y quien tal hiciere pierda lo comprado y pague al abad 5 sueldos de multa.-
2.1 - Los habitantes de San Facundo quedan exentos de servicio militar, salvo los casos de que el Rey o alguno de sus castillos fueran sitiados del enemigo, y eso solamente cuando la contienda se está librando a tres días entre San Facundo y Valcarce.
3.1 - Cuando un habitante de San Facundo reciba en la Villa solar de vivienda, pague al abad un sueldo y 3 dineros, no como precio de la tierra, sino como reconocimiento del señorío abacial.
4.2 - Si en manos de alguien o en su casa, fuese hallado árbol de monte, sarmiento o planta, el culpable pague al abad 5 sueldos; si el árbol hubiera sido arrancado de raíz, pase el culpable a la justicia del abad, quien podrá, hacer del mismo lo que bien le plazca.- Y sospechándose de alguno tal delito sea su casa registrada por completo: De manera que todos los árboles, arbustos, viñas prados y sombríos, sean del dominio señorial del abad.-
4.10 - Quien, en riña singular, por tierra echase a otro o le hiriese, aunque solamente fuera con el puño, pagará al abad 5 sueldos; pero, si la herida fuera en la cabeza, la pena será de 15 sueldos.
La abadía de Sahagún llegó a tener tanto poder que con él llegó el abuso de los monjes sobre la población. Imponían a menudo la penitencia de no comer carne sino pescado que debían comprar en la piscifactoría de la abadía. Pero el pueblo practicó la picaresca: arrojaban los cerdos a los ríos y luego los pescaban y así comían "pescado"

1092- Falleció Constanza de Borgoña, segunda esposa, de Alfonso VI. Fue también sepultada en San Facundo. Sus restos descansan en el mismo sarcófago junto al Rey.-
En este año ya se hablaba de la existencia, de la Iglesia de San Lorenzo que junto con la de San Tirso son las dos joyas de la Escuela de Sahagún. baluarte de una arquitectura que mezclando lo románico con lo mudéjar en un tipismo construccional clásico-morisco, fue sembrando de torres típicas las soleadas tierras de Castilla y de León, hasta internarse en la imperial Toledo, para extenderse luego por Extremadura.-

1093 - Muere Alfonso, hijo del conde Pedro Ansurez sepultado en San Facundo en sarcófago de mármol blanco a dos vertientes. – Actualmente se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.-
Alfonso VI hizo trasladar a San Facundo el mercado que se venía celebrando en Grajal de Campos.-
25 de Octubre - el Monarca constituyó en San Facundo el lunes de cada semana como día de mercado.- Cambistas, comerciantes, artesanos y campesinos de Sahagún y aldeas y villas cercanas se dirigían cada lunes a las afueras de la villa. Desde la Puerta de Cornudillos, también llamada Puerta del Mercado, y siguiendo por el camino que de Sahagún llevaba a Cea, llegaban al lugar de emplazamiento del mercado, próximo al cementerio hebreo, para realizar todo tipo de transaciones.
Matrimonió el monarca  con Alberta o Bertha, noble dama de Lombardía y emparentada con la Casa de Borgoña (hija del Duque de Toscana).- 

1095 - Falleció Alberta de Lombardía, tercera esposa de Alfonso VI  siendo sepultada también en San Facundo (actualmente sus restos descansan en una sepultura de piedra, similar a la del Rey en el Convento de las Benedictinas) y a favor del alma de esta Reina, fundó Alfonso VI la ración de los trece pobres " que se de ración en este Monasterio todos los días a trece pobres por el remedio de su alma, y de su difunta muger Doña Constanza "
En este mismo año, el Rey Alfonso VI, toma por esposa a la mora Zayda, - hija de Abenabeth de Sevilla, - la que convertida al cristianismo, se bautizó con el nombre de Isabel, viniendo a ser la cuarta esposa del Soberano. (
Bautismo de la mora Zayda).

1096 - El número de vecinos que poblaban a S. Facundo, era bastante crecido, encontrándose con graves dificultades para abastecerse de pan, pues, como se vio en los Fueros, no había mas que un horno para abastecer la villa; nombraron una comisión, manifestando al abad estos inconvenientes; y este levanta el monopolio abacial del horno a los vecinos de la villa.

Share

Conoce mejor Sahagún